Géneros //// 08.03.2018
Sasha Sacayán: "Esto lo llamamos travesticidio social"

Agencia Paco Urondo reunió a Sasha Sacayán, hermano de Diana y militante de MAL (Movimiento Antidiscriminatorio por la Liberación) y a Karina Nazábal, ex diputada provincial y autora de la ley Sacayán, sobre cupo laboral trans en la provincia de Buenos Aires. Analizaron qué implica el inminente fallo del juicio por el asesinato de Diana.

Por José Cornejo y Jorge Giordano

AGENCIA PACO URONDO: ¿Qué lectura judicial y política hacés del juicio de tu hermana?

Sasha Sacayán: Nuestro objetivo grande es que la Justicia pueda pronunciarse sobre esto. Hablamos de Diana como defensora de los Derechos Humanos, creadora de políticas públicas. Políticas que tenían que ver con el promedio de 35 de años de vida de la población travesti. Además hay que analizar el mensaje que se quiere dar: mataron a alguien que generaba todas esas iniciativas. Lo seguro es que vamos a juicio. Hay dos patrones genéticos en la escena, uno lo tenemos y el otro no. El enjuiciado dice que la mató otra persona. Pero todas las pruebas indican que fue él. Y hay un tercero que nosotros agregamos a la causa.

Karina Nazábal: Este juicio es como un paréntesis. Se juzga a este sujeto. Es un juicio oral y puede dar más información sobre el otro responsable.

SS: Él va a ser condenado. Lo que no queremos es que se hable de femicidio. Diana se reivindicaba travesti, más allá que un documento diga que es mujer trans o mujer. Esto lo llamamos travesticidio social. Hablamos de toda la violencia estructural sobre las compañeras travestis y trans a partir de que deciden su identidad. Son expulsadas de sus hogares, después de todas las instituciones, de la escuela, la salud, el trabajo, la familia. Son echadas de su casa a los doce, trece años. No tienen dónde ir, ¿qué van a hacer? Todo eso te arroja a la prostitución.

KN: Además, quienes la mataron, lo hicieron sabiendo quién era Diana Sacayán.

APU: ¿O sea que hubo una intencionalidad política en matarla?

KN: Política en cuanto que este tipo que va a juicio oral sabía perfectamente quién era Diana, qué representaba, su nivel de exposición público.

APU: ¿Cómo un proceso judicial puede convertirse en una denuncia de orden político?

SS: Hay alguien que tomó decisiones políticas para que eso no pase. No se trata sólo de un gobierno sino de un sistema que funciona así. Por más que se haya avanzado un montón, lo que sucede es sistemático. Diana estaba en su mejor momento político.

KN: Cuando discutíamos ley de cupo trans, nos decían ¿por qué una ley de cupo para travestis y transexuales y no para padres de familia o jóvenes? Bueno, porque eso sería una política macro de empleo para toda la población. Esta es una población a la que el Estado, sistemáticamente permitió que se la discrimine.

APU: ¿El sistema de salud no te recibe si sos travesti?

SS: Tenemos compañeras muertas en la guardia, o una compañera que se murió cuando venía al centro porteño porque no la querían atender. No llegamos a cruzar la autopista y se murió. Le negaron la atención en ese momento.

KN: Imaginate que hasta ayer tu marido podía golpearte en tu casa, ¿qué pasaba con una persona que tenía una identidad que no figuraba en ningún documento del Estado?

Sasha: Ahora tenemos organizaciones, que antes no existían. Vamos pidiéndonos entre nosotras para ver cómo ayudarla.

APU: Las familias expulsivas, ¿nunca se reencuentran?

KN: Muchas veces sí.

SS: Esas familias están atravesadas por esa cultura también. Históricamente se consideró que estas personas no eran parte de la sociedad. Se fue demostrando en todo el castigo que existe sobre los cuerpos de las travestis. Que no puedas ir a la escuela, tener un trabajo, ir al hospital, tener una familia que te abrace. Nadie te abrazaba, desde que eras niña, hasta que te moriste. Después te moriste y tampoco te nombran como tu identidad. Y tampoco se va a hacer justicia.

