Militancia //// 23.10.2018
Organizaciones sociales se movilizarán al Congreso contra el presupuesto 2019

Los movimientos sociales marcharán a partir de las 12 hs, desde Avenida de Mayo y Sánz Peña al Congreso Nacional y expresarán su repudio al intento de aprobación del presupuesto impulsado por el Poder Ejecutivo.

El Gobierno de Mauricio Macri se juega una dura batalla en el Congreso en la búsqueda de la aprobación del presupuesto 2019 digitado por el FMI. En este marco, bajo las consginas “No al Presupuesto. Basta de hambre y exclusión", las organizaciones sociales marcharán a partir de las 12 hs, desde Avenida de Mayo y Sánz Peña al Congreso Nacional y expresarán su repudio al intento de aprobación del presupuesto impulsado por el Poder Ejecutivo. Serán parte de la movilización la CTEP, CCC, Barrios de Pie, FOL y el Frente Popular Darío Santillán.

La movilización fue confirmada por la CTEP en un texto de prensa que enfatizó: “Ante la grave crisis económica y social que atraviesa el país, los Movimientos Populares marchan en unidad para denunciar el hambre, la pobreza y la falta de trabajo que se vive en los barrios de la Argentina”.

Además, detallaron: “La ley de Presupuesto 2019, que pretenden aprobar siguiendo las directivas del FMI, no hará más que profundizar este modelo de ajuste y saqueo contra todo el pueblo trabajador. El aumento de precios constante de la canasta básica de alimentos deja sin comida y sin derechos cada vez a más familias.”

Finalmente concluyeron: “Por eso, para visibilizar esta situación de extrema gravedad el martes 23 desde las 12 hs. realizarán una jornada de ollas populares frente al Congreso Nacional para pedir la aprobación urgente de la Ley de Emergencia Alimentaria.” 

Por su parte, el diputado nacional Leonardo Grosso se expresó sobre la movilivización programada para hoy y subrayó: "No puede ser que se destinen más recursos a pagar la deuda externa que a solucionar los problemas de la gente que no tiene para comer. Le solicitamos al presidente de la comisión que escuche a los movimientos sociales". 

Según se sabe, el FMI quiere que el presupuesto del año que viene esté aprobado en las próximas semanas, por lo que exige un tratamiento exprés. Es la condición que puso para empezar a transferir los miles de millones de dólares que se acordaron hace un más de un mes.