Géneros //// 08.03.2018
Lidia Fernandez: "El paro internacional de mujeres del año pasado generó mucho debate en los sindicatos"

La Secretaria de Género de CTA Regional La Plata, Berisso, Ensenada, Magdalena y Punto Indio, conversó con AGENCIA PACO URONDO acerca de los preparativos para el #8M.

Por María Soledad Allende

APU: ¿Cómo se vivió en la CTA Regional el paro internacional de mujeres del año pasado?

LF: El paro internacional del año pasado generó mucho debate en los sindicatos. Nos movía el tema porque estábamos acostumbradas a una orgánica, a una forma de definir los paros. En un sindicato los paros no los deciden las conducciones, sino que tienen que salir de las asambleas y de los cuerpos orgánicos de los sindicatos. La del 8M no era la misma concepción de paro. A partir del año pasado se abrió un debate al interior de las organizaciones aquí en La Plata y fuimos avanzando, buscando respuestas, a ver qué significaba el paro de mujeres para una organización sindical.

Si bien no está cerrado el tema, pudimos acordar que las mujeres, no sólo son trabajadoras en el sistema formal, sino que nosotras entendemos que en sus casas realizan un trabajo que esta invisibilizado, que no es remunerado, pero que sin embargo hace posibles todos los demás trabajos. Desde ahí podemos entender perfectamente esta definición de la mujer como mujer trabajadora y adherirnos. Nosotras decimos que la política neoliberal afecta más profundamente a las mujeres trabajadoras, que en su mayoría están insertas en la economía informal o en puestos con menor retribución.

APU: ¿Cómo se vienen desarrollando las políticas de género de la central en la región?

LF: En Magdalena y Punta Indio hay un trabajo importante en género, anterior al que se ha dado en La Plata, y hay un movimiento de mujeres que se juntan, tienen un programa de radio, asesoran y acompañan y construyen un movimiento en un pueblo, donde es más difícil instalar algunos temas. En Berisso y Ensenada también, y la CTA Regional está tratando de juntar, y de crear un espacio, donde las compañeras de los distritos puedan compartir y acompañarse y ayudarse en red, aportando lo que cada distrito tiene para sumar.

Una de las principales demandas de las compañeras en todos los distritos ha sido el acceso a espacios de formación y de debate, que muchas veces se dan en CABA. Nosotras vimos los cursos del Instituto Patria, como el de Feminismo y Peronismo, y la verdad que les costaba bastante acceder a esos espacios. Así que nos propusimos generar un espacio aquí en La Plata, de formación, de debate y de organización, y que nuclee a todas las organizaciones regionales. Este año vamos a realizar un seminario que va a articular los temas de sindicalismo y feminismo, convocado y organizado por CTA, pero vamos a invitar a todas las mujeres y varones de otras organizaciones. Esto se realizará durante un mes y medio, luego se formarán espacios de formación a partir de las demandas que se generen a partir de ese seminario.

El otro objetivo central es poder llegar al Encuentro Nacional de Mujeres sacando uno o dos colectivos, y que la CTA se transforme en una referencia y abra un camino para sumar compañeras y organizarnos para el encuentro.

APU: ¿Cómo se prepara la CTA regional para el 8M?

LF: La clave para la coordinación del paro de mujeres es dar mucha amplitud y mucha libertad a las organizaciones sindicales. La CTA tiene orgánicas muy estrictas, y eso tiene que ver con que las afiliadas y los afiliados se sientan representados. Si no las respetamos, después vienen los reclamos, y esos reclamos son justos. Todo tiene que salir por consulta, tiene que salir de las asambleas, y tiene que ser discutido. También tiene que ver con los regímenes laborales que tiene cada gremio. La CTA tiene desde organizaciones barriales hasta sindicatos, y los sindicatos tienen especificidades. Entonces la mejor manera es no forzar, permitir que los sindicatos se manejen con libertad y que aporten desde donde pueden.

El caso de Suteba es muy claro, aun no está definido como participará, pero el año pasado no fueron al paro, porque a veces cuando se está en paritaria abierta no se puede ir a un paro. Pero lo que se hace en lugar del paro son jornadas, donde todo el día las maestras trabajan con sus alumnos y alumnas las cuestiones de género. Y eso vale tanto como si fuera un paro.

Respecto del 8M, vamos a participar de la asamblea feminista que se va a realizar el 23 de febrero en Plaza San Martín a las 17hs, que será un espacio de debate y diálogo abierto y preparatorio para la marcha del 8M, que se ha decidido hacer en La Plata. Creemos que sobre todo en los grandes centros urbanos, tenemos que sostener movilizaciones importantes para visibilizarnos y atraer a las compañeras que no podrían ir a Capital.