Opinión //// 18.01.2019
Elecciones de comunas: ¿Qué hicieron los comuneros y comuneras hasta ahora?

El comunero Leonardo Farías reflexiona sobre cómo el macrismo desactivó la descentralización del estado en la Ciudad de Buenos Aires. 

Por Leonardo Farías*

Más allá de los intentos del Gobierno de Rodríguez Larreta de socavar las competencias de las Juntas Comunales y la participación ciudadana en los Consejos Consultivos existe un movimiento vecinal y participativo que se encuentra saludable y vigoroso en nuestra Ciudad. Como todo movimiento está compuesto por diversos grupos que trabajan distintas temáticas pero que tienen en común la descentralización de las competencias de gestión en favor de las Comunas. 

En los planes del Jefe de gobierno, las Comunas deben ser delegaciones del Ejecutivo. Para  el lector desprevenido puede ser una afirmación temeraria pero, para los vecinos y las vecinas que conocen el tema la afirmación de éste comunero es, al menos, realista y perceptible. Y es así porque en los últimos dos años se han profundizado las iniciativas del Ejecutivo que crean instancias que se superponen con el que hacer de las Juntas -ejemplos emblemáticos son el BA Elige y las gerencias comunales-. En este marco y sin jurisdicción presupuestaria las Comunas resisten el vaciamiento.

Un año clave para visibilizar la problemática

Sin dudas el 2019, al ser un año electoral donde se eligen autoridades comunales, ofrece la oportunidad de llevar el debate al conjunto de la sociedad. Toda persona domiciliada en la Ciudad deberá elegir nuevos integrantes de las Juntas Comunales y conocer sus propuestas y pensamientos y fundamentalmente el compromiso con la democracia participativa que es el espíritu de esta instancia. Entonces se instalan en la sociedad preguntas como: ¿Cuánto falta para hacer efectiva la descentralización? ¿Qué podemos hacer para aportar desde nuestro lugar de ciudadanía? ¿Qué hicieron los comuneros y comuneras hasta ahora? ¿Qué están haciendo los legisladores? ¿Cuál es la propuesta de los nuevos candidatos? ¿Qué expresa cada fuerza política sobres este tema? y así todas las dudas básicas que, cada cuatro años, tenemos la posibilidad de analizar y debatir democráticamente para luego volcar en las urnas. 

El partido de gobierno (PRO) no quiere ni esta cómodo en este debate. Relega a silencio a sus comunerxs y toma medidas para sortear esta etapa a través distintas tretas. Una de ellas, y sin dudas la más poderosa, es la unificación de la elección de Comunas con la  elección general (Jefe de gobierno y legisladores) para no dar visibilidad a esta instancia. De este modo evita la necesaria campaña de concientización y conocimiento del voto para Juntas Comunales. Entonces el gran desafío de las organizaciones sociales y políticas, de los actores territoriales, de vecinas y vecinos que buscan una mejor democracia en los barrios está en llevar adelante una campaña de concientización que le dé a la Ciudadanía claridad en los siguientes puntos: 

a.    reseña histórica de los ocho años que llevan las Comunas;  
b.    conocimiento del estado de situación actual;
c.    propuesta de un espacio alternativo;
d.     y evidencia de los retrocesos del Gobierno de la Ciudad en esta materia. 

Desandando trampas 

Donde éste comunero puede dar testimonio es en el funcionamiento institucional. Afectado por la arbitrariedad de un mecanismo perverso del Ejecutivo, las Juntas Comunales no discuten ni la planificación, ni la ejecución, ni la marcha de la gestión sino, y con suerte, el seguimiento de las mismas. Todo se cocina en las oficinas de los “cerebros” del Gobierno porteño. Y es importante destacar que gracias a eso el rendimiento es pésimo. Con el control de las firmas legales de los presidentes (todos del PRO) los comunerxs de las oposición “estaríamos pintados” como versa el dicho popular, sino fuese por la militancia y la iniciativa de trabajo. 

Por otra parte la creación de programas como el BA Elige como forma de “incentivar” la participación ciudadana ha demostrado que se propone opacar la función del Consejo Consultivo que es el espacio por excelencia de la participación vecinal. El BA Elige es, básicamente, una plataforma electrónica en internet donde las personas puedan votar distintos proyectos para su barrio. Con dudosa trasparencia intenta desdibujar un ámbito como el Consultivo donde vecinos y vecinas se ven las caras, debaten, proponen, construyen, instruyen, discuten, acuerdan, se enojan, se ríen: básicamente, el ámbito público para dejar correr el pensamiento privado. Trampas hay muchas más. Están armadas para no delegar el poder a la voluntad popular. No hay vuelta más que darle al asunto. A pesar de tener los presidentes de las 15 Juntas Comunales, la inseguridad en los propios es tal, que el Gobierno actúa como si estos fuesen ajenos. Sin dudas un tema para dedicarle una larga nota. 

La tarea es en el territorio 

En este 2019 la tarea es llevar adelante la concientización en todos los barrios. Más aún: recorrer los barrios dividiéndolos por circuito electoral para poder llegar más efectivamente; visitar una a una las instituciones deportivas, religiosas, sociales; realizar foros en las plazas y en los parques; difundir en la comunidad educativa; etc, etc. Sin dudas una labor contra la corriente de un gobierno que desprecia la participación popular y la Constitución de la Ciudad. Pero a pesar de lo difícil podemos demostrar nuestro desacuerdo en las urnas de la democracia y ponerle un freno definitivo a Larreta con el voto popular. 

* Miembro Junta Comunal 10, Unidad Ciudadana.