fbpx “Usaba una medicación en sus víctimas que producía una especie de disociación entre el intelecto y el cuerpo”
Géneros //// 06.02.2017
“Usaba una medicación en sus víctimas que producía una especie de disociación entre el intelecto y el cuerpo”

El pasado martes 31 de enero fue detenido en Barrio Norte, Capital Federal, el anestesista Gerardo Billiris acusado de ocasionar lesiones graves a Belén Torres. Una fianza de 80.000 pesos permitió la excarcelación del acusado por una de las causas.

Por Julia Pascolini
El anestesista Gerardo Billiris justificó el ataque a Belén Torres, como resultado de un brote psicótico generado por el consumo de estupefacientes y agregó estar arrepentido de los hechos. Su abogado, Ramón Arigós, avaló esta teoría ante el diario Clarín: “la droga le ha traído más de un problema”, "tiene una hija” y es “un excelente profesional”. Mientras tanto, Fernando Burlando, defensor de la víctima, se refirió al caso como una tentativa de homicidio. “Usaba una medicación en sus víctimas que producía una especie de disociación entre el intelecto y el cuerpo” dijo a la misma fuente acerca de la denuncia por abuso sexual con la que cuenta el acusado.
El abogado de la familia del anestesista, Marcelo Chumbita, dijo a Página 12 que “no se trata de un caso de violencia de género”. Según este “son dos adultos, ella fue a la casa por voluntad propia y tuvieron una pelea en la que los dos resulta con lesiones, ya que él tiene lesiones también”.
El caso de Belén trascendió mediáticamente, permitiendo que otras denunciantes pudiesen revelar su situación, denunciando a Billiris por abuso sexual después de haberla sometido al consumo de la medicación. Así lo confirmó Burlando acerca de otra de las víctimas, de quien se desconoce la identidad.
Belén permanece internada en la clínica de Avellaneda. Billiris fue acusado por lesiones graves y tenencia de drogas. Sin embargo, le fue otorgada la excarcelación por la primera causa a cambio de una fianza de 80.000 pesos.