fbpx Abuso sexual en Santiago del Estero: "No se dejen callar por nadie" | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Géneros //// 11.05.2020
Abuso sexual en Santiago del Estero: "No se dejen callar por nadie"

AGENCIA PACO URONDO entrevistó a Virginia García, de 17 años, oriunda de Santiago del Estero, quien denunció a Diego Paris, un conocido organizador de eventos relacionados al mundo del cómic en dicha provincia. El denunciado está detenido por el delito de "abuso sexual en concurso" y la fiscal Jessica Lucas decidió elevar los cargos luego de que más víctimas decidieran radicar denuncias similares.

Por Franco Daniel Ardaya

AGENCIA PACO URONDO: Luego de los sucesos ocurridos con Paris, ¿quiénes o que fue lo que la motivó a realizar la denuncia?

Virginia García: Mi padre me dijo “Hagamos la denuncia”, cuando fui a contarle lo que me había hecho Diego Paris. Pero lo que me motivó a tomar la decisión fue que haya traicionado mi confianza, porque yo iba a ensayar confiada de que nunca pasaría nada malo. Pensaba que era un tipo profesional. Él era muy conocido por los eventos que hacía, aun así no le importó jugar con mis ilusiones y la de mis padres que me apoyaron desde el primer momento porque era una oportunidad tremenda.

APU: París se contacta con vos por primera vez de forma virtual el lunes 13 de enero, ¿antes de eso alguien le habló de una idea parecida?

VG: Él me contacto por Instagram. Antes de eso, tenía propuestas de ir a modelar en otra provincia pero nunca acepté porque no me convencía; pero sobre un cortometraje o tener que actuar nunca me habían hablado. Es por eso que me sorprendió muchísimo su propuesta que parecía tan real y profesional. Estaba todo muy detallado y muy bien preparado, y por eso terminé aceptando.

APU: ¿Paris en algún momento hace comentarios o referencias a su situación económica? ¿O la presiona durante "los ensayos" con el tema de la paga?

VG: La verdad es que a mí tanto no me interesaba el tema de la plata, sino la experiencia porque era algo nuevo para mí, algo que nunca había hecho en mi vida. Él sabía que yo soy maquilladora y que trabajo en eso. Muchas veces me dijo que me iba a contratar para maquillar en los eventos que hacía. Sobre el dinero del cortometraje me decía que lo íbamos a ver después, cuando se vendiera el material. Él sabe de mis valores y mi educación porque siempre le dejé en claro la clase de persona que soy, gracias al esfuerzo de mis padres nunca me faltó nada. Jamás le hubiese permitido que me quiera comprar con 2 pesos de más. Para mí era un trabajo y fui muy responsable, pero a él no le importó ni mi esfuerzo ni mi dedicación.

APU: ¿En qué consistían los ensayos con Paris?

VG: En los primeros "ensayos" me hizo ver partes de series y películas donde sorprendían a mujeres por atrás con un pañuelo y las dormían, me decía que tenía que imaginar todo y meterme en el personaje. Al principio llegaba a un laboratorio muy grande y caminaba por un pasillo mirando a los costados y siempre iba con una actitud muy segura y decidida; en un momento me encuentro con un villano (él), le hago una pregunta y empezamos a luchar, lo vencía y me paraba súper victoriosa, pero luego alguien me sorprendía por detrás con un pañuelo con cloroformo y yo tenía que hacer como que me desvanecía e iba perdiendo fuerzas. Después, mientras él me hacía preguntas, despertaba amordazada y atada en una silla. Siempre después de los ensayos, que eran en su departamento, terminaba con dolor de brazos o cuello porque era demasiado bruto, pero según él era para hacerlo más real. Hoy me doy cuenta de que no era así, él lo hacía a propósito para lastimarme y poder tocarme más. En cada ensayo él insistía en usar cloroformo real pero siempre me negué, y en el último ensayo quiso que realizáramos una toma en su cama y también lo rechacé.

APU: Paris expresó en los chats que preparaba una publicidad con las fotos, ¿usted pudo ver algo de los avances que hacía él con el material que sacaban de los supuestos ensayos?

VG: Él me pidió cinco fotos, me tomó las medidas de mi cuerpo para la "doble" que iba a hacer la parte más peligrosa de la actuación y tenían que ser de diferentes ángulos. Me decía que las pasaba a una mujer que era de esa empresa pero nunca me hizo ver nada sobre la "empresa". Me propuso hacer videos y fotos, la mayoría atada y amordazada, para ver cómo avanzábamos con los ensayos pero nunca me mandaba nada, siempre había una excusa.

APU: Hay muchos y muchas jóvenes que quizás quieren acercarse al mundo del espectáculo o sueñan con ser actrices/actores y que en este último tiempo vieron tu historia, ¿qué mensaje les darías?

VG: Que sean fuertes y luchen por sus sueños, pero nunca permitan ninguna falta de respeto o un chantaje. Siempre estén seguros de hacia donde van y con la frente en alto demuestren ser diferentes y valientes; si algo no les gusta que lo griten, hasta que los escuchen, que no se callen por nada ni nadie. No permitan que personas así sigan con su impunidad. Yo creo que si esto no me hubiera pasado a mí él seguiría engañando a más mujeres.