Medios //// 21.11.2016
Radio Nacional: "federalismo" con contenidos realizados en Capital

El macrismo lleva a cabo cambios en los medios públicos. Preocupación por las fuentes laborales en las emisoras de las provincias del interior. 

Por Nicolás Adet Larcher
Desde diciembre, se establecieron modificaciones en los medios públicos bajo la órbita de un nuevo gobierno nacional. Uno de los últimos cambios anunciados se introdujo en Radio Nacional.
El 4 de noviembre, Jorge Sigal, Secretario de Medios Públicos, hizo mención al proyecto “Federalizar Radio Nacional” durante el XI Congreso Internacional de Periodismo de FOPEA. Un día antes, el diario Clarín publicó algunos detalles de ese proyecto bajo el título: “Radio Nacional: impulsan cambios para hacerla realmente federal”.
Dentro de esos cambios, el que marcó mayores rechazos por parte de los trabajadores provinciales de las 49 emisoras de la radio pública, fue el de unificar los contenidos para la emisión. La idea de la nueva gestión es la de utilizar las emisoras de Radio Nacional distribuidas en cada provincia con el objetivo de replicar contenidos que se produzcan en Buenos Aires.
En palabras de Sigal: “Tenemos que avanzar en el sentido de que federalismo no es la visión porteña de lo que pasa en las provincias”. Sin embargo, las nuevas modificaciones establecidas en Radio Nacional, no dejan espacio para lo que propone Sigal y sí potencian esa visión que él cuestiona.
Para Sigal, el problema estaba en que las radios en las distintas provincias transmitían la misma programación local por AM y por FM. A partir de ahora, por FM se transmitirán los contenidos desde Buenos Aires y AM será destinado solo a producción local, que también podrá escucharse por internet.
Un dato que no es menor es que el margen de escucha se reduce al colocar en AM contenidos locales si se tiene en cuenta que, por ejemplo, a través de dispositivos móviles con radio incorporada solo se permite sintonizar por FM. Otro dato es la audiencia segmentada y los porcentajes sobre quién escucha. La Encuesta Nacional de Consumos Culturales realizada por el Sistema de Información Cultural de Argentina (SInCa) y la Encuesta de Consumos Culturales y Entorno Digital del Ministerio de Cultura de la Nación, publican números interesantes al respecto.
En Argentina, alrededor del 87% de la población escucha radio y el 80% lo hace por lo menos una vez por semana. En la región del NOA el porcentaje de escucha es del 85%, un número alto que va en sintonía con la media nacional. Pero si uno descompone esas cifras y se enfoca en el tipo de frecuencia escuchada, los números varían. Según los datos del Ministerio de Cultura, la preferencia por la frecuencia FM es del 55%, mientras que para AM es del 11%. En el medio, un grupo de encuestados señaló que en el 18% de los casos no hace distinción entre una frecuencia y la otra.
En el rango de edades, se fragmentaron las encuestas entre jóvenes de 12 a 17 años, de 18 a 29 y adultos de 30 a 49 años. En estos tres casos, hay una preferencia por la frecuencia FM. El porcentaje de jóvenes de 18 a 29 años que sintoniza AM es del 4%, mientras que en el rango de adultos de entre 30 a 49 años es del 6%. Por otro lado, los adultos mayores de 65 años para arriba, tienen preferencia por la frecuencia en AM en un 33% y en ocasiones por ambas si es el caso de quienes se encuentran en un rango de 50 para arriba.
Si reducimos aún más la segmentación y especificamos los porcentajes de acuerdo a regiones, inevitablemente al hablar de – por ejemplo – Santiago del Estero, debemos referirnos al a región NOA. Desde los datos del Ministerio de Cultura y las referencias de consumos culturales, se desprende que la frecuencia FM se escucha en un 62% en el NOA, mientras que la frecuencia AM apenas en un 5%. Un hecho que se replica en todas las regiones, donde la FM tiene picos de hasta el 68% y no baja del 51%, mientras que la frecuencia AM apenas tiene picos del 14%.
Disolviendo voces
La desintegración de la programación que se mantenía en las provincias, también perjudica en forma directa puestos de trabajo dentro de cada emisora. Un caso que tuvo lugar en los primeros días del mes fue el de Radio Nacional de Santa Rosa en La Pampa donde en forma definitiva se quitó la programación local por FM y se colocó todo en AM para dar paso a las voces de Buenos Aires, “más de 66 años de radiofonía con contenidos locales se verán interrumpidos…” expresaron desde los medios pampeanos.
En La Pampa – según los periodistas de la provincia – la frecuencia AM se escucha en muy pocos lugares. En medio de esos cambios, también se echó al periodista Alejandro Urban por motivos poco claros luego de haber sido desplazado en septiembre de su programa político a uno deportivo.
En distintos puntos del país, la radio pública posibilitó que se abordaran temas y debates en relación a medios de comunicación, violencia institucional, pueblos originarios, etc, que otros medios no abordaban y que tenían que ver en forma directa con las realidades provinciales de cada lugar. Desde la cuenta de Facebook de Radio Nacional de Santiago del Estero se hizo mención a la situación: “Lamentable tener que compartir con ustedes, nuestros oyentes esta noticia. Es un retroceso a lo logrado durante años de gestión en Radio Nacional de Santiago del Estero”. En las radios públicas se decía lo que en los medios provinciales no y ese era un mecanismo concreto de federalización. Decir con nuestras voces lo que a nosotros nos pasa.