Géneros //// 11.03.2019
Merlo: "Mariano Mera Figueroa se encuentra prófugo de la Justicia"

"Seremos implacables en la búsqueda de la verdad y la justicia para Jessica y Micaela. Esperamos que todos los funcionarios políticos y policiales acompañen el camino de la justicia que emprendimos, se logre la detención de Mariano Mera Figueroa y la garantía de protección para las victimas implicadas y sus respectivas familias", expresó Gabriela Carpineti, abogada de las denunciantes.  

Por Gabriela Carpineti 

El jueves 7 de marzo fueron detenidos e indagados tres de los partícipes del secuestro coactivo de Jéssica Natalia Rodríguez tipificado en el artículo 142 bis del Código Penal, mientras que el jefe de esta banda, que se dedica a golpear, amedrentar y extorsionar a mujeres, Mariano Mera Alba Figueroa se encuentra prófugo de la justicia. Tanto a los detenidos, dependientes de la Municipalidad de Merlo como a Mera Alba Figueroa les fueron denegadas las excarcelaciones y la eximición de prisión por el Juzgado 56 Criminal y Correccional a cargo del Juez Alejandro Litvack el dia de hoy. Este delito tiene una pena en expectativa de hasta veinticinco años de cárcel.

En la madrugada del día 20 de septiembre de 2018, Mariano Mera Alba Figueroa, Ernesto Ariel Duarte y Osmar Claudio Moyano, junto con otros posibles autores y participes todavía no identificados, secuestraron a Jessica Natalia Rodríguez en el Barrio de La Boca en la intersección de la Avenida Almirante Brown y Pilcomayo. La golpearon, le robaron sus pertenencias y la subieron a un Fiat Stilo propiedad de Mera Figueroa. Durante el viaje, mientras era trasladada al Galpón de una parrilla propiedad de Mera Alba Figueroa, situada sobre la ruta 200 en la localidad de Merlo, fue golpeada y amenazada con que iba a ser “detenida con el resto de sus compañeras feministas”, textuales de Mera, para posteriormente ser trasladada a una vivienda ubicada sobre la calle Azcuenaga 247 de la misma localidad donde residía Pedro Mallada, ex pareja de Jéssica, con el objetivo de coaccionarla para que rectificara la denuncia por abuso sexual y lesiones dolosas leves que había realizado contra Mera Figueroa un mes antes en la justicia de Merlo.

A las nueve de la mañana de ese fatídico día, Juan Omar Schirmo, asesor del concejo deliberante del Partido de Merlo se hizo presente en el domicilio junto con Mera Alba Figueroa, obligando a Jessica bajo la amenaza de que no iba a volver a ver a sus hijos de que firmara un escrito en el que rectificaba la denuncia por los delitos de abuso sexual y lesiones dolosas leves que ella misma había realizado contra Mera el día 28 de Agosto de 2018 ante la Unidad Fiscal de Investigaciones N*8 de Morón. Debido a la situación de violencia física, sexual y psicológica de la que era víctima Jessica y, con anterioridad a efectuar la denuncia, logra irse de la casa de Mera Alba Figueroa donde residía junto a sus pequeñas hijas. Durante más de seis meses del año 2018, Jessica fue coaccionada y amenazada por Mera Alba Figueroa para que se presentase como testigo contra Micaela Rodriguez, la primera mujer denunciante contra Mariano Mera Alba Figueroa en Noviembre de 2017. Finalmente Jessica además de testimoniar contra Mariana Mera Figueroa por los delitos por ella sufridos, clarificó también sobre los padecimientos vividos por Micaela en la causa que tiene a esta última como denunciante contra el mismo hombre. 

El día anterior a producirse el secuestro, la madre de Jessica, se encontraba en Plaza Armenia del barrio de Palermo de la Ciudad de Buenos Aires, jugando con las niñas, cuando repentinamente Pedro Mallada, padre de las niñas y ex pareja de Jessica se hizo presente en el lugar de los hechos, llevándose a ambas, sin que Paula pudiera hacer nada al respecto. Enterada de esto Jessica se retiró del estadio de Boca Juniors, donde se encontraba como espectadora de un partido y se dirigió a encontrarse con su madre quien efectuó la denuncia ante la Comisaria 25. Alrededor de la 1 de la mañana del día 20, recibió un llamado de un conocido suyo, el “Turco” que le pidió que se acercara a un bar en el barrio de la Boca al que solían asistir antes y después de los partidos, allí se dirigió y en un momento dado lo vio a Mera, junto con Duarte y Moyano, quienes le dijeron que para volver a ver a sus hijos tenía que acompañarlos. Ante la negativa de Jessica, es golpeada y posteriormente secuestrada por Mera y sus matones. 

Al día de la fecha pesa sobre Mariano Mera Alba Figueroa una orden de captura y una citación a indagatoria. Seremos implacables en la búsqueda de la verdad y la justicia para Jessica y Micaela. Esperamos que todos los funcionarios políticos y policiales acompañen el camino de la justicia que emprendimos, se logre la detención de Mariano Mera Figueroa y la garantía de protección para las victimas implicadas y sus respectivas familias.