Internacionales //// 29.01.2019
Organismo latinoamericano pide "respetar la soberanía en Venezuela" y llama al diálogo

El presidente de la Conferencia Permanente de Partidos Políticos de América Latina y el Caribe (Copppal), Manolo Pichardo, emitió un comunicado en el que cuestionó la política intervencionista de Estados Unidos. 

El presidente de la Conferencia Permanente de Partidos Políticos de América Latina y el Caribe (Copppal), Manolo Pichardo, hizo un llamado a respetar la soberanía de Venezuela y a retomar la iniciativa del diálogo para la búsqueda de soluciones democráticas.

Pichardo señaló que “la situación en el país suramericano debe ser abordada, tal y como ha manifestado la Organización de Naciones Unidas (ONU), desde espacios de diálogos políticos que no vulneren la soberanía ni el orden institucional y democrático dado a través de la Constitución, las leyes y los procesos electorales en los cuales la voluntad popular se ha expresado”.

En un comunicado de prensa reseñado por PL, el dirigente político latinoamericano dijo que la entidad regional que lidera, apegada siempre a los principios que dan sentido a su existencia, recogidos en la Declaración de Oaxaca, rechaza cualquier tipo de injerencia en los asuntos internos de Venezuela.

“Estamos comprometidos de manera inequívoca y permanente a defender la democracia y el principio de autodeterminación de los pueblos latinoamericanos y caribeños, por ello, propugnamos porque sean estos quienes busquen salidas pacificas a sus conflictos internos', agregó.

El presidente de la Copppal enfatizó que la legitimidad de los gobiernos no puede estar atada a los intereses geopolíticos de un sector o de un país determinado y señaló que en  América Latina existen casos de violación a los derechos humanos y cuestionamientos al sistema democrático en países como Brasil, Honduras, Argentina y hasta en Estados Unidos.

“La inhabilitación de Lula para impedir que ganara las elecciones; el golpe electoral en Honduras, los niveles de exclusión social que sumen en la pobreza a más de 50 millones de norteamericanos, además del racismo y violación a los derechos humanos, son muestras de que no solo en Venezuela existen problemas a resolver”, aseveró.

El también expresidente del Parlamento Centroamericano, propuso reiniciar de manera inmediata  las conversaciones entre los diferentes sectores “pues la única forma de encontrar una salida pacífica al conflicto es con el esfuerzo de todos los actores de su sistema político y social”.