Opinión //// 13.03.2018
Cinco años del papado de Francisco

"Alguien me recomendó leer el discurso del Papa Francisco ante los movimientos populares en Santa Cruz de la Sierra, Bolivia. Entonces me dije: esta es la razón más simple de explicar por qué, quienes pertenecemos al campo nacional y popular, debemos defenderlo". Por Aldo Duzdevich.

Por Aldo Duzdevich

La semana pasada he terminado para editorial Sudamericana un libro sobre Francisco que estará a la venta en mayo o junio. Todavía no tiene titulo, pero es un recorrido por la historia argentina desde 1945 a 1979, donde ubico a Jorge Bergoglio en cada etapa. Básicamente desmiento lo que se ha dicho sobre su actitud durante la dictadura.

Cuando arranqué con la idea de escribir un libro sobre el Papa Francisco, encontré mucha gente con dudas respecto a su figura. Necesitaba explicarles y explicarme por qué razón me di a esta tarea de investigar y escribir sobre su verdadera historia. Alguien me recomendó leer el discurso del Papa Francisco ante los movimientos populares en Santa Cruz de la Sierra, Bolivia. Entonces me dije, esta es la razón más simple de explicar por qué, quienes pertenecemos al campo nacional y popular, debemos defenderlo. Transcribo aquí solo tres párrafos y recomiendo buscarlo en internet para su lectura completa.

“La primera tarea es poner la economía al servicio de los Pueblos: Los seres humanos y la naturaleza no deben estar al servicio del dinero. Digamos NO a una economía de exclusión e inequidad donde el dinero reina en lugar de servir. Esa economía mata. Esa economía excluye. Esa economía destruye la Madre Tierra.”

“La distribución justa de los frutos de la tierra y el trabajo humano no es mera filantropía. Es un deber moral. Para los cristianos, la carga es aún más fuerte: es un mandamiento. Se trata de devolverles a los pobres y a los pueblos lo que les pertenece.”

“El destino universal de los bienes no es un adorno discursivo de la doctrina social de la Iglesia. Es una realidad anterior a la propiedad privada. La propiedad, muy en especial cuando afecta los recursos naturales, debe estar siempre en función de las necesidades de los pueblos. Y estas necesidades no se limitan al consumo. No basta con dejar caer algunas gotas cuando lo pobres agitan esa copa que nunca derrama por sí sola.”

Respecto las acusaciones que se han levantado contra él, en el libro van a leer veinticinco testimonios de gente a quien protegió y/o ayudo a escapar del país en los años de la Dictadura. Les dejo un párrafo del testimonio de Alfredo Somoza, uno de los jóvenes a quien Bergoglio ayudó a escapar del país: “Por muchos años, los que vivimos esa experiencia decidimos mantenernos en silencio. Fue un pacto que no hubo necesidad de firmar. Nos fue imposible seguir callando ese secreto cuando, apenas elegido Papa, sectores cercanos al gobierno argentino deslizaron la hipótesis de que Francisco había sido un 'colaborador de la dictadura'. Una calumnia que, por suerte, se desmintió rápidamente. Jorge Mario Bergoglio no era un hombre de izquierdas y nunca se manifestó públicamente contra la dictadura, sin embargo, supo elegir bien cuando le llegó el momento de decidir entre la vida y la muerte.”

Bueno, espero que puedan leer mi libro, y sobre los hechos que relato saquen sus propias conclusiones.

* Duzdevich es autor de “La Lealtad - Los montoneros que se quedaron con Peron”