fbpx Golpe de Estado en Bolivia: la OEA reconoció que no tiene una auditoría definitiva sobre las elecciones | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Patria Grande //// 27.11.2019
Golpe de Estado en Bolivia: la OEA reconoció que no tiene una auditoría definitiva sobre las elecciones

Uno de los argumentos de los golpistas fue que Evo Morales había ganado con fraude, porque así lo había asegurado la OEA. Ahora se confirma que mintieron. 

La Organización de los Estados Americanos (OEA) aún no dispone de la auditoría definitiva sobre las elecciones presidenciales de Bolivia celebradas el pasado 20 de octubre. Así lo admite en una carta enviada al Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (CELAG), remitida tras la petición de recabar información sobre dicha auditoría. Vale recordar que la OEA habló de "fraude" durante los comicios, que fue uno de los argumentos utilizados por los golpistas. 
 
En la misiva, con fecha de 25 de noviembre, la OEA señala que “una vez finalizado el informe definitivo” será “de consulta pública”, sin anunciar cuándo concluirá dicho trabajo. La carta está firmada por Gerardo de Icaza, director del Departamento para la Cooperación y Observación Electoral de la OEA. Este comunicado de prensa adjunta el citado escrito.

 

Tras más de un mes de la celebración de unas elecciones que la OEA calificó como fraudulentas, por el momento el único documento que ha presentado la organización panamericana es un informe preliminar. Este informe, que admite que sus hallazgos son “preliminares”, fue la base para establecer el supuesto fraude. El propio documento reconocía que el equipo de auditoría “continúa en este momento recibiendo y procesando gran cantidad de información”, evidenciando así su carácter transitorio.
 
Por su parte, la CELAG detectó graves inconsistencias en el informe preliminar de la OEA. Ante estas irregularidades, el Centro solicitó hasta por dos veces información a la OEA sobre la metodología seguida, así como la entrega de la auditoría definitiva o bien la fecha de su publicación. Hasta el momento, ninguna de las peticiones ha sido satisfecha.