Militancia //// 21.04.2013
Qué fue el Operativo Dorrego

Por Horacio Bustingorry I En junio de 1973, la zona centro-oeste de la provincia de Buenos Aires fue sacudida por fuertes precipitaciones. En octubre, el gobierno bonaerense impulsó el “Plan provincial de reconstrucción gobernador de Buenos Aires, Coronel Manuel Dorrego” para recuperar las zonas afectadas. En el operativo participaron de manera conjunto la Regional I de la Juventud Peronista y el Primer Cuerpo del Ejército.

Oscar Bidegain, gobernador de la Provincia de Buenos Aires habla en la inauguración del Operativo Dorrego. Junto a él, Dante Gullo, Ángel Robledo, y el Tte. Gral. Carcagno.

Las consecuencias de las lluvias fueron devastadoras. Hubo alrededor de tres mil evacuados, casi dos millones de hectáreas inundadas, cosechas y haciendas perdidas y viviendas y escuelas afectadas. Gran parte de los campos quedaron inutilizados para cultivo y pastoreo, siendo derivadas trescientas mil cabezas de ganado vacuno a La Pampa y registrándose pérdidas de girasoles, maizales y sorgales que no pudieron ser cosechados, además de la reducción del área sembrada con trigo, cebada y centeno. Varias poblaciones quedaron aisladas debido al deterioro de dos mil quinientos kilómetros de rutas de tierra. Además, debieron sufrir la salinización de sus campos y la inutilización de gran parte de las instalaciones y maquinarias 
El Estado provincial tomó rápidamente cartas en el asunto. El gobernador Oscar Bidegain creó una Comisión de Emergencia para la zona centro-oeste integrada por representantes de los ministerios de Bienestar Social, Asuntos Agrarios y Economía; de la direcciones de Hidráulica, Vialidad y Defensa Civil; del Banco de la Provincia; y también por los intendentes de Carlos Casares, Pehuajó y Nueve de Julio. Sin embargo, el gobernador planteó que el dinero del Estado no era suficiente para paliar la situación e hizo un llamado a la solidaridad para la reconstrucción de viviendas y el aporte de víveres, atención médica, medicinas y ropas. Pidió ayuda a los poderes del Estado, a la CGE y CGT y a las entidades económicas del ámbito rural. En ese marco debe entenderse el rol jugado por la Juventud Peronista. Su participación se enmarcó en el plan “codo a codo”.
El Operativo Dorrego comenzó el 4 de octubre y participaron 3.944 efectivos del Ejército y 800 civiles, distribuidos según las regiones: Zona I, integrada por los partidos de Bragado, Nueve de Julio, 25 de Mayo y Saladillo, 2.300 soldados y 400 civiles. La Zona II, compuesta por Carlos Casares, Pehuajó, Bolívar y General Alvear contó con 1152 y 300 respectivamente. La Zona III, Junín, Lincoln, General Viamonte y General Pinto, 300 y 50 y la Zona IV, integrada por Trenque Lauquen y Carlos Tejedor, 192 soldados y 50 civiles.
Fueron varias las obras efectuadas. Las tareas consistieron en reparación de caminos, escurrimiento del agua acumulada, limpieza de puentes y alcantarillas, reconstrucción de las colectoras provenientes de plantas de tratamiento de líquidos cloacales, demolición de muros inestables, reparación de revoques, cambios de pisos en algunos inmuebles, reparaciones eléctricas, y reacondicionamiento de distintos edificios, especialmente hospitales y escuelas.
El Operativo finalizó el 23 de octubre con un acto central en la localidad de 25 de Mayo. En el Palco, levantado frente a la Plaza Mitre, estuvieron Bidegain, el ministro de Defensa de la Nación Ángel Robledo, el intendente anfitrión Carlos Alberto Hendriksen, el comandante en jefe del Ejército teniente general Jorge Raúl Carcagno y el titular de la Regional I de la Juventud Peronista, Juan Carlos Dante Gullo. Las fuerzas mancomunadas del Estado provincial, el Ejército y la Juventud Peronista pudieron en aquella oportunidad realizar labores de profundo impacto social. Solicitada del gobierno de Bidegain anunciando el Operativo Dorrego
“A los grandes problemas de orden económico, social y financiero existentes en la Provincia cuando asume este Gobierno el 25 de mayo se habrían de sumar los ocasionados por las inundaciones de inusitada proporción ocurridas en la zona centro-oeste de la Provincia, a partir del mes de febrero del año en curso.
Cientos de familias evacuadas, viviendas anegadas, 1.800.000 Has. Correspondientes a 18 Partidos cubiertas por las aguas, cosechas perdidas, caminos intransitables y destruidos, instalaciones y maquinarias inutilizadas, son algunas de las consecuencias de la catástrofe que se abatió sobre una amplia zona de la Provincia, ocasionando gravísimas e irreparables pérdidas a la economía provincial y al patrimonio de sus pobladores. (…)
En este marco el Gobierno de la Provincia ha recibido un valioso ofrecimiento del Ejército Argentino: su Comandante en Jefe ha dispuesto la cancelación de los ejercicios finales del Primer Cuerpo de Ejército para que colaboren con todos sus efectivos en las tareas de la reconstrucción que la Provincia está llevando a cabo en las zonas inundadas.
Como consecuencia de este ofrecimiento y de otros que están en vías de concreción, el Poder Ejecutivo ha resuelto implementar durante el mes de octubre el “PLAN PROVINCIAL DE RECONSTRUCCION GOBERNADOR DE BUENOS AIRES CORONEL MANUEL DORREGO”. En él se conjugarán armónicamente los esfuerzos del Gobierno, Fuerzas Armadas y población de la Provincia en aras de objetivos de reconstrucción que a todos deben comprometer”.