fbpx Gral. Rodríguez: denuncian por "violencia sexual y laboral" a un funcionario de Cambiemos
Géneros //// 27.05.2016
Gral. Rodríguez: denuncian por "violencia sexual y laboral" a un funcionario de Cambiemos

En el mes de abril se escucharon comentarios en el Palacio municipal sobre quejas de varias empleadas municipales que habrían sido víctimas de maniobras de acoso sexual y laboral por parte de un funcionario de importante nivel dentro de la gestión.

Por Lorena Staffieri
El órgano legislativo citó, para el próximo martes 7 de junio, a cuatro funcionarios municipales del gobierno de Cambiemos. Uno por estar implicado directamente en el hecho y los otros por haber participado de la realización de un acta que hicieron firmar a la empleada que sería víctima de un presunto caso de acoso sexual y laboral.
En el mes de abril se escucharon comentarios en el Palacio municipal sobre quejas de varias empleadas municipales que habrían sido víctimas de maniobras de acoso sexual y laboral por parte de un funcionario de importante nivel dentro de la gestión. Pocos días después de iniciado el rumor, se conoció que varios directores le hicieron firmar, a una de las señaladas como posible víctima de acoso, un acta para negar lo sucedido y así poder mostrar públicamente que esto no había pasado y que solo se trataban de rumores políticos malintencionados.
Si bien en estos momentos de trascendencia, todos los funcionarios de la actual gestión salen a aclarar que no saben cómo llegó al HCD el expediente, lo cierto es que es el Departamento Ejecutivo municipal quien lo envió al Concejo Deliberante. El mismo dice, en una de sus partes, que por rumores que trascendieron sobre hechos de acoso sexual a empleadas municipales, enviaron un acta en la que una trabajadora de la Dirección de Ingresos Públicos sostiene que ella no fue víctima de este tipo de prácticas deleznables. Al pie estaba firmada por la probable víctima, y tres funcionarios, más la directora de Recursos Humanos, Stella del Carre.
Las quejas reiteradas y el acta en cuestión
El acta firmada siempre dejó dudas sobre los objetivos de la misma, ya que no parece estar realizada para conocer la verdad sino para que no haya más ruido sobre el tema. Según lo que trascendió off the record, varias habrían sido las víctimas de maniobras de acoso sexual. Aparentemente, al manifestarles la situación, los responsables de las distintas áreas habrían minimizado el asunto o directamente ignorado las declaraciones de las víctimas.
Cuando uno de los casos traspasó las paredes del municipio algunos de los funcionarios involucrados en el hecho, por acción u omisión, intervinieron para bajar el nivel del daño, y realizaron el acta “de descargo”.
En la copia que llegó a nuestras manos días después de haberse confeccionado (7 de abril pasado), están las firmas de quien habría sido una de las víctimas de acoso en primer término y de Emiliano Zárate (Director de sueldos), Javier Ortellado (Director de ingresos públicos), Stella Maris del Carre (Directora de Recursos Humanos) y Cristian Brilloni (Secretario de Economía).
En la misma, la víctima en cuestión afirma no haber sido acosada laboralmente, pero aclara que no le habría gustado la forma en que uno de sus superiores se había referido al hablarle y que ello no se condecía con los valores familiares enseñados. En cualquiera de los casos esto no haría más que afirmar los rumores, ya que si como dice el acta, la forma en que se habría dirigido su superior no fue la correcta, también estaríamos hablando de un evidente caso de este tipo. O tal vez, los cambistas, al igual que su jefe político, crean que pueden determinar qué es lo que le gusta a las mujeres que los hombres le digan. La violencia se manifiesta de diferentes maneras, suponemos que los funcionarios lo deben saber. O no.
Citación al HCD
La semana pasada se desarrolló la reunión de la Comisión de Legislación en la que se citó para el martes 7 de junio a aquellos funcionarios de Cambiemos que figuran como firmantes en el acta para hacer el descargo sobre la situación. Brilloni sería citado por ser el superior y jefe de área donde se desempeñan, la empleada en cuestión, Zárate y Ortellado. Del Carre, por ser la Directora de Recursos Humanos, e impulsora de la confección y firma del documento que ella dice, era el procedimiento legal correspondiente, también deberá presentarse al Concejo Deliberante a dar las explicaciones correspondientes.
