fbpx Larroque (La Cámpora): "Vidal está preocupada por el crecimiento de Axel Kicillof" | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Militancia //// 25.07.2019
Larroque (La Cámpora): "Vidal está preocupada por el crecimiento de Axel Kicillof"

El secretario general de La Cámpora, Andrés Larroque, reflexionó sobre el rol de su organización desde la salida del Poder Ejecutivo Nacional, en diciembre de 2015. Axel Kicillof, la construcción territorial y el eventual protagonismo en el gobierno de Alberto Fernández. 

Por José Cornejo Pérez* y Ana Mársico

AGENCIA PACO URONDO: La gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal hace campaña, entre otras cosas, acusando a La Cámpora. ¿Qué opina de esta estrategia?

Andrés Larroque: Habla de la pobreza que tiene el gobierno a la hora de ofrecer al electorado ciertos resultados de su gestión. Hay una situación muy compleja en el país y en la Provincia. Trata de asociar a La Cámpora a demonizaciones, prejuicios, difamaciones. Desde el gobierno nacional y desde Vidal están preocupados por el crecimiento de la figura de Axel Kicillof. Por eso hay que esperar el resultado de las PASO y seguir trabajando hasta octubre.

APU: La Cámpora fue una organización construida con fuerte preeminencia del Estado ¿Cuál fue la evolución de la organización fuera del Estado?

AL: Nos genera mucho orgullo haber construido desde fuera del Estado. No solo no desaparecimos, sino que nos consolidamos en un marco de persecución y estigmatización muy fuerte. Muchas veces sectores aliados en función de tanto ataque, pudieron tomar distancia y eso no sucedió. Nuestra organización ha crecido desde la oposición. 

APU: ¿Por qué considera que Kicillof resultó un candidato competitivo para la Provincia?

AL: Axel Kicillof tiene grandes atributos, su capacidad de trabajo, su mente, tiene mucha sensibilidad. Nunca va a usar el marketing para blindarse de las problemáticas que aquejan a los bonaerenses. Es la figura que más fideliza de nuestro espacio. 

APU: ¿Los intendentes miran con recelo a Kicillof?

AL: Para nada. Los intendentes analizan encuestas y ellos sabían que es el mejor candidato. Siempre en el cierre de listas hay un zamarreo para ganar más en el reparto. Eso fue agrandado por sectores de la prensa. Incluso el intendente de Esteban Echeverría, Fernando Gray, y el de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, estaban contentos. Es muy importante que los intendentes sean parte de este espacio. 

APU: ¿Qué puede aportar La Cámpora a la campaña?

LC: La organización tiene un soporte territorial muy importante. No solamente en el Conurbano sino en toda la Provincia. Eso lo pudimos demostrar en el 2017, en un contexto de división. Ahora hay un marco de unidad más enriquecedor, y construimos cuadros de compañeros y compañeras con capacidad de intervención en el debate político. Hay más de 20 candidatos a intendentes vinculados con la organización. Con distintas chances, obviamente. Ellos son elegidos por sus propios compañeros y compañeras, no a dedo, como se nos acusó. 

APU: ¿Hay una migración de los y las militantes de La Cámpora desde el Poder Legislativo al Ejecutivo? 

LC: Tiene que ver con una disputa territorial lógica. Nosotros consolidamos nuestro rol en la Cámara de Diputados nacional y provincial. Ahora llegó el momento de demostrar esa capacidad de gestionar. Tenemos experiencias en el Ejecutivo exitosas. Walter Vuoto fue un caso en Ushuaia, Tierra del Fuego. Fue reelecto con más del doble de los votos que en su primera elección. Se ganó Río Grande, Santa Rosa y el triunfo en las PASO mendocinas de Anabel Fernández Sagasti. Pudimos traspasar la mirada demonizadora de los grandes medios de comunicación, y pararnos en la sociedad de otra manera. 

APU: ¿Esa demonización no terminó fortaleciendo a La Cámpora?

AL: Siempre tuvimos la tranquilidad que poco a poco nos iban a empezar a ver de otra manera. No es fácil generar una organización como La Cámpora. Fuimos muy rígidos al principio, pero necesitábamos construir de manera colectiva y de cuadros formados. El enemigo es muy poderoso y no te perdona nada. 

APU: ¿Qué cosas le parece que tiene que corregir la organización?

AL: Estamos cambiando. Sobre todo en el segundo gobierno de Cristina Fernández Kirchner, tuvimos un rol central. No vamos a tener ese rol en el gobierno de Alberto Fernández. Queremos seguir ensanchando nuestra territorialidad. Costó pasar del Ejecutivo a la oposición pero pudimos desarrollarlo positivamente. Ahora tenemos una nueva etapa que es ganar las elecciones. Y en lo que venga tenemos la claridad de que no vamos a ser centrales.

APU: ¿Qué piensa que va a pasar en las PASO?

AL: Yo creo que el peronismo es optimista por naturaleza pero tampoco me gusta contar las cosas antes que se den. Estamos yendo a un resultado que finalmente va a ser una sorpresa. Nos dieron por muertos y ahora estamos arriba de la pelea.

* Director Agencia Paco Urondo