Más información //// 30.08.2018
Bahía Blanca: un gran festival cultural cerrará la Marcha Federal Universitaria

Cantantes, bandas y espectáculos de danza, murga y poesía cerrarán la versión bahiense de la marcha por la educación pública. 400 estudiantes y trabajadores docentes y no docentes mantienen una toma pacífica de las Escuelas Medias de la UNS.

Un amplio grupo de artistas cerrará en la tarde de hoy en Bahía Blanca la versión local de la Marcha Federal Universitaria convocada en todo el país en el marco de la emergencia presupuestaria y salarial que atraviesa el sistema público de educación superior.

El Festival Cultural se llevará a cabo en la sede de la Universidad Nacional del Sur (UNS) de avenida Alem 1253, cuando arribe a ese espacio la marcha que a las 17, 30 horas partirá desde Alem y 11 de Abril. Se estima que las actividades culturales comenzarán alrededor de las 18, 30.

Organizado por la gremial docente ADUNS, el programa contempla la participación de Nacho Boyo, voz del reconocido grupo bahiense “Luceros, el Ojo Daltónico”, “TV Blues”, heredera de la legendaria “Los Asuntos”, y las ascendentes “Raiz-es de Limón” y “Mitocondrias”. A ello se agregarán los movimientos circenses del grupo “La Nave Circo”, un espectáculo de danzas contemporáneas del dúo “Doha” y el colorido de “Murgueres con Memoria”, conjunto de murgas bahienses que integran “El sueño de los sin jeta”, “Cucharón” y “Portadores de Alegría”. La cuota de poesía llegará con Lourdes López y “Errante clandestino”.   

Además, en otra de las sedes de la UNS se presentará el nuevo libro de Hugo Biagini. La obra, editada por Octubre, aborda la centenaria historia de la Reforma Universitaria de 1918, “la revuelta estudiantil que sacudió al continente”. El evento, que contará con la participación del autor, se desarrollará en el marco de esta jornada de protesta. Lo auspician ADUNS y las carteras de Cultura y Extensión y Derechos Humanos de la UNS.

Para las 15, 30, en tanto, la gremial de docentes se convocará en asamblea de afiliados, para recabar un mandato acerca del modo en que continuará la lucha del sector. El encuentro será a metros del lugar donde, dos horas más tarde, comenzará la marcha.

El escenario universitario bahiense

La situación de la educación superior en Bahía Blanca observa igual gravedad que en el resto del país. Mientras la entidad gremial cumple su cuarta semana consecutiva de paro de actividades, la UNS y la Facultad Regional de la UTN han acusado significativos atrasos en el giro del presupuesto ya comprometido, que a su vez venía revelándose insuficiente. La situación se agrava por los constantes tarifazos y el impacto indirecto que supone la caída de poder adquisitivo de trabajadores y estudiantes.

El cuadro derivó, en la noche del martes 28, en la decisión adoptada por una asamblea interclaustros que resolvió ocupar pacíficamente el edificio de las Escuelas Medias de la UNS, en una réplica de las tomas que para entonces se habían producido en una docena de Universidades Nacionales. Hasta el cierre de esta nota, se mantenían el cese de actividades y la ocupación del edificio, ubicado a metros de donde partirá la marcha de este jueves.

Unos trescientos miembros de la comunidad universitaria han participado hasta ahora de la toma pacífica, sólo violentada por un pequeño grupo de padres y madres que se presentó en el edificio en la noche del miércoles. Claramente dirigidos por un exfuncionario del gobierno municipal macrista, increparon a quienes permanecían en el edificio y reclamaron el cese de la ocupación. El momento de mayor violencia se vivió cuando una de las madres intentó tomar del cuello a una estudiante que participaba de la ocupación.

El grupo manifestante elevó además una solicitud a la Justicia Federal para que “disponga los medios pertinentes” para retomar la actividad de clases en los establecimientos tomados. La sutileza de la redacción del escrito disimula la gravedad del pedido: es sabido que la única manera que tendría el Poder Judicial para garantizar el fin a la toma sería el uso de la fuerza pública, que conllevaría además una grosera violación de la autonomía universitaria.

Esa posición antisindical no es una novedad. El mismo grupo de padres y madres impulsó en 2016 el requerimiento de una medida cautelar contra uno de los primeros paros de docentes universitarios en la gestión macrista. Insólitamente, el juez subrogante Pedro Plou accedió a la petición, invadiendo las facultades del Ministerio de Trabajo, único ente habilitado para dictar una conciliación obligatoria, y  desconociendo el derecho constitucional de huelga. La medida no llegó a efectivizarse por devenir abstracta, ya que al momento de su dictado el paro había concluido.

“Entendemos la preocupación (de padres y madres). Lo que no vamos a compartir y que jamás vamos a entender son los actos de violencia. Y, fundamentalmente, cuando son contra menores”, dijo al respecto el secretario general de ADUNS, Sergio Zaninelli, miembro de la mesa paritaria nacional del sector.

En una conferencia de prensa ofrecida en la mañana de este jueves, Zaninelli apuntó que “lo mejor que podemos hacer contra esos hechos y contra el gobierno, que efectivamente quiere ajustar la educación a través de nuestros sueldos y el desfinanciamiento, es llenar las calles del país”.