fbpx Emotivo homenaje al dirigente estatal Marcelo “Nono” Frondizi | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Militancia //// 25.06.2019
Emotivo homenaje al dirigente estatal Marcelo “Nono” Frondizi

El subsuelo de ATE Capital, en Carlos Calvo 1378, se llenó de compañeras y compañeros para recordar al querido dirigente estatal y Secretario del Interior de la CTA, Marcelo ‘Nono’ Frondizi, al cumplirse el 23 de junio un año de su fallecimiento.

Por CTA Comunica

El subsuelo de ATE Capital, en Carlos Calvo 1378, se llenó de compañeras y compañeros para recordar al querido dirigente estatal y Secretario del Interior de la CTA, Marcelo ‘Nono’ Frondizi, al cumplirse el 23 de junio un año de su fallecimiento.

Escoltadas por los bustos de Perón y Evita, en una pantalla detrás del escenario se iban proyectando innumerables fotografías del Nono, rodeado de compañerxs, familiares y amigxs, en las distintas movilizaciones del campo popular y el movimiento obrero. Arriba, colgaban dos pecheras celestes y blancas de los Talleres Protegidos del Borda, que tuvo al Nono día y noche en la defensa de un espacio para la socialización y reinserción de las personas que padecen algún tipo de trastorno en la salud mental.

Sobre el murmullo de lxs presentes, se escuchaba en el salón la canción "Aquello" de Jaime Roos. “Dicen que se fue, dicen que está acá, dicen que se ha muerto, dicen que volverá”, canta el músico uruguayo en el estribillo.

"Él siempre se rodeaba de jóvenes. El Nono es sintonía de juventud", dijo desde el escenario el presentador y cedió la palabra a Juan de la Junta de Energía quien aseguró que el Nono “dejó un camino y lo vamos a transitar”. Además destacó que como jóvenes militantes habían entendido la necesidad de la militancia y de poner el cuerpo, con el ejemplo y la mística de Germán Abdala, pero pudieron hacerlo carne con el Nono.

También acompañaron el homenaje representantes de las embajadas en la Argentina de Palestina, Venezuela, Nicaragua y Cuba. “Los ideales del Nono seguirán vivos para siempre. Quién mejor que el Nono representando la voluntad de los pueblos. Los revolucionarios no mueren, se multiplican”, expresó el embajador de Palestina Husni Abdel Wahed.

El representante de Venezuela manifestó que “él era el reflejo de lo que nosotros sentimos como una verdadera militancia de América Latina. Él sentía nuestros problemas como propios. Era un padre más porque hablábamos el mismo idioma, sobre la reivindicación y dignidad de los trabajadores”. Y agregó: “El Nono está en el espacio donde está nuestro Comandante Hugo Chávez. Él no se fue, simplemente se multiplicó. Continuaremos con su legado”.

En un video se difundió el mensaje del secretario general de ATE Santa Fe, Jorge Hoffmann, quien citó los versos del poeta alemán antifascista Bertolt Brecht que hablan de los imprescindibles y agregó: “El Nono sin ninguna duda es de los imprescindibles porque luchó toda la vida, durante más de 50 años, por la Patria y por los trabajadores. El Nono no se murió. Como dijo Taty Almeida sobre Néstor (Kirchner), el Nono se convirtió en semilla y se reproducirá en miles de militantes, por una Patria Justa, Libre y Soberana y una sociedad del Buen Vivir”.

Su amigo y compañero de militancia de muchos años, el Chino Comani, interpretó ‘El Necio’ de Silvio Rodríguez. Mientras tocaba los acordes con su guitarra, el presentador colocó en el escenario un cuadro con el rostro del Nono y luego explicó que lo había pintado el mismo Chino Comani, a los pocos días de fallecido el Nono. “Le faltan algunos retoques pero lo queríamos compartir y seguramente será para la familia”.

A continuación, lxs compañerxs de ATE Capital proyectaron un video homenaje realizado por Mario Bravo: "Nono Frondizi. Ahora y siempre". Allí están plasmados algunos de los discursos del dirigente obrero, de algunas de sus intervenciones en las numerosas movilizaciones donde participó. “Nosotros no militamos por un contrato. Militamos por convicciones. Cuando había que ir a pintar paredes íbamos todos, los que eran jefes y los que no eran jefes”, da cátedra el Nono desde el audiovisual. Y sigue: “Militar es darse cuenta de que la vida de uno se transforma pensando que la felicidad de los compañeros es la felicidad del conjunto. Y esa felicidad del conjunto es la felicidad de los trabajadores”.