Durante la comisión, se dijo que el concejal Carmelo Maslowski, del Frente Renovador, quiso que el expediente con esta acta pasara desapercibido y no se tratara. Los concejales se dieron cuenta de la intención y lo obligaron a hacerlo. Maslowski y el bloque Cambiemos, actualmente en sintonía, intentaban que el tema pasara a archivo, pero los demás ediles se negaron y se decidió que una comisión ad hoc de concejalas hablara con la empleada y presunta víctima de acoso sexual y laboral.
La reunión se hizo a los pocos minutos en la oficina de la socialista Marina Cordone. El encuentro duró más de una hora, y según lo que trascendió hasta el momento, la empleada no sólo desmintió el acta sino que agregó más datos al respecto. Al terminar la reunión con la víctima, continuó la Comisión de Legislación y allí se decidió citar a los funcionarios implicados para preguntarles por lo sucedido.
El tema sin dudas ya es un escándalo y el gobierno Municipal de Darío Kubar no sólo no reaccionó a tiempo, sino que parece haber optado, en este conflicto, por alinearse junto a los posibles culpables sin prestar la debida atención y asistencia a quienes serían las posibles víctimas.
Declaraciones de los funcionarios implicados
Luego de la citación, Javier Ortellado, Emiliano Zarate, Stella del Carre y Osvaldo Deluca, flamante Director de prensa, hicieron declaraciones radiales sobre lo sucedido. Podrá sorprender en esta lectura las terribles declaraciones de quienes deberían haber estado a la altura de la situación, pero reproducimos sus palabras tal cual las expresaron. Los funcionaros municipales tratando de darle un punto final para reducir el impacto mediático, sin tener en cuenta la situación por la que puede pasar un posible víctima de violencia sexual y laboral. En algunos casos no faltó la repudiable y conservadora justificación sobre la cuestión, como así tampoco la recuperación de la pesada herencia, “no nos rasguemos las vestiduras, porque esta no es la primera vez que pasa”, decía uno de ellos.
Stella del Carre, Directora de Recursos Humanos, quien habló con la denunciante en un primer momento y participó de la firma del acta, declaró que: “Ante la cuestión de una denuncia de acoso como se decía, vino acompañada a mi área la agente municipal acompañada de su director. Ante la evidencia de un evidente acoso, se le pregunta, y en ningún momento me dice que hubo acoso sexual o laboral. Entonces le digo: te invito, te acompaño si vos crees que en algún momento te molestó algo, porque tal vez molesten las formas de las personas y no en sí, una denuncia por acoso. Entonces me dijo que en ningún momento dijo ella de acoso, que en tal caso si alguien se había referido a acoso había sido su padre”.
La Directora de Recursos Humanos intentaba justificar la firma del acta por parte de la supuesta trabajadora que habría sufrido situaciones de acoso como un procedimiento legal que respeta los derechos de la víctima. Sin embargo, el hecho de que la misma sea convocada al lugar donde se firma el acta mientras se encuentra en las inmediaciones la persona acusada de cometer el acoso no es garantía de que la víctima pueda explayarse libremente sobre los hechos sucedidos.
“Entonces le digo, mira, no quiero que sigas involucrada, no te voy a sacar del área porque no corresponde. Pero si tengo que dejarlo por escrito por una cuestión de que llegue el intendente y sepa lo que está pasando” continuaba Del Carre, quien también argumento reiteradamente que no se sometió a la trabajadora municipal a ningún tipo de presión para que firme el acta.
Además, aclara que ella la quiso acompañar “y en ningún momento quiso hacer la denuncia. Pero bueno, firmó de conformidad adelante del Director, conmigo y después firmaron las partes”.
Esta situación, si se permite ejemplificar al respecto, puede compararse con la de cualquier otro trabajador al cual su patrón le sugiere firmar un acta en la cual reconoce errores propios o también inexistencias de injusticias por parte de la patronal. En apariencia, el involucrado firma el papel por acuerdo propio. La realidad es que media allí, implícitamente, una situación de dominación y presión encubierta. El miedo de perder la fuente laboral, y, en este caso concreto, la posibilidad de represalias, que no se esfuman mágicamente porque alguien así lo diga. De esta forma, se recrea un acto cuya finalidad es preservar al gobierno municipal de cualquier impacto negativo que el conocimiento del hecho pueda producir en la opinión pública, sin reparar en el daño contra la persona. El proceso de protección no puede provenir jamás de los victimarios, por ello se entiende que la supuesta víctima debería haber sido asistido por personas ajenas a la institución y preparadas para ello. “Desde mi área nunca se la presionó, podemos hacer un careo. Es más, se tomó una hora para firmar este acuerdo, porque es una nota de acuerdo” agregaba la funcionaria, quien “solidariamente” le dio una hora para pensar que quería hacer.
