fbpx "Estados Unidos siempre buscó separar a Brasil de la Argentina" | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Patria Grande //// 18.08.2019
"Estados Unidos siempre buscó separar a Brasil de la Argentina"

ENTREVISTA EXCLUSIVA con Celso Amorim, excanciller de Lula. Opinó sobre las declaraciones de Bolsonaro y su ministro de economía, exfuncionario de Pinochet. "Vamos a tratar a Alberto Fernández como el próximo presidente argentino", destacó. 

Por Santiago Gómez
Desde San Pablo
Foto: Ricardo Stucker

El gobierno brasilero decidió entrometerse en la política interna argentina. El presidente Jair Bolsonaro afirmó que el triunfo de la fórmula Alberto Fernández - Cristina Fernández de Kirchner representaba el riesgo de que la Argentina se convierta en una nueva Venezuela. El ministro de economía brasilero, Paulo Guedes, quien fuera funcionario del gobierno de Pinochet, declaró a la prensa que Brasil no necesita de la Argentina para crecer y que en caso de que el próximo gobierno cierre la economía con medidas proteccionistas, Brasil saldría del Mercosur. AGENCIA PACO URONDO entrevistó al excanciller del gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva, Celso Amorim, para conversar sobre las declaraciones de los actuales funcionarios y lo que representa el triunfo de Alberto Fernández en las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias para la región.

AGENCIA PACO URONDO: El ministro Paulo Guedes afirmó que Brasil no necesita de la Argentina para crecer. ¿Esto es real?

CELSO AMORIM: Claro que necesitamos de la Argentina, no sólo para crecer, sino para tener paz en la región, para tener solidaridad en la región. Tuvimos momentos en los que la Argentina creció, Brasil creció, pero hoy nuestras economías ya están muy conectadas, existe una importancia muy grande, Argentina es el mayor mercado para productos manufacturados brasileros. Es el tercer mercado en el conjunto general, debajo de China y Estados Unidos, encima de cualquier país europeo, o cualquier otro país. Es el principal importador de productos manufacturados, sólo con eso usted ve que lo que él está diciendo es una bobada, en mi opinión, desconocimiento.

Además de eso revela una total falta de percepción sobre el proceso de integración Brasil-Argentina que es garantizar la paz y la democracia en nuestra región. La integración entre Brasil y Argentina comienza con los gobiernos de Sarney y Alfonsín, y con el acuerdo en el área nuclear, entre otras cosas. La integración económica es apenas un aspecto de esa aproximación que es vital para que nuestros países puedan tener tranquilidad, paz, los pueblos prosperar. Ahora, probablemente esa es la agenda de los Estados Unidos. Estados Unidos siempre buscó separar Brasil de Argentina. Puede no haber sido la agenda de Obama, hasta de Bush, personalmente, porque nosotros estuvimos con él varias veces, pero es una agenda, tal vez, de lo que se acostumbra llamar 'Estado profundo'. Mucha gente en Estados Unidos buscó separarnos.

Eso, además, desde el inicio del gobierno Sarney. Me acuerdo cuando teníamos aproximaciones en el área de tecnología y otras, el embajador estadounidense venía a decir “pero ustedes no quieren incluir otros países”. El objetivo no era incluir otros países, era separar Brasil de Argentina.

APU: Una cosa que llamó la atención fue la intromisión del gobierno brasilero en el proceso electoral argentino, con el presidente Bolsonaro diciendo que si gana Fernández Argentina se transformará en una Venezuela. ¿Usted cree que por detrás de eso también están los Estados Unidos?

CA: Eso no sé. Bolsonaro retrocedió, dijo que va a dialogar de cualquier manera. La manera como Bolsonaro habló es el estilo de él. Pero como política general de separar Brasil de Argentina sí es una agenda de esos extremistas de derecha que están en el gobierno de Trump, tipo John Bolton (asesor de Seguridad Nacional), Mike Pompeo (Secretario de Estado), sin hablar de Steve Bannon, que no está en el gobierno, pero que continúa actuando en esas alianzas de extrema derecha que están siendo hechas.

APU: Guedes dijo que si con la vuelta de Cristina al gobierno Argentina cierra su economía, Brasil saldrá del Mercosur. ¿No es muy liviano hacer una afirmación de ese tipo?

CA: Él no tiene una visión política, Guedes trabajó, fue asesor, en el gobierno de Pinochet. Entonces para él el hecho de ser dictadura, democracia, es indiferente. Creo que desde el punto de vista económico es una animalada. No sé qué futuro tendrá el acuerdo Mercosur – Unión Europea, ni estoy defendiendo el acuerdo, necesariamente de la manera en que fue hecho, pero los funcionarios del ministro Guedes fueron muy elogiosos y defendieron mucho la negociación de ese acuerdo preliminar. El Mercosur sólo atrajo esa atención porque era el Mercosur, si fuese Brasil individualmente las condiciones serían mucho más difíciles, porque hay una atracción por el hecho de tratar con la región como un todo.

Creo que es una bobada económica, es una ignorancia hasta de las estadísticas comerciales de Brasil con Argentina y sobretodo es una gran liviandad e insensibilidad política para la importancia de la integración Brasil – Argentina que es el eje básico de la integración de América del Sur. El ministro Guedes no está interesado en esto, él solo está interesado en privatizar, en acabar con todo lo que es economía auténticamente nacional.

APU: ¿Cuál es la interpretación que usted hace del triunfo de Alberto Fernández en las PASO?

CA: Creo que para nosotros es una esperanza de que haya una reversión de esa ola de extrema derecha que tiene la región. Creo que es una bobada la comparación entre el gobierno que puede hacer Alberto Fernández y Venezuela, son situaciones totalmente diferentes, las presiones, los intentos de golpe, los golpes efectivos que fueron dados en Venezuela, que le acabaron creando una situación mucho más compleja, que no es el caso de Argentina.

Los niveles de desarrollo son otros, Argentina es una economía compleja, una sociedad civil muy participativa, que es muy diferente de lo que era la oligarquía venezolana. No estoy diciendo que no haya elemento reaccionarios también en Argentina, los hay como en todas partes, pero no es un país dominado por una pequeña oligarquía dependiente del petróleo, como era el caso de Venezuela. Entonces, no hay comparación posible.

Además de eso, Alberto Fernández es un hombre moderado, un hombre de diálogo, es un hombre volcado para la justicia social. Tuve la oportunidad de estar con él en innumerables ocasiones, cuando él era ministro, pero también recientemente, visitamos juntos al Papa. Todos nosotros estamos en el mismo barco, América del Sur está toda en el mismo barco, sobretodo nosotros, los países del Mercosur, y tenemos que lidiar y tratar con cariño la democracia de los otros países porque eso también se revierte para nosotros.

Además, sabemos que históricamente el primer país a recuperar la democracia en América del Sur fue Argentina, entonces vemos con mucha satisfacción este triunfo, que ya está prácticamente garantizado. No sé si los mercados financieros  van a intentar alguna cosa conspiratoriamente, pero creo que eso no tendrá éxito. Vamos a tratar a Alberto Fernández como el próximo presidente de Argentina. Tener como compañera a Cristina es muy bueno. Todo lo que pude ver o escuchar de él, no sólo cuando era ministro, sino también en las conversaciones con el Papa, denotan una gran conciencia política, social y también una percepción de la importancia de la integración sudamericana.