fbpx El homenaje de la CTA a John William Cooke | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Militancia //// 20.09.2019
El homenaje de la CTA a John William Cooke

La central obrera publicó un texto homenajeando al histórico dirigente padre de la izquierda peronista, en el marco de una nueva conmemoración de su fallecimiento.

Por CTA Comunica

El 19 de Setiembre de 1968, moría, tras una operación de pulmón en el hospital de Clínicas, el militante peronista y referente revolucionario John William Cooke. La dictadura de Onganía habia permitido su ingreso al país desde Montevidéo a sabiendas, por informes de inteligencia, de que el cáncer que afectaba al prófugo más buscado estaba en su etapa terminal.

Treinta y seis horas antes, había iniciado el último viaje hacia el imponente edificio de la Avenida Córdoba en un viejo Kaiser Carabella, acompañado por su brillante compañera Alicia Eguren y por "el mejor de sus oficiales", como a él gustaba nombrarlo a Carlos Lafforgue que oficiaba de chofer, custodio, y compañero de máxima confianza del "Gordo" como cariñosamente llamaba a John.

Cooke trazó un recorrido muy preciso, atravesando la zona norte de la ciudad, rodeando los lagos de Palermo y el Rosedal, para pasar en silencio frente a la embajada norteamericana, que catalogaba a Cooke como "peligroso elemento comunista" desde que había enfrentado junto con el Che, Fidel y el pueblo cubano el intento de invasión de Bahia de los Cochinos, con metralleta en la mano y un compromiso revolucionario inquebrantable.

El viaje transcurrió en silencio, sólo acompasado por el sonido del poderoso motor del Kaiser, y algún comentario casi en cuchicheos de John para Alicia.
Cooke daba sólo las precisas indicaciones del recorrido, hasta que llegaron a las puerta del Clínicas.

Al descender, con las dificultades propias que originaba el tumor, el "Gordo"le dijo a Carlos casi como un susurro mirándolo fijamente a los ojos :"¿Sabe?, este mismo viaje, este mismo recorrido que le pedí que hiciera, lo hice yo en calidad de chofer como hoy usted, en mayo de 1951 cuando lo traje a morir a Homero Manzi".