En otro tramo del video, el Nono más presente que nunca expresaba: “No tenemos que esperar el Mesías, que venga de donde venga. No. Nosotros tenemos que estar ahora, organizando a los trabajadores, generando un marco de unidad política, pero no una unidad política para las elecciones, una unidad política para dar una batalla porque la base de lo que tenemos es lo que se hizo. Pero no alcanzó, compañeros. Ya nos pasó en el 55, nos pasó en el 76, nos pasó en los ’90 con la traición y nos pasó ahora. Entonces lo que podemos hacer es mirar para adentro y pensar cuáles son los límites y qué es lo que nosotros tenemos que construir entre los trabajadores, los jóvenes, los pueblos originarios, los campesinos. Lo que tenemos que construir es una organización política sin burócratas sindicales ni patrones”.

Luego subieron al escenario los compañeros de los Talleres Protegidos N°19 del Hospital Neuropsiquiátrico Borda, destruidos por el gobierno represor del PRO el 27 de abril de 2013 y que tuvo al Nono como un luchador inclaudicable.

Visiblemente emocionado, Rubén ‘Pitu’ Morales, su compañero de trabajo y amigo, expresó: “Lo veo yéndose despacito, agarrado de uno de sus nietxs de la mano. Se da vuelta, me guiña un ojo, hace la V y me dice ‘¡Viva Perón, carajo!’”. El otro compañero de los Talleres, Pedro, también muy conmovido, señaló: “Para nosotros, con el Nono se fue un pedazo importante de Talleres. Él luchó mucho por la institución, por todos los compañeros, pero sobre todo por todos los pacientes que se atienden ahí. Él entendía que para la gente que sufre, que tiene dolor en el alma, como decía él, había que dar todo. Y él consiguió que se aprobaran leyes que beneficiaban no sólo a los trabajadores sino a los pacientes”.

También contó una anécdota de cuando hacían una toma pacífica del taller 19 que el gobierno de la Ciudad intentaba destruir para levantar ahí mismo un Centro Cívico. Iban a verlos diputados, senadores, periodistas y el Nono estaba en camiseta y pantuflas, como en su casa. “Tenía una capacidad de adaptación impresionante. Como dirigente nos enseñó que el lugar de los trabajadores es la calle. Y como amigo, que las cosas hay que hacerlas con amor. Que con el odio no se hace nada. Que con amor se construye todo”.

Mientras las imágenes se sucedían en la pantalla detrás del escenario, subió el secretario general de la CTA de los Trabajadores, Hugo Yasky. “El Nono se merece toda esta muestra de cariño y de veneración. Él creo que sabe que los que estamos acá somos parte de ese ejército de luchadores y luchadoras que no tenemos horario, que no tenemos años, que no tenemos temporadas buenas, regulares o mejores. Que estamos siempre con los dientes apretados tratando de abrir los ojos y entender la realidad, pero como hacía el Nono: ‘Siempre con el corazón abierto’”, describió Yasky y agregó: “Por eso, además de compañeros y compañeras de militancia, tuvo amigos y amigas que lo extrañamos entrañablemente. El Nono es de esos que uno siente que falta, que no está. Porque es verdad, está su ejemplo pero también, en el cotidiano, en el día a día, tener a un compañero como el Nono cerca era como cuando uno puede tocar la tierra fresca. O como cuando uno se puede sentir protegido por un árbol, fuerte, vital. Alguien que siempre podía estar en el peor momento, en el peor lugar y tener esa sonrisa”. Y se refirió a la fotografía donde el Nono está delante de unas llantas ardientes de fuego alto y él con una sonrisa “pletórica, alegre. Para él eso era la vida y nos lo transmitía así”.

“Estar cerca de él y estar en el mismo bando era una manera de entender que no estábamos equivocados. Y no tengo duda de que hoy estaría igual que nosotros, absolutamente convencido y comprometido con lo que resta de esta etapa de lucha para derrotar al gobierno de Macri y toda esa lacra que lo rodea. El Nono estaría mascullando bronca, seguro que le hubiese dado bronca el cierre de las listas. Seguro que estaría puteando a Dios y María Santísima diciendo ‘mirá lo que tenemos que bancar para que la unidad sea amplia, fuerte y para poder ganar’. Pero con todo eso no me cabe ninguna duda que estaría firme como rulo de estatua peleándola, decidido a dar esa batalla que la tenemos que dar todos nosotros porque es una forma de que el Nono también la gane. El pueblo argentino tiene que ganar esta batalla y si somos capaces de ganarla, el Nono va a estar ahí. Para mí es una alegría y es reconfortante haber vivido con un compañero así y sentir que lo seguimos llevando vivo. Porque uno lo ve en esa foto y es el Nono que nos está diciendo: ‘Vamos. A tomar por culo con el gobierno de la derecha y la oligarquía. Fuerza’.”, cerró Hugo con un nudo en la garganta.

