fbpx El fútbol puede ser un espejo, por Dominique Moisi
Militancia //// 01.07.2010
El fútbol puede ser un espejo, por Dominique Moisi

Capital Federal (Agencia Paco Urondo) Es el fútbol un espejo que refleja las emociones colectivas de un país? Para un francés como yo, que observó con una mezcla de tristeza y humillación el comportamiento de la Selección francesa, dentro y fuera de la cancha (felizmente, la tortura ha terminado), la imagen que muestra el espejo tiene mucho sentido. ¿Pero se puede llegar a decir que un país deprimido sólo puede producir un equipo deprimido? Hay muchos países con situaciones sociales y económicas iguales o peores que la de Francia, y, sin embargo, sus selecciones hoy brillan en el campo de juego.
La catastrófica actuación del equipo francés en Sudáfrica bien podría profundizar la depresión del país. Los ciudadanos franceses necesitaban con urgencia unas vacaciones de la realidad socioeconómica de su país, aunque no duraran más que un mes. Pero no se debe confundir la consecuencia con la causa. La actuación del equipo francés quizá refleje el estado de ánimo del país, pero la falta de resultados de las estrellas internacionales de Francia reflejó, más que nada, una total ausencia de liderazgo. Demasiado dinero, muy poco respeto por el honor de lucir la camiseta del equipo: la caída de “Les Bleus” no fue un acontecimiento sino un proceso, la crónica de un desastre anunciado, para citar a Roselyne Bachelot, la ministra de Salud y Deporte de Francia.
 
El contraste entre un pasado reciente glorioso y un presente lamentable en ningún lugar es tan espectacular como en Francia. En 1998, Francia pudo festejar la victoria multicolor y multiétnica de “Les Bleus”. En 2010, Francia vive la melancolía de los “blues”, y algunos empiezan a ver, a través del fracaso de la Selección nacional, las limitaciones del modelo francés de integración.
Quizá, para comprender lo que le ocurrió al equipo de Francia sirva la magistral investigación de Marc Bloch sobre la debacle francesa de 1940, La extraña derrota.
 
Al igual que le ocurrió al ejército francés en la primavera de 1940, la estrategia y la técnica del equipo francés estaban pasadas de moda.
 
El autor es Politólogo francés. Traducción de Elisa Carnelli. (Agencia Paco Urondo)