Del Carre tampoco dudó en repartir responsabilidades: “En realidad esto se tendría que haber hecho desde la secretaria de economía, el Secretario tendría que haberse expresado en mi oficina, pero viendo que después de un rato no se hacía, se hace una nota de descargo de la chica, a favor de la chica, para resguardarla a ella”.La Directora de recursos Humanos también manifestó lo que en muchos casos similares los implicados intentan discursivamente, dar vuelta la taba, poniendo en foco de sospecha a la víctima: “Aparte si vos decís una cosa y a los veinte días te desdecís tampoco eso es bueno. La verdad tampoco se dice en el concejo, hay que hacer la denuncia correspondiente, porque si no estamos todos en el tapete eh. Yo lo que quiero es resguardar a la persona y que no vuelva a pasar”, agregaba manifestando la inexistencia de una denuncia penal sobre los hechos sucedidos.
El actual Director de Prensa y Propaganda Osvaldo Deluca, manifestó que “la idea es transparentar todo lo que sea necesario sobre el tema, porque evidentemente se está hablando del tema de forma empírica. No hay una denuncia concreta, policial como es en estos casos”. Quizás el termino elegido por el funcionario municipal no responda a lo que en realidad haya querido expresar, ya que de hablarse en forma empírica de lo sucedido se estaría hablando en función de la experiencia, de lo que sucedió.
Si bien Deluca no está involucrado en los hechos, manifestó ir a “acompañarlos, obviamente que a emitir mi opinión también”. Además, manifestó que “Los canales por los que soluciona esto, es la denuncia policial”, dando a entender que la participación del Concejo Deliberante sobre el tratamiento de lo sucedido no era la forma de proceder en estos casos. “Esto se va a terminar cuando haya una denuncia policial, porque será la justicia que dirima sobre el hecho. Si a vos te roban, ¿Qué haces? ¿Lo comentás? ¿Lo mediatizás?”, agregó Deluca, igualando una posible situación de acoso con un robo.
El Director de Prensa también indicó que “el intendente ha tomado contacto con el papá, se ha puesto a disposición Natalia Ruiz, de ser ellos, en el caso de que ocurriera, de acompañar en las instancias que fueran necesarias”, intentando desligar al jefe municipal de los sucesos en curso, cuando a este y otros medios, allegados a la víctima expresaron que esto jamás sucedió.
Javier Ortellado, Director de Ingresos Públicos dijo: “Yo como responsable del área la acompañé y, como corresponde, solicitamos la cuestión administrativa que cabe en estos casos y nos ofrecimos a acompañarla a hacer la denuncia. Yo ese día justo estaba en una reunión, pero dispongo a todo el personal como testigo para poder aclarar la situación. Estamos tratando de darle un encuadre a esta situación y un punto final, porque estamos dejando en claro, que no hubo, para que no siga trascendiendo de la manera en que trascendió”. Nuevamente otro funcionario, niega lo sucedido, a pesar de no haber presenciado la situación, aparece aquí más preocupado por querer acallar el tema que por llegar a encontrar la verdad de lo sucedido.
Incómoda situación
En la misma entrevista radial en la que los funcionarios salieron a exponer sus opiniones, se generó una situación tensa, cuando Osvaldo Deluca, mencionó la presencia del padre de la víctima en el estudio, y este lo acusó de querer hacer pública la identidad de la denunciante, situación que también fue repudiada por distintos oyentes. Si bien en ningún momento se mencionó la identidad del padre o de la denunciante, no dejó de ser una situación totalmente repudiable por parte de Deluca, al tratarse de un funcionario de alto cargo en el municipio y que al hacer hablar al padre, solo consiguió debelar la identidad que tanto dice querer resguardar. “Tal vez el padre, que está acá, puede aclarar algo”, dijo el funcionario, a lo que el padre de la víctima, y conocida figura pública contestó: “No tengo nada que aclarar, al hacerme hablar lo estás haciendo público”.
Contradicciones
Muchos señalan la contradicción de que se dé una jornada de concientización, programada para el próximo 3 de junio a las 17:00 hs, con la consigna "Basta de feminicidios", en la Plaza Central, de parte de la organización "Mujeres en compromiso por General Rodríguez", de clara filiación oficialista, cuando hay funcionarios del bloque de Cambiemos que tienen que declarar ante el Consejo Deliberante por un posible encubrimiento en un caso de denuncia de acoso sexual y laboral en el propio ámbito municipal.