Géneros //// 18.06.2018
"El aborto es un delito; la homosexualidad una enfermedad"

Con esas consignas, la Red Federal de Familias organizará en Santiago del Estero el 2º Congreso Internacional de Educación en el Amor. ¿Tiene respaldo del gobierno provincial?

Por Nicolás Adet Larcher

El aborto es un delito, la homosexualidad una enfermedad, la familia solo está compuesta por mamá y papá, la ideología de género destruye la sociedad, ser padre es cosa de hombres. Bajo el lema “restaurando los valores de la vida y la familia”, estos serán algunos de los talleres y conferencias que tendrán lugar en Santiago del Estero, el 2º Congreso Internacional de Educación en el Amor, organizado por la Red Federal de Familias.

El congreso ya generó polémica, no solo por los temas y los nombres de los talleres, sino también por el aval por parte del Concejo Deliberante de la ciudad de Santiago del Estero, la Cámara de Diputados de la provincia (declarándola de interés educativo y cultural) y la Facultad de Ciencias Exactas y Tecnologías de la Universidad Nacional de Santiago del Estero que la declaró “de interés académico” a través de una resolución. El congreso está dirigido “a formadores” y otorga puntaje docente.

Desde el movimiento de Ni Una Menos de Santiago del Estero ya emitieron un repudio y analizan otras acciones formales contra el evento. Afirman que el congreso preocupa porque “atenta contra todas las leyes vigentes vinculadas a los derechos de las mujeres e identidades disidentes” además, tiene “el aval del Estado provincial para ser realizado”. La publicación de Facebook repudia “su realización porque entendemos que proponen incumplir con la legislación Argentina desde la homo-lesbo-transbifobia y alentando la violencia contra las mujeres desde su fundamentalismo religioso”.

Una de las conferencias durante el congreso estará a cargo de la Dra. Marcela Ferrer Farnier y se denomina “inmadurez psico-afectiva – atracción hacia el mismo sexo” que recoge “experiencias y testimonios en tratamiento”. Para Farnier, la homosexualidad tiene como causa principal la falta de amor y de empatía en el niño o la niña. Dice Farnier que desde esta infancia se puede desarrollar un “complejo homosexual”, como si se tratara de una enfermedad a curar.

En el caso de los debates sobre aborto, se plantearon charlas con el nombre de “Si abortar es un derecho, ¿Vivir es un delito?” y otro llamado “Aborto: lo que se habla” a cargo del Dr. Eduardo Allub, médico a cargo de la maternidad del Hospital público de la provincia. Allub fue repudiado por distintas organizaciones feministas por haberse reconocido como objetor de conciencia frente a la problemática de los abortos clandestinos.

Otro de los paneles fue denominado “Ideología de género” y hay una charla a cargo de la Lic. María de los Ángeles Mainardi llamada “Ideología de género. Destructora de la vida”. A continuación, sigue una charla llamada “Ideología de género metida en el cole” a cargo de Marcos Randler, quién cita casos de chicos “con problemas de homosexualidad” en sus textos, los cuales luchan “profundamente por su recuperación”.

Randler es presidente de la fundación Centro de Estudio y Tratamiento de Enfermedades de la Conducta (CEYTEC) que trabaja en el “respeto de la naturaleza humana de cada persona sufriente”. Con esa perspectiva, Randler estudia la homosexualidad y la “adicción al sexo” desde “procesos mentales, volitivos y afectivos del ser humano” considerando aspectos como la “totalidad unificada de alma y cuerpo a la luz”.

Además del apoyo por parte del Estado provincial y distintas organizaciones de la sociedad civil, el Congreso también es sostenido por distintos referentes religiosos como el Monseñor Enrique Martínez Ossola (Obispo Auxiliar de Santiago), el Padre Gregorio Makantasis, de la Iglesia Ortodoxa y el Pastor Antonio Zaiek, de la Iglesia Evangelista.

El congreso tendrá lugar el próximo 22 y 23 de junio en el Centro de Convenciones de la provincia.