Sandra Valenzuela de la agrupación de peronismo de base ‘Envar El Kadri’ leyó un texto que escribió para compartir lo que el Nono representaba para cada unx de lxs compañerxs del movimiento. La acompañaron representantes de los distintos territorios de la agrupación cuyo mentor principal fue el Nono Frondizi: José C. Paz, San Miguel, General Urquiza, Lomas de Zamora, La Matanza, Esteban Echeverría, Berisso, Sarandí y Capital Federal. En un fragmento del escrito, la compañera leyó: “Fue un eterno defensor de los más débiles, los más humildes y los más desamparados. Estuvo siempre del lado de la clase trabajadora. Luchador incansable de los Derechos Humanos. Un ser honesto, desinteresado, como sólo los grandes pueden ser. Un estratega político con la templanza que sólo los que lucharon toda una vida por la libertad llevan en la mirada. Con el ceño fruncido y el andar sereno caminó la vida sin pasar en vano. Y ahí está ahora con todxs nosotrxs. En la cabeza de las marchas, en la Plaza de Mayo con las Madres, en los patios del Borda, en cada grupo de obreros despedidos, en cada toma, en cada fábrica recuperada, en los barrios, armando bases, construyendo la Central de los Trabajadores y acompañando siempre a su amado ATE. Un hombre que fue capaz de albergar dentro de sí mil hombres. Él marcó el rumbo y va a la cabeza de Envar El Kadri. Llamamos a continuar su lucha”. Y reafirmó la consigna de Perón que él siempre repetía, como lo hacía también el dirigente de la CGT de los Argentinos y de lxs trabajadorxs Gráficxs, Raimundo Ongaro: “Sólo el pueblo salvará al pueblo”.

Acto seguido, tomaron la palabra Daniel Catalano y Juan Manuel Sueiro, secretario general y adjunto de ATE Capital, respectivamente, y compañeros de militancia política y gremial del Nono. “Tuvimos una pérdida muy grande. El Nono pudo trascender a ATE, a la Envar. El Nono tuvo esa capacidad que sólo pocas personas tienen, de convertirse en algo maravilloso. Y nuestra organización sindical lo extraña. Yo lo extraño y nos cuesta porque en este momento de resistencia donde los trabajadores y las trabajadoras piden un sindicalismo fuerte él tenía la palabra justa. Él tenía la habilidad de escuchar, de esperar y de sentarse con nosotros para indicarnos por dónde”, detalló Catalano y agregó: “Siento una responsabilidad de mantener su bandera, de llevar a este sindicato a un lugar donde él lo quería llevar, porque el Nono fue parte de la refundación”.

A su vez, Juan Manuel Sueiro, en alusión al secretario de Acción Política de ATE Capital, expresó: “Un compañero que supo sintetizar los 70, los 80, la resistencia de los 90 y supo coagular con lo emergente del Argentinazo del 2001”. Sueiro contó que al Nono lo embroncaba la situación de lxs compañerxs presxs políticxs del gobierno de Macri y los innumerables despidos de trabajadorxs en este plan de achicamiento del Estado. En ese sentido alertaba respecto de estar atentos y cobijar a lxs delegadxs que lidiaban con la incertidumbre y la pérdida de tantas fuentes de trabajo. “Él decía que un sindicato no son cuatro paredes sino los compañeros de carne y hueso que todos los días se bancan, cuerpo a cuerpo, estar en la calle. Por eso ‘el Viejo’ iba a desde una fábrica recuperada con 50 compañeros como en Oropel, o estar en Brukman, o plantarse en una huelga de hambre por la libertad de los presos de La Tablada. Y capaz, sentarse con Cristina y decirle: ‘La verdad, jefa, tendría que ir un poquito más a fondo’”.

Ambos hicieron entrega de un presente, una placa recordatoria, a María y Manuel, hijxs del Nono, quienes subieron al escenario junto a sus hijxs, lxs nietxs del Nono que completan la familia Frondizi. “Descubrí que fue un padre para muchxs pibxs de mi generación”, dijo María. “Mi viejo, principalmente, fue un gran ser humano y eso es lo importante”, subrayó Manuel.

El cierre del homenaje estuvo a cargo de la Orquesta Popular de Montserrat. Participaron del acto Edgardo Llano (Adjunto CTA), Gustavo Rollandi (Organización CTA), Carlos Girotti (Comunicación CTA), Eduardo Pereyra (CTERA-CTA), Sandra Zapatero (Previsión Social CTA), José ’Chapu’ Urreli (Actas CTA), Francisco ‘Tito’ Nenna (CTERA-CTA), Pablo Masciangelo (Suteba-CTA), Esteban Sueyro (UTE-CTA), Miguel Funes (diputado provincial y miembro de Comisión Gremial de La Bancaria), Eduardo Jozami (director del Centro de Estudios de Memoria e Historia del Tiempo Presente de la Untref), Ricardo Carrizo (Curas en Opción por los Pobres), entre otrxs compañeros y compañeras.