Patria Grande //// 19.05.2017
Ex presidente de la Corte Suprema de Brasil pidió la renuncia de Temer

El ex magistrado llamó a la población a salir a la calle. Es la segunda personalidad con más aprobación del país, detrás de Sérgio Moro y delante de Lula. ¿Se lanzó a la campaña?

Por Santiago Gómez
Desde Florianópolis - Brasil

Joaquim Barbosa llamó desde una red social a la población a salir a la calle para exigir la renuncia inmediata de Michel Temer. El primer negro en llegar al Supremo Tribunal Federal por decisión del ex Presidente Luiz Inácio Lula da Silva, Barbosa fue el relator de la operación Mensalão, por la cual fue detenido José Dirceu sin pruebas pero con la convicción de que "no podía no saber lo que pasaba". Desde que salió del máximo tribunal que el nombre de Barbosa aparece en las encuestas. En la última de Ipsos está colocado en segundo lugar de aprobación con 58%, detrás del 63% del juez Sérgio Moro y delante de Lula que tiene 38%.

Hay que seguir atentamente cuáles van a ser los próximos pasos de Joaquim Barbosa. Este hombre encarna mejor que nadie el ideal de la meritocracia: es negro y llegó a la universidad cuando no había política de cupos de parte del Estado, es "un negro que habla alemán", Barbosa sirve de ejemplo para quienes cantan loas y venden que sólo se trata de una cuestión individual el progreso, todo se resume a la fuerza de voluntad. La candidatura de Barbosa en una elección contra Lula representarían, en términos de imágenes, dos imágenes que representan a los sectores pobres, populares: un pobre nordestino y un negro.

Desde que salió del Supremo Tribunal que Barbosa se prestó a construir opinión pública tanto desde O Globo como desde Folha de São Paulo. Cuando fue el impeachment contra Dilma Rousseff Barbosa denunció la operación, pero también señaló que DIlma ya no tenía condiciones para seguir gobernando. Una vez que asumió Temer, se ocupó de señalar que el hombre no se ganaría el respeto de la población por una decisión judicial.

Barbosa dijo en entrevistas que la salida de Dilma fue orquestada, que los medios de comunicación quieren ver preso a Lula antes del juicio. Señaló que solamente algo incontrastable podría justificar su detención. Hasta ahora no hay una sola prueba contra el ex presidente y deberemos esperar para saber si el ex presidente del Supremo Tribunal Federal se lanzó a la campaña que comienza con la salida de Temer.