Patria Grande //// 08.05.2017
Brasil: juez del Lava Jato insinúa represión en marcha a favor de Lula

El día 10 fue citado Luiz Inácio Lula a declarar en la operación Lava Jato, por lo que se organizó una manifestación hasta Curitiba en su apoyo. La fecha original era el 3 pero la Policía Federal solicitó tiempo para organizar el dispositivo de seguridad. 

Por Santiago Gómez
Desde Florianópolis - Brasil

El ex Presidente Luiz Inácio Lula da Silva fue citado a declarar el próximo 10 de mayo en el marco de la operación Lava Jato. La fecha incial era el día 3, pero la Policía Federal le pidió al juez Sérgio Moro que postergara la fecha porque necesitaba más tiempo para planificar el dispositivo de seguridad para recibir a la decena de miles de manifestantes que se acercaran desde distintos puntos del país a apoyar al ex presidente. El sábado 6 de mayo el juez difundió un video en las redes sociales en el que pide a quienes lo apoyan que no vayan “para no salir lastimados”. La defensa de Lula denunció que una semana antes de la declaración recién le entregaron los documentos que pidieron hace el año pasado.

El juez Sérgio Moro es muy afín a los medios de comunicación, razón por la cual el ex Presidente repitió en diversas oportunidades que si está tan pendiente de la opinión pública lo que debía hacer es dedicarse a la política y salir de la justicia. En la foto que ilustra esta nota se lo puede ver cuchicheando con Aécio Neves en un evento organizado en San Pablo por la revista Istoé. Cabe destacar que, conforme una encuesta de la consultora Ipsos, Moro se encuentra en primer lugar entre las personalidades políticas con más aprobación, por lo que no debe descartarse que vaya a dar el salto, siendo que a la derecha brasilera le faltan candidatos. En segundo lugar lo sigue el ex juez de Supremo Tribunal de Justicia, Joaquim Barbosa y en tercer lugar estaría Lula.

En el video que solicitó que le filmen se puede escuchar a Moro decir: “El próximo 10 será el interrogatorio a Luiz Inácio Lula da Silva, una oportunidad  que va a tener para defenderse, un acto normal del proceso. Nada diferente o anormal va a suceder ese día. Escuché que muchos que apoyan la operación Lava Jato pretende venir a Curitiba para manifestar ese apoyo o personas de Curitiba, por lo que les digo lo siguiente: el apoyo es importante, pero en esa fecha no es necesario. Todo lo que se quiere evitar es problemas y conflictos y por sobretodo no quiero que nadie salga lastimado. Por eso mi sugestión es que no vengan, no es necesario, dejen a la justicia hacer su trabajo. Todo va a suceder con normalidad.”

Existe temor a que Lula sea detenido. Después de organizada la manifestación para el día 3 de mayo, Moro intentó obligar a Lula a que tuviera que presentarse 87 veces en su juzgado para presenciar las declaraciones de los testigos, lo que fue observado por su defensa y rechazado por el Supremo Tribunal de Justicia. En el día de hoy los abogados de Lula denunciaron que documentos de Petrobras que solicitaron en octubre del 2016, recién le fueron entregados los días 28 de abril y 2 de mayo pasados. Los abogados del ex Presidente, Cristiano Zanin Martins y Roberto Teixeira, denunciaron que los documentos fueron incorporados al proceso por medio digital, que fueron llevados 5,42 gigabytes de información sin índice y desorganizados, que son cerca de 5.000 documentos y estimadas cerca de 100.000 páginas.

“Es materialmente imposible a la defensa analizar toda esa documentación hasta el día 10, cuando será el interrogatorio del ex Presidente y será abierto el plazo para el requerimiento de nuevas pruebas. Ni siquiera la impresión fue finalizada, a razón de la contratación de una gráfica para esa finalidad. Pero el juez Moro negó plazo adicional requerido por nosotros y también la entrega de la documentación restante no presentada, contrariando una decisión suya anterior y el compromiso asumido por Petrobras de disponibilizar todo lo que fue solicitado”, expresaron los abogados en una nota difundida por el portal Lula.com.br.

Debido a que las decisiones de Moro atentan contra el derecho a la defensa del ex presidente, sus abogados presentaron un habeas corpus solicitando la suspensión del proceso y que sea concedido un plazo razonable para analizar los documentos.