fbpx Lugano: elecciones en la Villa 20 (video - análisis)
Militancia //// 03.07.2011
Lugano: elecciones en la Villa 20 (video - análisis)

Capital Federal (Agencia Paco Urondo, por José Cornejo) El 12 de junio de realizaron elecciones en la Villa 20 para elegir su junta comunal. El barrio está habitado por entre 30 y 40 mil personas en la zona de Lugano y tomó notoriedad en diciembre del año pasado por ser perimetral del Parque Indoamericano. Elvira Duré milita en la Corriente Martín Fierro (que conduce el candidato a legislador Quito Aragón) analiza las elecciones y explica su visión política nacional.

Agencia Paco Urondo: ¿Por qué la gente votó contra el presidente de la villa 20, Marcelo Changalay?
Elvira Duré: En estos cuatro años de abandono estuvimos muy abandonados. La gente se cansó, por eso hubo el cambio, un castigo a Chancalay. Se reflejó eso. Porque a mí, que camino dentro del barrio, de mis manzanas, la gente me preguntaba: “¿Y? ¿Cuándo es la votación?”. Entonces yo decía: “Bueno, la gente quiere participar”.
APU: ¿Chancalay perdió 75 a 25, más o menos? ¿Fue 3 a 1 la relación?
ED: Exactamente. Sacó 746 votos nada más. Él, como lista, porque él también conformó tres listas que obedecen a él. Conformó un frente.
APU: Ustedes también conformaron un frente, de 15 fuerzas diferentes, que logró ganar, ¿qué esperanzas te despierta? Digo, porque hay muchos espacios y corrientes ideológicas de derecha e izquierda dentro del frente.
ED: De derecha e izquierda, sí. Yo lo veo difícil. Ojalá que me equivoque, que se respete lo acordado, porque hemos tenido muchísimas reuniones para llegar a un acuerdo. Yo siempre he dicho a los compañeros que conformamos las 15 listas a qué línea política respondía.
APU: ¿Vos estás con Quito Aragón en la Martín Fierro?
ED: En la Martín Fierro, y por supuesto apoyamos al proyecto nacional y popular. Aparte acompañamos la campaña de (Carlos) Tomada. Nosotros teníamos mesas (de difusión, volanteo) dentro del barrio, todos los sábados, porque ahí hay una feria muy importante dentro del barrio, dentro de la villa, sobre calle Ordóñez. Eso la gente lo ve, por supuesto, y conoce qué línea política soy. Yo siempre fui clara. Con Diosnel Pérez (NdP: relacionado al Frente Darío Santillán, fuerza autonomista de izquierda, también candidato dentro de la villa) nos llevamos bien.
APU: ¿Es con quién más cercana te sentís ideológicamente?
ED: No, no. Hay otras listas K, como el compañero Guillermo Meneses y otras compañeras. Yo trato de llevar buena comunicación con todos. Aparte porque es una obligación que tenemos, un compromiso, hay que respetar los votos de la gente. Eso les digo a los compañeros que conformamos las 15 listas.
APU: Te parece que va a ser un desafío difícil, decías.
ED: Tenemos la obligación de respetar los votos. No mirar la línea política nuestra, tenemos que romper eso y mirar la necesidad del barrio, porque eso es lo que nos unió, porque si íbamos cada uno por su lado no llegábamos a nada. Entonces, haciendo un trabajo en conjunto para la gente. Cada uno sabe, como le digo a Diosnel, a qué línea pertenecemos. Cuando nos encontramos en la calle, cada uno va por su línea política, pero acá dentro del barrio vamos a luchar juntos.
El análisis de la Martín Fierro
APU: Quito Aragón ahora está de candidato a legislador. ¿Qué esperanza tenés sobre eso?
ED: Es un anhelo muy grande para nosotros. Tomada estuvo en nuestra sede el día de la bandera, compartiendo un locro. Yo le dije a Tomada que nos sentíamos orgullosos de tener un compañero acompañándole como legislador porque desde el principio, cuando nosotros comenzábamos a formar parte de la 19 de diciembre, siempre en las grandes asambleas que hacíamos soñábamos tener un representante diputado, que luche por nuestros derechos ya que no teníamos representante directo.
APU: ¿Le tenés confianza a Quito?
