fbpx Femicidio Basaldúa: la familia no creyó en la versión de la Fiscalía | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Géneros //// 14.05.2020
Femicidio Basaldúa: la familia no creyó en la versión de la Fiscalía

Lucas Bustos de 23 años fue detenido como único sospechoso del asesinato de Cecilia. La familia de joven asesinada, al igual que el núcleo más cercano de Bustos, no creyeron en la versión de la Fiscalía. Familiares y organizaciones feministas se continuan preguntando: ¿quién mató a Cecilia Basaldúa?

Por Santiago Torrado

Cecilia Basaldúa de 35 años oriunda del barrio porteño de Núñez fue asesinada en la localidad cordobesa de Capilla del Monte el pasado mes de abril. Tras el hallazgo del cadáver con evidentes signos de violencia, la fiscal Paula Kleim de Cosquín ordenó la detención de Lucas Bustos de 23 años acusado de abuso sexual con acceso carnal y homicidio calificado por violencia de género y criminis causae.

Los padres de la víctima, Paula Reyes y Alberto Basaldúa, desconfían de la versión de la fiscalía y se han constituído en querellantes. Asi fue que exigieron el acceso al expediente que se encuentra bajo secreto de sumario. Entre otras cosas, denunciaron que Lucas es “un perejil” y que no pudieron “reconocer el cuerpo”. Tras el femicidio, Alberto encabezó una movilización masiva en Capilla del Monte para exigir verdad y justicia por el femicidio de su hija Cecilia.

Por su parte los familiares de Lucas Bustos defendieron la inocencia del joven y exigieron la realización de pericias psicológicas e interdisciplinarias. Este fue detenido poco después del hallazgo del cadáver y “conducido a comisaría junto a su hermano Santiago. Según declaraciones, les pegaron a los dos a en la cabeza y el estómago para que confesaran. De hecho jugaban con eso. Primero iban con Santiago y le decían que Lucas había confesado que él había sido, después lo mismo del otro lado y así”, expresó Sergio Sánchez, defensor de Bustos, ante el diario Nueva Mañana de Córdoba.

La familia Basaldúa apuntó contra otro sospechoso: Gabriel Mainardi, ex boxeador y vecino de Capilla del Monte que alquiló a Cecilia el patio de su casa para que esta pudiera armar su carpa. “Me llamó a Buenos Aires tres días después de que Cecilia desapareciera, dijo que tenía un brote psicótico y que había dejado celular, computadora y todas sus pertenencias ahi”, relató Alberto Basaldúa. Según familiares y allegados Cecilia no presentaba antecedentes psiquiátricos y hay contradicciones en la versión de Mainardi. “Cuando vine a Capilla y le pregunté qué paso me dijo que la había echado, mientras que por teléfono me había dicho que ella se había ido”, declaró el padre de la víctima.

La familia Basaldúa y la familia Bustos permanecerán a la espera de pericias interdisciplinarias y genéticas donde se determinará la vinculación del ADN de Lucas con el de Cecilia a través de un hisopado. Como querellantes, los familiares de la víctima anunciaron que aportarán un perito de control durante la realización de las pruebas: “Buscan incriminar a Lucas”, apuntaron contra el Ministerio Público Fiscal.

Tras conocerse las irregularidades en la causa numerosas organizaciones de derechos humanos y feministas han reclamado “toda la verdad y toda la justicia” por el femicidio de la joven Cecilia Basaldua.