Géneros //// 13.06.2018
Cómo se pensaron los spots donde actrices interpretan historias de abortos

"Somos historias" son once spots (ocho publicados hasta ahora) de testimonios de abortos. Tres mujeres de los colectivos que hicieron posibles los rodajes analizaron la experiencia. Ellas son Liliana Furió (de MuA, Mujeres Audiovisuales), Nara Carreira (de Actrices Argentinas) y Camila Acosta (maquilladora independiente).

Por Malena Ambas y José Cornejo

AGENCIA PACO URONDO: ¿Cómo nace el proyecto?

Nara Carreira: Fuimos convocadas por Claudia Acuña, que se juntó con Dolores Fonzi, Verónica Llinás y otras compañeras. En ese entonces eramos 24 actrices que después pasamos a ser 40 y en la actualidad somos unas 500. En ese grupo se gestó una primera carta de apoyo a la legalización del aborto y de apoyo y pedido.

APU: ¿Esas 500 mujeres se fueron encontrando espontáneamente?

NC: No, fue a partir de la convocatoria de Claudia Acuña y del grupo que generó la primera carta. La primera carta surge entre actrices y se convocó a actrices. Ese chat primero tuvo 24 actrices, después tuvo 40 y ahora tiene 249 porque no te permite más. Pero estamos integradas unas 500. Se gestó una carta que se fue a firmar en MU. Estamos todas, en marzo. 

Liliana Furió :Tenía un objetivo mediático.

NC: Si, las actrices pedimos por la legalización del aborto. Lo que pasa es que eso generó un movimiento  en otros colectivos. Entonces se unieron escritoras, fotógrafas, plásticas, arquitectas para repetir el modelo de la carta. Entonces cada semana se estaba firmando en MU una o dos cartas con la convocatoria. El martes pasado entregamos todas las carpetas al coordinador de Diputados. Tengo un video que dice: 564 actrices, 1000 y pico de arquitectas, tantas otras fotógrafas. 

Cuando firmamos esa primera carta, este colectivo dijo bueno aprovechemos que somos figuras públicas, algunas más que otras, y esta voz que escribimos pongamosla en imágenes. Bueno, hagamos spots. La primera idea fue filmarnos con un celular. Después pensamos en agruparnos con profesionales de los medios audiovisuales para profesionalizar los videos. Así me contacto con Agus Comedi que me dijo “yo pertenezco a MuA” y así se va a armando el mapa grande con realizadoras y maquilladoras. 

Al mismo tiempo empezamos a recolectar relatos de abortos que luego sirvieron para spots donde las actrices interpretan las historias reales. Esos relatos se los pasé a Agustina, ella es guionista así que ella los guionó. Después se sumó una compañera más, Majo Malvares, que hace producción que se ocupó de coordinar todo el cuerpo técnico enorme. Nos prestaron lugares maravillosos, con técnica. Éramos un equipo de 15 personas más 5 actrices por spot. 

APU: ¿Por qué creen que esto pasa ahora?

LF: Me parece que confluyen muchas coyunturas. La virulencia con la que nos vemos obligadas a militar ha hecho crecer exponencialmente el movimiento. Yo milito el feminismo hace 25 años y antes éramos muchas menos. Ahora salimos a la calle masivamente de a millones y cada vez hay más empoderamiento y concientización al respecto. Muchísimas mujeres que hasta hace muy poco decían no al feminismo, están en la calle encendidas fuego. Entonces, un proceso muy largo de muchísimos años que en algún momento encuentra un andamiaje sociopolítico que le da una salida masiva, de necesidad de salir. Un poco en respuesta a esto que se ve venir. Se nos viene la noche en todos los otros ámbitos en cuanto a derechos. 

APU: El mismo gobierno de Mauricio Macri abrió el debate en torno al aborto. ¿Les parece que el gobierno es antiabortista?

