04agosto2015

Héctor Magnetto, en primera persona

Héctor Magnetto, en primera persona

El libro "Clarín, la era Magnetto", de Martín Sivak, analiza la gestión del controversial CEO al mando de la principal empresa de medios del país. ¿Habrá bandera blanca a partir del próximo gobierno?

Leer más...

Debate

  • Elecciones PBA: ¿hacia dónde irá el voto massista de 2013?

    Un análisis sobre la provincia de Buenos Aires. En 2013, el 45% del electorado se inclinó por Sergio Massa y Francisco De Narváez. ¿A dónde irán esos votos? Por Enrique de la Calle. (Leer nota).

  • Espinoza, los "comunistas" y la necesidad de debatir con altura

    Horacio Bouchoux reflexiona sobre el discurso del precandidato a vicegobernador, Fernando Espinoza. (Leer nota)

  • Con el mal resultado de Macri en CABA, ¿resucita Sergio Massa?

    El periodista Diego Genoud analiza las chances del ex intendente de Tigre de cara a las PASO. ¿Está otra vez en las pistas? (Leer nota)

     

  • Elecciones CABA: ¿el gran ganador fue Scioli?

    José Cornejo propone una lectura sobre los recientes resultados electorales en Capital, Córdoba y La Pampa: ¿Scioli venció a Mauricio Macri y La Cámpora? (Leer nota)

  • Zannini y el kirchnerismo de resistencia

    ¿Qué implica la designación de Carlos Zannini como candidato a vicepresidente? El kirchnerismo, más allá de 2015. Por Horacio Bustingorry. (Leer nota)

Editoriales APU

Inicio

Hombre de Cristina

Me he reducido a ser un hombre de Cristina
En esta época, en estos días, en estos quilombos matutinos
me dejo llevar por la fantasía
que sale de la boca de una mujer.
No participo, estoy viejo,

mis hijos me dejaron mis nietos
para que los cuide.
No participo: cuido críos.

Y la miro, la escucho a ella
por cadena nacional, en bicicleta.
Mi Amada Cristina, morocha seductora
--me atrevo a imaginarle gordas caderas.

Mi Caderona Nacional.
La escucho, la veo
hablar por ejemplo de cooperativismo,
de mujeres embarazadas que tendrán,
a falta de un marido, su ayuda social.

La Morocha Nacional no puede hacer que nos enamoremos de otra.
Veo su cara, su cuerpo, sus palabras
su demoledora tristeza, la tristeza evidente de su alma.
Su Infinita Tristeza en afiches y letreros
por dondequiera que viajo en la gran ciudad.
Se me pianta una lágrima, no voy a negarlo.

No participo, estoy viejo
para cualquier militancia
que no sea leer a Pepe Cuevas, a Lihn o a Teillier

Su foto en las calles
tomada de la mano
de unos niños rumbo al colegio.
Ah...

Estoy viejo para el kirchnerismo,
esa es la palabra exacta.
Pero no estoy viejo para Cristina,
se me pianta una lágrima.
La veo, la escucho, me reduzco
a ser un hombre de Cristina.
Mis hijos se separaron,
se emborracharon
y me dejaron sus hijos.

Hijos de hijos
Estoy viejo para la militancia
para el reduccionismo del kirchnerismo.

La veo, la escucho esa tristeza evidente, infinita
de sus ojos es la misma de mis ojos

Oh Morocha Nacional
tomame de la mano
como un escolar pobre
y enseñame la Casa Rosada.

Footer

2005 – 2015 Colectivo de Comunicación Paco Urondo
Los contenidos de este sitio web están sujetos a una licencia Creative Commons.
Diseño y programación: Matías Aguirre – Vladimir Di Fiore

Contacto

Para comunicarte con la redacción de APU escribinos a agenciapacourondo@gmail.com