fbpx "Las 4 patas para poner de pie a la Argentina en el 2019" | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Opinión //// 28.04.2017
"Las 4 patas para poner de pie a la Argentina en el 2019"

Matias Perrrone, uno de los autores de las Cátedras Bárbaras, propone una línea de análisis para pensar el país. "Para salir del laberinto del capitalismo que nos deprime, hay que volver a la línea de Liberación Nacional: San Martin, Rosas, Yrigoyen, Perón y la Tendencia Revolucionaria del ’70", afirma.

Por Matias Perrone 

"El vacío ideológico-doctrinario de esta etapa de la Patria y el Pueblo argentinos es tercerizado a favor de dos escuelas extranjeras: chicago boys yankees de Milton Friedman (Menem y Macri) y contracíclicos british de Maynard Keynes (Alfonsín y los Kirchner). La gran faltante es la escuela argentina, la de San Martín, Rosas, Yrigoyen, Perón y la Tendencia Revolucionaria del ’70."

Para salir del laberinto del capitalismo que nos deprime, hay que volver a la línea de Liberación Nacional: San Martin, Rosas, Yrigoyen, Perón y la Tendencia Revolucionaria del ’70. Y hacer la actualización doctrinaria de nuestra línea nacional, sobre 4 ejes: Estado Empresario (Históricamente la forma argentina de la propiedad social de los medios de producción), Democracia Participativa, Economía de Equivalencias y el Socialismo del Siglo XXI.

El Estado Empresario de YPF, SOMISA, Astillero Río Santiago, ELMA, Gas del Estado, CNEA y las más de 400 empresas estatales que supo tener la Patria, es el único capaz de lograr el Pleno Empleo. El capital privado gobierna la Argentina hace más de 40 años y no resolvió, ni resolverá, la desocupación. Necesita del 7% del ejército de desocupados, el 12% de planes sociales y el 35% de trabajo en negro para deprimir el salario del 46% de argentinos que trabajan en blanco. Somos una sola clase (los que trabajan) y el pleno empleo nos unifica y nos libera.

Las burguesías “nacionales”, jugaron para el golpe del 30 con Yrigoyen, en el 55 para la fusiladora, en el 75 con el rodrigazo, en el 76 para dictadura militar. Y con menem en la decada del 90. Esa mierda son. Jamas van a conducir un proceso de industrialización liberador.

En cambio el EE, puede alinear a todas las pymes de menor escala con el interes nacional y popular, y conducirlas detras de un proyecto de liberación. Porque sin el liderazgo del Estado Argentino, la pyme replica el modelo en que la obliga a trabajar la multinacional. Porque la pyme lo que hace es ser abastecedora de empresas de mayor escala, puede ser tanto privada como estatal. Un ejemplo muy claro es el caso automotriz. Ford, G.M., Toyota, Citroen…. Importan el 70% de los componentes de un auto, y solo el 30% se fabrica aca. Y las pymes argentinas del rubro, están enlatadas en ese 30% de la fabricación automotriz, rehénes de la decisión política de las multinacionales, de importar todo el resto.

Porque no tienen factor de escala ni para negociar nada de la producción que entregan, ni para fabricar ellas mismas los autos. Para eso se necesita el factor de escala, que lo tienen las multinacionales, o que lo puede tener una empresa estatal automotriz, como fue en su momento IAME, (industrias aeronáuticas y mecánicas del estado) que fabricaba el justicialista sport, y el famoso utilitario que todavía camina en muchas rutas del país, el rastrojero.

La Economía de Equivalencias.

Hace 150 años que las izquierdas dejaron caer la teoría del valor de carlos marx, y nunca más la levantaron. El capitalismo puso a la “gauche caviar” a custodiar la Teoría del Valor para alejarla de las masas. Hay una izquierda caviar, que está absolutamente lejos de las masas, de la negrada, y que es la custodia del pensamiento de este compañero, judío, alemán, socialista, que podemos discrepar en algunas de sus concepciones, pero que nadie puede negar, por ejemplo, la potencia que tiene la teoría del valor. Que es la única teoría que existe realmente en la economía. Lo demás es todo trucho, son todos relatos seudo científicos, armados para cagarnos. Porque una balanza comercial que está equilibrada en divisas, no necesariamente está equilibrada en horas de trabajo humano. Me refiero a las horas de trabajo que un país produce y exporta, en comparación con las horas de trabajo que importa, en forma de bienes y servicios. Porque no es lo mismo vender un tonelada de soja que vender una tonelada de porche, alemán. ¿Cuantas horas de trabajo tiene la Tn de soja y cuantas horas de trabajo tiene la Tn de porche? Todo estos relatos truchos de la economía, ocultan todo esto. Como decía Scalabrini: “ustéd pregunte hasta que entienda. Si no se entiende, es porque están tratando de cagarlo…” Inventan cada sanata para explicar, por ejemplo, la fatalidad de la inflación, cuando en realidad no es más que el poder que tiene el capital, por ser dueño de los medios de producción, para aumentar cada vez más sus márgenes de ganancias, pero obvio, no lo quieren explicar así porque se arma quilombo, y te hablan de la base monetaria, de las tasas de intereses y la cualquier otra saraza.

Entonces, los dólares, las famosas divisas que tanto se predica sobre su necesidad para el país.. no se necesitan! Son otra herramienta más de dominación. Algo de esto ya hicieron en su momento Chavez y Nestor Kirchner cuando, para las transacciones bilaterales, argentina compraba petróleo venezolano y lo pagaba con alimentos argentinos, y eran meros asientos contables en la balanza comercial de cada país. Para todo ese comercio no se utilizaba una sola divisa, ¡¡porque no son el valor, justamente!!

