fbpx La Plata: denuncian violación de una joven | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Géneros //// 08.06.2017
La Plata: denuncian violación de una joven

Entrevista a Jorge De Benedetti, padre de la joven de 21 años que fue abusada por un compañero de trabajo, quien la mantuvo cautiva por más de 40 horas.

Por Redacción APU

APU: ¿Qué pasó con Melisa?

Jorge De Benedetti: Meli trabajaba para el galpón municipal de acá, de La Plata. Ella trabajaba algunos sábados y a las 4 de la tarde del sábado pasado, ella no venía a casa, y nos preocupamos. Dimos un tiempo e hicimos la denuncia en la Comisaría 11. Pasaron las horas y el domingo comenzamos a hacer folletos para pegar por la Ciudad, para ver si se la podía ubicar, pero nada. Al otro día vino la gente de Brigada de búsqueda de personas, para que declaremos por qué faltaba en la casa. El lunes a la mañana mi hija aparece en el galpón como si nada y la fuimos a buscar, estaba muy ida, mal y la trajimos a mi casa.

APU: ¿Y ella qué denuncia que pasó?

JB: Cuando la encuentran ya estaba tan ida, que dijo que se fue porque tenía problemas personales con nosotros, pero no habíamos discutido con ella ni nada. Nos pareció raro, estuvo dos días en la calle según lo que nos dijo apenas apareció. Y después con el transcurso de los días no salía de su estupor, estaba muy bajoneada, lloraba, entonces nosotros como padres empezamos a preguntar y nos contó lo que había pasado. Este muchacho Patricio Morales la llevó a su casa, la invitó a tomar mates y la hizo fumar algo obligatoriamente, prácticamente tomar droga. Y al otro día se dio cuenta que estaba en la cama con poca ropa y con este muchacho al lado con el torso desnudo. Ella nos cuenta esto llorando, como que la había violado, estaba drogada y no entendía nada. Inmediatamente llamamos a la comisaría y nos fuimos a la brigada a denunciar el abuso. Tomaron todas las declaraciones a mi hija, tomaron la mía y al otro día la llevamos al cuerpo médico de La Plata y no la quisieron atender enseguida, con la gravedad del riesgo que existe en las primeras 72 horas, y la posibilidad de atacar las posibles infecciones. El cuerpo médico no lo quiso hacer, más específicamente el Doctor Ventura no le quiso hacer la intervención médica, por lo que tuvo que hacerlo al otro día en la DDI, la atendió una doctora y ahí se comprobó la violación, las lesiones de mi hija en las partes íntimas. Ella era virgen, nunca tuvo novio, nunca tuvo nada.

APU: Cuando ella estaba desparecida, ¿la policía hizo algo?

JB: Por lo que yo sé, lo que me comentó un comisario que vino acá, cuando yo hice la denuncia ellos me tendrían que haber subido a un patrullero y buscarla donde posiblemente podía estar, porque nosotros teníamos algún dato, pero no teníamos confirmación porque lo que nos informaban tampoco era confiable, pero era una dirección. No hicieron nada, tomaron la denuncia y nada más. Fuimos a la fiscalía a preguntar, la Brigada tardó en pasar lo papeles, los que nosotros informamos. Y ahora el muchacho este sigue quedando libre, nos están amenazando, mi otra hija también trabaja en ese galpón así que ahora hay que sacarla de allí porque la están amenazando de muerte. Tuvimos que hacer una denuncia porque además el encargado de ese galpón nos trató mal a mí y a mi señora, nos ofrecieron plata para callarnos la boca. Y quieren sacar este caso como que nosotros tenemos la culpa, que somos padres castradores y nada que ver. El delito está comprobado, no es que la nena se fue por culpa nuestra.

APU: ¿Cómo sigue la causa? ¿Tienen abogados, tienen apoyo?

JB: Tenemos un grupo de apoyo feminista (Furia Feminista La Plata), quienes se encargan de cubrir el caso, ayer estuvimos en la universidad para que quienes están ahí nos escuchen y nos den una mano. Necesitamos apoyo de todo el mundo porque estamos solos. Mi hija está destruida en su cama, estamos peleando para que coma, está totalmente mal, encima estamos amenazados. En la fiscalía nos dicen "esperá, esperá" y recién hoy se comunicaron porque quieren enviarla a un psicólogo. Mi hija no está en condiciones de salir, tenemos que ir nosotros. Pero queremos que lo agarren a Patricio Morales, porque se va a escapar.

Además, el domingo desde la 1:20 hasta las 2 de la mañana, sin que supiéramos dónde estaba mi hija nos extorsionaban, llamaron por teléfono diciendo "danos la plata y si no te matamos a la nena", nos extorsionaba la misma gente. Somos una familia humilde, no es que tenemos plata. Queremos que nos escuche la justicia y que por favor si alguien escucha esto que nos dé una mano y dejen de cubrir esto, porque lo que le pasó a ella le puede pasar a cualquiera.