ED: Sí, le tengo confianza porque lo conozco. Imaginate que hace 12 años que estamos juntos y siempre respondió a todo lo que pedimos. También lo he visto luchar a nuestro lado, nunca nos abandonó. Te cuento un ejemplo. En una oportunidad, fuimos a cortar Puente Alsina. Llegó la gendarmería. Estábamos muchísimas mujeres ahí con niños, cortando el puente. Era una marcha pacífica y nos quedamos ahí haciendo olla popular y todo, ¿no?, reclamando los derechos, reclamando fuentes de trabajo para los compañeros. Y bueno, había llegado la gendarmería como a enfrentarnos, quería sacarnos la bandera. Entonces se pone al frente Quito con toda la polenta y me dice: “vos encargate de las mujeres, retirá a las compañeras, que no salgan lastimadas. Yo me quedo acá”. Agarró los palos (se refiere a los flameadores) y no quería entregarlos. Nosotros no teníamos armas, no íbamos con la cara cubierta, y siempre bien. Él decía que el policía tenía que respetar nuestros derechos y el derecho a la protesta, ¿no? y que no tenía por qué avasallarnos. Fundamentalmente eso, siempre nos enseñó que tenemos que luchar. Yo creo que eso, gracias a esa formación que él nos dio y todos, ¿no?, Nahuel (Beibe, también de la MF), Paula (Penacca, de La Cámpora, candidata a legisladora), nunca me olvido, y del Cuervo (Larroque, referente de la Cámpora, también candidato), siempre fueron buenos dirigentes. Siempre digo a los compañeros, que sin estos dirigentes sociales que fueron a concientizarnos de luchar por nuestros derechos, no hubiéramos estado actualmente como estamos, bien en la política. Siempre sostengo que si no hubiera habido esa concientización de participación popular, no hubiéramos alcanzado el poder popular.
APU: ¿Te parece que hay más poder popular?
ED: Sí, indudablemente. Indudablemente.
La presidenta de la Nación
ED: Porque soy paraguaya he sufrido mucha discriminación. Entonces, sé lo que es y duele, por más que muchos a lo mejor lo dicen inconscientemente. Yo, por ejemplo, tengo sangre argentina, mi abuela es correntina, increíblemente. Ella había corrido de la guerra cuando se produjo la Triple Alianza y fue a Paraguay. O sea, de la guerra antes de la Triple Alianza, después al final le tocó vivir la guerra  del otro lado. Siempre le digo a mamá, porque me gusta mucho el chamamé, la chacarera, me encanta. Por eso a las compañeras bolivianas siempre las defiendo. Y a todos. Por eso siempre le digo a Quito que apoyo con toda la fuerza de mi corazón al proyecto nacional y popular, porque Cristina refleja eso, la integración latinoamericana, ¿no? No me pierdo el discurso de ella, la sigo, la admiro, la quiero un montón porque la veo tan capaz y que con tanta fuerza. La vez pasada que se cayó y cómo se repuso. Por eso, hoy también en el comedor le estaba comentando a los compañeros, cómo la Carrió le dio palo y que no tiene derecho la Carrió a juzgarla así, ¿no? Porque yo la quiero ver a la Carrió si pierde a un hijo. Yo creo plenamente que nuestra presidenta cuando llora, llora porque se emociona, porque siente la ausencia de su marido y me duele. Porque en 2010 (Carrió) decía: “Me duele porque no tiene duelo por el marido muerto”. Ahora sale a decir que “en seis meses ¿cómo sigue guardando luto?”. Ella se olvida de lo que dice, parece, y se contradice dándole palo a Cristina. Entonces, a mí me da bronca. Hoy estaba en el comedor con los compañeros, explicándoles a los compañeros cómo se entiende una persona que hable tan mal.
APU: ¿Te parece que la oposición, a veces, criticando al gobierno genera, hacen cosas que dan bronca a la gente?
ED: Ah, la oposición, ¡claro! Lo que pasa es que ellos no saben cómo darle a Cristina, como ven que Cristina viene bien y que es querida. Porque ella es querida realmente, porque yo estuve cerca en muchos lugares de ella. Fijate que ella en una oportunidad nos invitó a Olivos. Yo estuve ahí, muy cerca de ella. Fuimos invitados todos los Movimientos que estábamos con ella, ¿no? Y eso es un gran honor, porque ningún gobierno invitó a la gente popular, de barrio, sin mirar qué clase ni de dónde era la persona. Ella realmente es de una inclusión social, no es que dice (solamente). Porque yo siempre miro la palabra y la actitud, tienen que ir siempre juntas. Si uno dice una cosa y sale haciendo otra, entonces no va, ¿no? Entonces, ella hace honor a lo que dice y a lo que hace. Por eso, cuando fuimos invitados a Olivos yo me sentí muy honrada y eso sí es inclusión social. Yo nunca me olvido de lo que ella dijo: “Hoy el jardín de Olivos está habitado por su Pueblo, por la gente que lo debe habitar”. Nunca me olvido de esa palabra y es muy buena esa palabra, imaginate. (Agencia Paco Urondo)
{youtubejw}tLo0sjoAGAs{/youtubejw}
{youtubejw}32K1AeDyXL4{/youtubejw}
{youtubejw}vEYdqaYOgN8{/youtubejw}