fbpx El día despues de la pandemia | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Opinión //// 06.04.2020
El día despues de la pandemia

En un ejercicio de imaginación el autor Carlos Barladini imagina una comunidad organizada brotar tras la crisis sanitaria del Coronavirus.

Foto: Manuel Fernández

Por Carlos Baraldini

Día 1: Volver a caminar por la vereda de la plaza con el sol sobre mi frente, ya alta y robusta por el aire fresco del otoño inmediato. Sentir en las venas la circulación de la vida de los otros que se salvaron y cantan a mí alrededor. Comenzaron las actividades comerciales con precaución dentro de los locales, medir un metro como mínimo entre dos personas o esperar afuera. Los metalúrgicos llenaron los colectivos a la madrugada, los docentes, la maestranza, los chicos y chicas escolares entran entre risas y juegos corporales. Se ha vuelto a otra realidad. El gobierno expropió muchas empresas de la alimentación y ahora está llamando a constituir cooperativas o empresas mixtas, que los capitales privados chicos y medianos puedan invertir en ámbitos productivos porque la timba financiera no dará rendimientos de usura.

 Día 2: Caminando por el Riachuelo y los principales municipios del conurbano han decidido crear o recrear Mercados Populares de Alimentos frescos, con tiendas itinerantes por todo su territorio, organizados por los propios productores y los trabajadores de la tierra y del comercio, de tal forma que el precio sea justo para los que plantan, los que cosechan y los que consumen. La tierra volverá a ser un bien común o de servicio común. El costo de producción reemplazará a la supuesta ley de la oferta y la demanda. El gobierno local protegerá esos objetivos y financiará el capital de trabajo inicial. 

Día 3: Me comenta el carnicero de la cuadra, Isidoro, la salud pública articulará la atención primaria y la prevención entre las actividades sociales y privadas con el fin de mejorar la calidad y brindar el acceso universal. Los medicamentos son de necesidad y estarán sus precios considerados de interés público, con lo cual estará limitada su ganancia. Esto es un buen asado. Las jubiladas en la cola del Banco comentan que el primer día fueron todas y todos porque estaban aburridas unas y sin plata las otras, pero querían charlar un ratito, más de 15 días sin ver a las vecinas es mucho, algunas no tienen el plástico y otras se olvidan las claves, les bloquean y empieza la furia. Ahora estamos más tranqui. Ah y un impuesto por cuatro años a las grandes riquezas y a los que fugaron divisas. 

Día 4: La mujer que atiende la tienda de hierbas y medicina alternativa me cuenta, el comercio interior y exterior estará en manos de un Ente mixto con mayoría estatal y podrán participar cooperativas agrarias y del transporte, pymes de actividad logística en el agro y otros rubros de interés, incluidos sindicatos. La divisa que se cobra por la exportación no tendrá relación alguna con el precio interior de los mismos productos. Se fija una tasa de plazos fijos no superior al 12% anual y los descubiertos para actividades comerciales y/o industriales tampoco superarán esa tasa. Se emitirán acciones de empresas del Estado para pequeños ahorristas y pymes, con garantía de renta superior a la inflación. Se emitirán cédulas hipotecarias para invertir en viviendas populares que no sean inmuebles de propiedad horizontal en tierras fiscales, con créditos hipotecarios a largo plazo. Volverán los chalecitos para los trabajadores/as ríe contenta la experta en yuyos y afines. 

Día 5: Caminando por la ciudad percibí la prohibición absoluta de fabricar y distribuir bolsitas de plástico, todas fueron reemplazadas por telas y material reciclado, incluso papel. Se incluyen en las escuelas primarias prácticas de chacras y producción de alimentos frescos, cuidado del medio ambiente y deportes.

El colectivero con mucha parla me explica: la fabricación de automóviles particulares será reemplazada en etapas por colectivos y ómnibus de transporte público con energía limpia. Será limitado el acceso de autos particulares a la Capital Federal.

Día 6: Doña Tita escuchó en las noticias que el Consejo Económico Social creado el día 2 ha dispuesto la limitación de 10 mil hectáreas para cualquier destino para cada dominio, sea particular o societario.Quedan las hectáreas sobrantes en mano del Estado Nacional que adjudicará tierras para la agricultura familiar y comunitaria y otros rubros de producción según la emergencia alimentaria y el cuidado del medio ambiente, que incluye viviendas particulares, escuelas y centros comerciales. Este Consejo ha fijado como prioridad toda la producción de barcos mercantes, de pesca, investigación y monitoreo marítimo, con el objetivo que toda la exportación se realice con barcos de bandera argentina, se emociona Tita, toda nuestra producción en nuestros barcos de bandera argentina. 

Día 7: Charlando en ferias comunales los vecinos festejan las nuevas prioridades económicas y sociales: la salud, la educación, el cuidado del medio ambiente, la alimentación sana, todo esto gestionado por el tercer sector económico, sin fines de lucro, posibilitando el desarrollo de cooperativas y mutuales, pymes y entes mixtos que quieran participar. Una nueva ley de medios de difusión garantizará la prohibición de monopolios y el carácter cultural y educativo-recreativo de los mismos, incentivando al tercer sector económico. Vinieron otros días muy felices. Y caminando alegre… en una comunidad organizada.