Hoy la justicia tiene la oportunidad de hacerlo. Capaz ellos dicen "bueno, no sabemos cómo tratar el tema". Les pusimos todas las herramientas para que puedan hacerlo. Si ellos no lo hacen, van a seguir aportando al odio. Ahí hay odio. No me pueden decir que "la quisieron robar". Si la roban, le dan un palazo. No, sobre los cuerpos de las travestis las siguen matando, las siguen apuñalando, les cortan los pitos, les cortan las tetas, les apuñalan la cola, le desfiguran la cara, les escriben en la espalda con cuchillos, las atan con alambre de púa. Todo eso no es porque "las quieren robar".

APU: ¿Te parece que ahora sí lo van a hacer?

SS: Lo tienen que hacer.

APU: ¿Hay antecedentes de la figura de travesticidio?

SS: No hay. Nunca la justicia se pronunció sobre eso. No es un femicidio. Una travesti es diferente a una mujer, su cuerpo es diferente. La atraviesan otras cuestiones. No estoy minimizando la violencia hacia las mujeres, tiene violencias específicas que además dependen del Estado.

APU: El movimiento feminista que se está desarrollando en los últimos años, ¿ayuda a visibilizar el problema?

SS: Es parte de esta discusión. En el documento del 8M, va a figurar el juicio de Diana como uno de los más importantes en estos tiempos para la lucha del feminismo. Además Diana era una defensora de los derechos humanos y feminista. Uno de los puntos del documento va a ser lo del juicio.

APU: ¿Le parece que la Justicia se puede ver interpelada por este movimiento femenino masivo?

SS: Sí. Lo hacemos de las dos formas: vamos a la justicia, les damos las herramientas, y además estamos en la calle, exigiendo por todas nuestras compañeras muertas y todas las luchas de las que somos parte. Desde hace años, como la Campaña del Aborto, la violencia de género, la libertad a Higui. Siempre fuimos parte de esas luchas. La demanda trasciende, es gigante. Por supuesto que interpela a la Justicia, no lo puede dejar de ver. Creemos que las luchas también se ganan en la calle.

APU: Respecto a la ley de cupo trans en la provincia de Buenos Aires, se suponía que el gobierno de María Eugenia Vidal iba a avanzar con ese tema. ¿Cómo está la situación?

KN: Le hemos dado todas las herramientas a la gobernadora para que pueda implementar la ley. La Argentina tiene mucha historia de que las organizaciones proveen herramientas al Estado, la justicia, la policía. Hay una historia de organización muy fuerte, y en esa historia los colectivos feministas y la organización de las personas travestis y transexuales es parte de toda esa lucha. Es una cuestión en que nuestro país es vanguardia a nivel mundial. Una de esas cuestiones es la ley de cupo trans. Es la primera ley de su tipo en todo el mundo. Por eso la provincia de Buenos Aires y el país está mirada por organismos con mucha expectativa.

La Ley de Identidad de Género es la mejor del mundo. Incluso mejor que la canadiense. Es una ley que se observa en otros países. La Ley de cupo ha recorrido el mismo camino, lleva el nombre de Diana porque fue pensada y militada por ella, en función de su propia historia. Sacayán, siendo la líder que fue para sus compañeras y otras mujeres y militantes feministas, no pudo escapar al propio destino de las travestis. Por eso va a ser tan vital para la justicia que la figura de travesticidio aparezca.

Vidal abrió la discusión sobre la reglamentación pero todavía no ha firmado la ley. De hecho no funciona el registro donde personas travestis, transgénero y transexuales puedan ponerse a disposición de una capacitación para un empleo. Nos parece una gran deuda con las travestis que están todas las noches paradas en la ruta ejerciendo la prostitución. No creo que la gobernadora desconozca la zona roja de La Plata, ni tampoco el intendente Garro. Una de sus primeras acciones fue despedir a las compañeras que habían ingresado en el marco de la ley de cupo en la municipalidad. Esta posición de la provincia después habilita la represión a las travestis en la calle por parte de las fuerzas de seguridad. Y es una ley que salió por unanimidad en el Senado de Buenos Aires en el 2015.

SS: Nosotros no podemos saber todas las compañeras que fallecieron. Tampoco tenemos acceso. Cuando pasa, ya la causa está armada y cerrada. No pueden hacer una lectura de que es un varón con una peluca, disfrazado de mujer. No lo pueden hacer.