fbpx Chato Peredo: "los movimientos sociales son protagonista"
Militancia //// 25.06.2011
Chato Peredo: "los movimientos sociales son protagonista"

Capital Federal (Agencia Paco Urondo) Con motivo de su visita a nuestro país, junto a militantes de toda la región para homenajear a Ernesto Che Guevara en el 84 aniversario de su nacimiento, el revolucionario boliviano Osvaldo “Chato” Peredo visitó la Organización Social y Política “Comedor Los Pibes”, integrante de la Coordinación Latinoamericana de Movimientos Territoriales Urbanos, Capítulo Argentina, cuyo Coordinador Nacional es el compañero Lito Borello. En conversación con nuestros compañeros dejó algunos conceptos sobre la actualidad de Bolivia y Nuestra América.

“En un período histórico como el que vivimos, los procesos son muy ricos, complicados, con elementos nuevos, con actores sociales masivos”, señala el Chato frente a los micrófonos de la FM Riachuelo. Peredo advierte que el componente más dinámico para los procesos de cambio en Nuestra América son los movimientos sociales “no hay cosa más fluida y natural que el sentimiento de los movimientos sociales. No hay cosa más forzada que la elucubración académica de los partidos políticos” sostiene el Chato, pero advierte sobre la necesidad de maduración del emergente del sujeto diverso que compone el Pueblo de nuestra región “en los partidos políticos hay elaboración, y eso es bueno, pero estaba mediatizada por intereses de supervivencia de los partidos como grupo. En los movimientos sociales no está la elaboración que se necesitaría de los cambios, pero están los cambios que fluyen”.
“Bolivia, siendo un proceso que se inició como una revolución democrática y cultural, está sometida a todos estos idas y venidas de lo que es el proceso político”, destaca quien fuera uno de los integrantes del ELN boliviano, “los actores ya no son los partidos políticos, los movimientos sociales son los que están protagonizando los cambios que requiere nuestro continente. Creo que esto no es una decisión cerebral, ha sido una emergencia de los pueblos”. El Chato advierte que esta característica implica que exista “una vulneración constante por acciones del imperialismo, no de la derecha local, sino por la inteligencia del imperialismo, que ha logrado penetrar el proceso” porque “este proceso no está garantizado. Dentro de cada gobierno actúan fuerzas de derecha que siempre van a hacer todo lo posible para que no se produzcan los cambios” y esto, a su vez, es posible porque “la poca creación de interés de grupo de los movimientos sociales los hace permeables a la infiltración. A través de la infiltración, la dirigencia de los movimientos sociales se convierte en burócrata”.
Chato sostiene que las situaciones que se dispararon en Bolivia este año, desde el gasolinazo, obedecen a “el peligro que se cierne sobre nuestros procesos, sobre los más radicales y los menos, pero en todos los que van en una tendencia liberadora, soberana. El imperialismo está siempre al acecho”, esto lleva a que desde las conducciones se adopten medidas que están contrapuestas con los intereses de los pueblos.
La manera de enfrentar esta dificultad, sostiene Chato, es generar que “la revolución revolucione constantemente. Partimos de los movimientos sociales, hay que llegar a otros niveles. Nuestra fortaleza hay que consolidarla, las tendencias de los movimientos sociales tienen que ser de todos nuestros países, no sólo nacionales. Los movimientos sociales están bien, pero las figuras se distorsionan, sus dirigentes”. Peredo asegura que “en Bolivia pasa con los que se divorcian de sus bases y se convierten en funcionarios del Gobierno, dejan de palpar la situación. Eso hasta a veces le pasa a nuestro Presidente Evo Morales”, y remarca “¿de qué sirve aumentar las reservas de 1500 a 10000 millones de dólares si no se ve una política redistributiva? Están los bonos, pero no alcanza con eso”.
Chato Peredo advierte la necesidad de cambios de matriz productiva para sostener el proceso de cambio “no podemos estar dependiendo para siempre de la extracción, tenemos que industrializarnos” aunque el reaseguro del rumbo implica que “la industrialización debe tener una lógica y un destino opuesto al que tendría en manos del capitalista” y eso tiene que ver con que aporte “hacia la construcción de independencia y soberanía”. Y destaca el potencial de la región en la reconfiguración geopolítica global “es acá donde se han estructurado las expresiones naturales de esos cambios que son los movimientos sociales. Creo que en ese sentido, y estratégicamente, hay que mantener un optimismo que no exagere. En esto también está el enemigo actuando, entonces hay que estar precavido, hay que estar alerta, vamos camino a la desaparición del imperialismo hegemónico, pero en su agonía los zarpazos son fatales y pueden matar a algún proceso”.
Chato, compenetrado con los procesos que encaran los países que componen Nuestra América, sostiene que “el imperialismo va a tratar de que no nos levantemos, va a obstruir de cualquier forma, desde afuera y por adentro, hay que atender cosas inmediatas que no son estructurales, como las necesidades básicas, y hay que cimentar las cuestiones estructurales para poder avanzar”. (Agencia Paco Urondo)