fbpx La foto de Pérsico con Macri y las bambalinas de la Cámara Baja platense
Militancia //// 23.05.2016
La foto de Pérsico con Macri y las bambalinas de la Cámara Baja platense

Es notable el sostenido debate en torno a la foto del presidente Mauricio Macri con Emilio Pérsico, titular del Movimiento Evita. La permanencia de la polémica expresa no tanto las dudas sobre qué política debe seguir el FPV sino las roscas concretas que esto habilita.

Por José Cornejo*

El 12 de mayo, Macri firmó convenios para viviendas sociales con cooperativas. Fue en Almirante Brown. Estuvo presente Pérsico, secretario general del M-Evita. Esto desató crecientes críticas, y el principal vocero de estas fue el dirigente Luis D´Elía. Luego de varias declaraciones, este domingo 22 de mayo D´Elía volvió sobre el tema en twitter: “El Movimiento Evita negocia y se abraza con el macrismo y da por con terminado el liderazgo de Cristina”.

Quién sintetizó la respuesta a las repetidas acusaciones de D´Elía fue el secretario de Políticas Sociales del M-Evita, Gildo Onorato. "Alicia Kirchner se junta con (el ministro de Interior, Rogelio) Frigerio y Macri para garantizar los fondos del presupuesto para Santa Cruz. CTEP (Confederación de Trabajadores de la Economía Popular) se junta con Macri y (la ministra de Desarrollo Social) Carolina Stanley para garantizar la continuidad laboral de 70.000 trabajadores cooperativistas que construyen viviendas populares” señaló Onorato.

En lo que respecta al liderazgo finalizado de Cristina, definición del diputado bonaerense Fernando Navarro en La Nación, sigue siendo asunto de discusión al interior del M-Evita. Otro sector publicó oportunamente en Página 12 que no estaba de acuerdo

Es sorprendente que el debate en torno a una foto se prolongue durante casi dos semanas. La discusión del peronismo entre confrontacionistas, participacionistas y vandoristas (pelear y negociar) encuentra antecedentes al menos desde 1955.  Si la discusión no ha sido estéril, hay que encontrar las causas de esta tensión en razones menos filosóficas.

Uno de los sitios donde la discusión del FPV es más aguda es la Legislatura platense. La división del kirchnerismo en ambas cámaras ha permitido, además de la aprobación de leyes de ajustes como la emergencia administrativa, que la gobernadora María Eugenia Vidal tenga permiso para endeudarse por el triple de presupuesto del que disponía el ex gobernador Daniel Scioli.

Roto el bloque del FPV en Diputados, Navarro condujo una nueva secesión que deja al kirchnerismo tripartito, fortaleciendo la hegemonía de Cambiemos. Pero si la escisión de Navarro despierta suspicacias, igual de sospechable es la voz de D´Elía. Mientras D´Elía se ufana de su ortodoxia kirchnerista, su esposa y principal aliada Alicia Sánchez encabezó la rebelión en la Cámara Baja platense, junto al ex secretario de Néstor Kirchner Walter Abarca.

Si las convicciones de Navarro y D´Elía / Sánchez solamente obedecen a cuestiones programáticas, no debería haber problema en reconstruir la unidad, al menos en Diputados. La sucesión de la presidencia del bloque de José Ottavis a Juan José Mussi no fue exitosa, entre otras cosas, por la propia indecisión de Mussi padre para conducir el bloque. Pero la intención del camporismo de promover un jefe no-Cámpora es un gesto valioso. Las convicciones de los protagonistas de este sobreactuado debate deben evaluarse ante un nuevo candidato a presidir el bloque. ¿O el problema es la foto?

* Director Agencia Paco Urondo.