Entonces, La Economía de Equivalencias es la puesta en práctica de la Teoría del Valor de Carlos Marx. Es la herramienta que le prende la luz a la joda de los ricos. Mide el valor en “hora de trabajo humano” y no en monedas, que son apenas una representación del valor, pero no el valor en sí mismo. La Economía de Equivalencias reconoce el desempleo e impone los propios aranceles de protección para la industria nacional y el mercado interno argentino, directamente proporcional a la “masa desocupada equivalente”. Esto es lo que hablábamos en la columna del jueves pasado. Es bíblica: “hasta el buey que trilla es digno de su salario” La Econo. Equi. organiza la vida en función del trabajo, no como la economía capitalista, que nos organiza la vida en función del lucro. Son economías antagónicas. Es una herramienta eminentemente de los pobres, que le sirve y la necesitamos la enorme masa de la población, porque rompe con el secreto bancario, con eso de “vivir de rentas”, con la plusvalía y otros mecanismos de acumulación de riqueza, porque fundamentalmente eso es el capitalismo, mecanismos de acumulación de riquezas, legislados y naturalizados. No es -fundamentalmente- un sistema de producción, sino de acumulación y concentración del a riqueza. La Unión Soviética llegó al espacio, ANTES, que los norteamericanos, habiendo empezado desde mucho más atrás su proceso de industrialización, y en solamente 20 años. Y la URSS desarrolló, la energía nuclear, desarrolló la industria pesada, la industria armamentística, a un nivel de excelencia sin nada que envidiarle ni a la capitalista Europa, ni al capitalista EEUU. Y lo hizo por la decisión política de centralizar desde las grandes empresas del estado todos los procesos económicos del país, y no por volverse capitalistas. Entonces no es como dijo Marx, de que primero había que pasar por la fase del capitalismo, para recien despues pasar al Socialismo. Eso no se cumplió en ningún lado, de que se va del feudalismo al capitalismo y de ahí al socialismo. Entonces eso no anda, es trucho. Pero lo que recontra anda, y le va a romper todo a la clase dominante cuando la negrada se adueñe de esta forma de pensar y de entender las cosas, es la teoría del valor, y su puesta en práctica, que es la economía de equivalencias, en donde la unidad que se toma para las transacciones no son las divisas, sino la universal, hora de trabajo humano.

La democracia participativa, su origen es profundamente suramericano. Desde el principio se dijo:”Naides es más que naides”. El Argentino (de la Banda Oriental) José Gervasio Artigas, fundó las bases democráticas de la Patria Grande. Artigas, conduciendo desde el ejemplo y evaluando por resultado, que es como hay que evaluar. Ranchaba con sus soldados y sus gauchos, en las carpas y en el fogón, al igual que sus subordinados. Había una concepción profunda de lo que la democracia tenía que ser, en Artigas. Y decía: “Mi poder emana de vosotros, y cesa ante vuestra presencia soberana”. Hay que instrumentarlo. Valiéndose de las Asambleas Populares, los Plebiscitos Vinculantes, los Informes Públicos de Gestión, la revocatoria de mandato… la Democracia Participativa destruye la traición sistemática de los representantes sobre sus representados. “Lo que se dice con el pico, se banca con el cuero”.

Socialismo del siglo 21. 

No hablamos, directamente, de anular la propiedad privada. Estamos hablando de que, todo lo que esté por encima de 2000 trabajadores, con una facturación anual de más de 135 mil millones de dólares al año, tiene que ser Estatal. Porque por encima de ese tamaño empieza a tener escala para disputar, conspirar, aliarse con otras empresas de similar escala e ir en contra de las empresas del Estado, de ir en contra de la propiedad social de los medios de producción.Amilanados por la propaganda imperial, no son pocos los que andan diciendo que el socialismo del siglo XXI está quemado. Es como decir que San Martín, Rosas, Yrigoyen, Perón pasaron de moda, junto con Evita y el Che. O que Fidel, Chávez, Evo, Correa, Lula, Néstor y Cristina y algún otro no tienen buena prensa. Bueno, es lo que hay… vio. O vallase a forrear con Duran Barba, acá no lo queremos. El truco común contra el socialismo es exigirle que sea perfecto, mientras se toleran los defectos del capitalismo. El nuestro unifica la Patria Grande como bloque y se vale de su economía de escalas para enfrentar a las corporaciones multinacionales. La integración en una Corporación Estatal de la Patria Grande de PDVSA+YPF+ANCAP+PETROBRAS+YPFB+PEMEX constituye un bloque de poder popular para nacionalizar los hidrocarburos y llegar a la soberanía energética. Y que, con base en la Democracia Participativa, vote autoridades nacionales, y provinciales para el mantenimiento de las obras, y autoridades municipales como jefes de estación, directamente vinculados a la actividad económica local. Y así con fábricas automotrices, de aviones, buques, alimentos, fármacos, defensa y todo aquello que sea de carácter estratégico para las patrias y los pueblos. Eso cambia profundamente la argentina, en lugar de andar votando concejales, intendentes, legisladores y presidentes, que si nos cagan al mes de haber ganado las elecciones, hay que esperar cuatro años para cambiarlo. Esto es el gobierno de las sociedades y corporaciones del Estado, la propiedad social de los medios de producción, una creación de la juventud peronista de los 70, de manera directa, en una democracia directa en donde el pueblo toma las decisiones y tiene el poder para sacar y poner funcionarios.

*Columna en Radio Atómika del militante de base y referente de la Comuna 11 del Movimiento Evita .