fbpx Rousseff velará por erradicar la pobreza y mejorar salud y educación
Rousseff velará por erradicar la pobreza y mejorar salud y educación

Brasilia, Brasil (Agencia Paco Urondo, publicado en Telesur) La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, destacó este sábado que su Gobierno se centrará en el trabajo por la erradicación de la pobreza y el mejoramiento de la calidad en la salud y la educación. Durante el discurso que pronunció luego de ser investida en el Congreso brasileño, Rousseff además sostuvo que, durante su gestión al frente de la nación suramericana, continuará el proceso transformador que inició el presidente saliente, Luiz Inácio Lula da Silva.

"Es tarea indispensable una acción renovadora y efectiva en las áreas de salud, educación y seguridad con respeto a las leyes. La lucha más obstinada de mi Gobierno será la erradicación de la pobreza extrema y la creación de oportunidades para todos", dijo la nueva presidenta brasileña. Se comprometió a luchar por "la calidad de la educación, la salud y la seguridad", para lograr la inclusión necesaria y ofrecer las condiciones que permitan la formación de profesionales en distintas áreas.
Para lograr ese compromiso, Rousseff pidió el apoyo de toda la sociedad, así como de las institiciones públicas, privadas y de los medios de comunicación. "Por la decisión soberana del pueblo hoy será la primera vez que la banda Presidencial se pone sobre el hombro de una mujer. Siento un inmenso honor por esa decisión del pueblo brasileño", dijo Rousseff al inicio de su discurso. Manifestó entender la importancia del significado histórico de ser la nueva jefa de Estado y de la responsabilidad que asume desde este 1 de enero, al tiempo que desempeñará su trabajo con el ejemplo de la fuerza de la mujer brasileña.
"Sé que mi mandato debe incluir la traducción más generosa de esa osadía del voto popular, que después de llevar a la Presidencia a un hombre trabajador, decida a una mujer para dirigir los destinos del país", enfatizó la jefa de Estado brasileña. "Vamos a vencer la desigualdad", subrayó y aseguró que actuará de forma decidida en la defensa de políticas saludables y equilibradas". Por otro lado, Rousseff se refirió a otros temas de interés nacional en su discurso ante el Congreso, donde destacó el trabajo constante para mejorar áreas como el gasto público y los servicios.
Sostuvo que urge realizar una reforma en la Legislación para promover los cambios necesarios y avanzar hacia una democracia complementaria. "Para enfrentar estos retos debemos mantener los fundamentos que nos permitieron llegar aquí, nuevas herramientas. Es tarea urgente una reforma con cambios en la Legislación para hacer avanzar nuestra joven democracia, fortaleciendo el sentido programático de los partidos y perfeccionar las instituciones, valores y transparencia", indicó. Con la consigna de "gobernar para todos", la presidenta brasileña insistió en que su Gobierno dará continuidad al proceso de avance y progreso social impulsado por Lula da Silva.
"Vengo para dar continuidad al mayor proceso de afirmación que este país haya vivido en los tiempos diferentes, para consolidar la obra transformadora del presidente Luiz Inácio Lula da Silva, con quien tuve el privilegio de servir al país a su lado en estos últimos años", afirmó. Saludó cada uno de los avances logrados por Brasil bajo la administración de Lula, los cuales reconoció que ayudaron a dar grandes contribuciones a las conquistas de la actualidad. Sentenció que no descansará durante su mandato para lograr hacer de Brasil una de las naciones más desarrolladas y menos desiguales del mundo, con clases medias sólidas y emprendedoras "plenas de compromiso social, libertad política y creatividad". (Agencia Paco Urondo)