Géneros //// 09.08.2018
Córdoba Verde

“25 mil personas en la calle” dijo por el micrófono la compañera de la Campaña. El objetivo era duplicar la gente que salió en la vigilia por la media sanción en la Cámara de Diputados, pero finalmente, el objetivo fue casi cuadruplicado ¿Cómo se vivió la vigilia en la ciudad donde Macri ganó con el 70%?

Por Martina López
Foto: gentileza de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito - Córdoba.

A las 8 de la mañana comenzaron a armarse los primeros gazebos sobre Av. Hipólito Yrigoyen, una de las arterias centrales de la ciudad. La pantalla gigante se dispone marcando una suerte de kilómetro cero y de allí en adelante van bajando las carpas de las organizaciones hacia el lado del centro. Las últimas, están a tan sólo quince metros del Arzobispado de Córdoba. El mismo edificio desde el cual Raúl Primatesta ejerció el arzobispado durante más de treinta años, dándose la mano con los represores del ’76 y formando parte necesaria de la apropiación de bebés a través de la Casa Cuna de Córdoba.

En el marco de la movilización, AGENCIA PACO URONDO entrevistó a Ayelén Altamirano, de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito: “Es impresionante la movilización, la cantidad de compañeras, de pibas, esto ya es una victoria, que podamos pintarnos el ABORTO con glitter en la cara, es una victoria, que la gente tenga esta necesidad de estar acá, de venir, de hacer la vigilia, creo que es algo que muchas de nosotras nunca nos imaginamos, que el mundo, efectivamente, un día se volvería así de feminista”.

Agencia Paco Urondo: Córdoba es una provincia en general muy conservadora, históricamente de la UCR, llena de Iglesias, con uno de los porcentajes de votantes de Mauricio Macri más altos del país. ¿Cómo pensás que se relaciona esto con la histórica movilización de hoy?

Ayelén Altamirano: Ante todo me parece que durante todo el debate hubo un cierto prejuicio al “interior”, como que el “interior es más conservador que la Capital”. Pero después si te ponés a ver números más tranquila, te das cuenta que no es así… Es cierto que acá en Córdoba hay muchos votantes de Macri, pero justamente, la primera lección que nos da el debate por la Ley de IVE, es que se partieron las aguas en otro sentido.

Creo que lo más sorprendente, en todo caso, es por lo católica que ha sido Córdoba siempre. Pero la Ley de IVE, habilitó un debate histórico que el de separación Iglesia – Estado, que de alguna forma ambos debates van de la mano. Bueno, nosotras como cordobesas, como feministas cordobesas también estamos preparadas y dispuestas a dar el debate acá.

APU: ¿Qué análisis hacés de los Senadores de Córdoba que ya anunciaron que hacia el final de la sesión votarán a favor?

AA: Creo que pase lo que pase, tenemos que ser conscientes, es importantísimo que seamos conscientes que incluso dentro de una derrota, coexisten pequeñas victorias. Que los tres senadores cordobeses vayan a votar a favor, lo veo como una victoria nuestra, de las que formamos parte de La Campaña, pero sobretodo de las pibas. Yo digo, con mucho orgullo: ‘Soy soldada de las millenials’, sin este tremendo movimiento de la Cuarta Ola feminista, sin el glitter verde haciendo presión social en las calles, no hubiera sido posible avanzar hasta acá y con tanta fuerza.

Y después pienso también, en Córdoba tenemos una situación con el Portal de Belén. Lo explico brevemente para que se entienda: en Argentina el aborto es no-punible (que no es lo mismo que legal) para casos de violación o de que ponga en riesgo la salud (entendiéndose integralmente) de la mujer, y desde el 2012 existe un Protocolo para llevar adelante estos abortos. Esto, que es un avance, pero no deja de ser poco, es lo que viene garantizando hace 5 años, que una menor de edad violada pueda abortar, por ejemplo. En Córdoba, el Portal de Belén interpuso un recurso judicial y no se puede aplicar este Protocolo. Bueno, esto nos da la fuerza también, para ir contra eso, para en Córdoba tener acceso al Protocolo de Aborto No Punible.

Para Cristina, la selección

Ya pasó la una de la mañana y la gente se agolpa contra la pantalla gigante. “Está por hablar Cristina”. Por momentos parece mentira que esto sea Córdoba Capital. “Habla la senadora Cristina Fernández de Kirchner” dice la Presidenta de Cámara de Senadores y el público rompe en gritos y aplausos. Estamos a más de 800 km. de ella, no puede escucharnos, pero podemos escucharnos entre nosotras.

“Yo siempre voté a favor de la vida” dice y enumera pausadamente los derechos que conquistamos hasta diciembre de 2015. Una emoción garrafal nos lleva puesta a todas cuando habla de la Ley de Matrimonio Igualitario, cuando habla de la Asignación Universal por Hijo. “A mí me hicieron feminista las miles y miles de chicas que salieron a las calles”.

Durante el discurso no vuela una mosca, cuando hace pausas alguna grita: “¡Te amo, Cristina!”. Nos sentimos un poco incómodas cuando insinúa que en los setenta no existía la desigualdad de género. Pero al final, resulta que es la única que se anima a poner el feminismo en el programa del movimiento: “Nacional, Popular, Democrático y Feminista” dijo, y nos conquistó.