Camila Acosta: Claramente, lo que pasa es que en realidad, en lo más profundo de sus fueros, a mi criterio, les importa un choto. Lo que hacen de alguna manera es también correr el eje de muchas problemáticas instalando el aborto. A pesar de ser conscientes, sabemos que es tan necesario y tan urgente que es una oportunidad a la vez. Ahí se está dando una cosa compleja, conflictiva política y socialmente para los partidos y para el feminismo incluso. 

APU: A propósito de los videos de los famosos apoyando la legalización del aborto, ¿cuál cree que tiene que ser el rol de los hombres en esta lucha? 

NC: De igual a igual. En la gestación en el embrión hay dos partes, las dos partes tienen igual responsabilidad. 

LF: Claro, hacete cargo, sos responsable directo absoluto. 

NC: Incluso de la prevención, la salud y la educación sexual. Tiene que haber hombres enseñando a hombres, en todo lo vinculado a la sexualidad. No solo su placer. Hay una cosa de comodidad que deja eso en manos de las mujeres, porque en definitiva la que va a cargar el problema es la mujer. Yo trabajé mucho en espacios de emergencia. Vos veías una mujer con 12 hijos de cuatro padres distintos. Porque la mujer no abandonaba a los chicos, el padre sí. Voy a luchar para exigirle al varón la misma responsabilidad que tengo yo. 

APU: ¿No hay un riesgo de que la participación masculina en el movimiento a favor del aborto haga que los hombres terminen copando el movimiento?

LF: El feminismo tiene un poco este temor porque crecimos con esos moldes, los varones con esos privilegios, con esos roles tan naturalizado. “Los varones son los que saben, los que toman la palabra”. Para deconstruir eso hace falta que se corran.

NC: Me gustaba mucho esta idea que Lili decía: “Si el hombre entra a participar en el movimiento, tiene que ser resignando sus privilegios”. Tiene que ponerse en un estamento de igualdad con la mujer y hacer miti miti. Sin avasallar. 

LF: Poder leer con un poco más de humildad esto que está pasando. No venir a explicar nada ni a tomar la dirección que es lo que naturalmente les sale hacer. Acompañar, informándose y repensándose. 

NC: Es cierto que los tipos con el advenimiento del feminismo va a empezar a perder esos grandes privilegios que tenía. Pero también el machismo le genera un montón de perjuicios profundos porque los despoja de un aspecto de sensibilidad. Los catapulta a tener que vivir en un molde que está cercenado. Yo bailo tango queer http://www.tangoqueer.com/espanol/quienes_somos.html . Es muy interesante la reacción de la gente. Es un movimiento que venimos llevando hace 15 años y se ha instalado en el mundo y constó mucho que saliera del ámbito LGTB para que muchos tipos tangueros tradicionales empezaran a repensarse. Vos ves ahí un nuevo placer cuando pueden salirse de ese molde. 

APU: ¿No ven al feminismo limitado a sectores metropolitanos, de clase media, porteños?

LF: Mirá, yo trabajo mucho con sectores vulnerables y veo un avance fenomenal. 

CA: Yo soy de un San Antonio Oeste, un pueblo de Río Negro, y se generó un movimiento feminista, las Malco. Además que el Encuentro Nacional de Mujeres de este año va a ser cerca, Trelew, provincia de Chubut.

NC: Para haber un movimiento revolucionario tiene que haber una necesidad y una conciencia de que no se puede seguir más así. Lo que antes fue la revolución de los trabajadores ahora es la revolución feminista. 

LF: Lo que le faltaba al discurso de Marx y a la izquierda era resaltar al más oprimido que era la mujer. 

APU: ¿Alguna experiencia que quieran agregar sobre el spot?

CA: Fue una experiencia muy movilizante. Yo era la maquilladora entonces estaba mucho tiempo en el camarín con las actrices y con chicas del staff que venían. Se generaban charlas íntimas. Todas contando relatos propios de abortos o de alguna amiga, de algún familiar. Todas conocemos a alguien. Entonces ahí una se da cuenta también de que es mucho más común de lo que uno cree. Por eso creemos que es tan necesario que salga la ley. Después de los spots todas terminábamos emocionadas, las actrices, todas las que estábamos detrás de cámara. Fue una experiencia genial con un equipo increíble.