Géneros //// 19.10.2018
CABA: Atacaron a estudiantes por llevar el pañuelo verde en un boliche

Un grupo de estudiantes de la escuela Carlos Pellegrini denunció que sufrió "torturas" por parte del personal de seguridad. El hecho ocurrió cuando participaban de una fiesta de egresados en la discoteca de Mandarine Park. 
 

Foto de Maria Jose Grenni 

Por Ludmila Sueiro

Ofelia Fernandez, referente estudiantil, denunció en su cuenta de la red social Twitter que un grupo de estudiantes sufrió "torturas y agresiones" por parte del personal de seguridad del boliche Mandarine Park, ubicado en el complejo Punta Carrasco, en la Costanera porteña. Además, la militante feminista relató que fueron parte de las agresiones efectivos policiales y que no sólo se trató de agresiones verbales y físicas sino que “retuvieron a un grupo de pibas, la mayoría menores de edad, sin motivo alguno”. 

Según detalló Fernandez, los empleados de seguridad de la discoteca “retuvieron a un grupo de pibas en un cuarto sin motivo alguno, les negaron todo tipo de comunicación con el exterior y entre ellas. Los policías estaban totalmente pasados de merca, tiraban los documentos al piso. A una piba la golpearon y la amenazaron de muerte, todo mientras sostenían ideológicamente la tortura diciendo que querían que volviera la dictadura”.

De esta manera, la expresidenta del Centro de Estudiantes del Pellegrini calificó al accionar del personal de seguridad de “abuso de poder arbitrario y horroroso”.  En este mismo sentido, la joven aclaró: “Les molestó que dos pibas se besen, como si no hubiera una Ley de Matrimonio Igualitario sancionada hace años”. Por último, sintetizó también les molestó que “tuvieran el pañuelo verde, que parece que es un arma de fuego muy peligrosa para portar en un lugar así”. 

Por su parte, la estudiante Valentina Toledo del Colegio Nacional Buenos Aires declaró ante el portal Izquierda Diario en relación a los hechos denunciados: "Somos un montón les que queremos salir con nuestros pañuelos verdes y vamos a pelear contra la persecución a les pibes que como nosotros salen a divertirse, porque sabemos que no sólo pasa en Mandarine, esto hacen los empresarios de la noche junto con la yuta, pongamos toda la fuerza de nuestra marea verde para que ningún policía ni patova puedan tocar más a une pibe en un boliche ni que nadie nos haga guardar nuestros pañuelos."

En esta misma línea se expresó la estudiante del Carlos Pellegrini Magali Peralta que afirmó “sepan que las pibas no vamos a permitir un avance represivo en los boliches, en mi caso no quiero salir a un boliche donde mientras nos divertimos, los patovas agarren a una piba menor de edad y se la llevan a un cuarto con la gorra, no me da igual".