fbpx Las mejores series de la década (2010-2019) | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Entretenimiento //// 07.12.2019
Las mejores series de la década (2010-2019)

La década que está por concluir tuvo como protagonista la consolidación del mundo de las series. Por esto, en Entretenimiento decidimos elegir las indispensables de la década, las que más nos gustaron, engancharon o movilizaron.

Por Agustín Mina

La década que está por concluir tuvo como protagonista la consolidación del mundo de las series. El número de producciones creció exponencialmente junto con su calidad, el streaming se convirtió en la manera de consumir y se multiplicaron las plataformas que pelean por ser el hogar de las mejores series.

Por esto, en Entretenimiento decidimos elegir las indispensables de la década, las que más nos gustaron, engancharon o movilizaron; y te invitamos a que nos dejes las tuyas en los comentarios.

10. Big Mouth (Netflix, 2017)

Esta fue una década brillante para las series animadas, con joyas como Big Mouth, una serie sobre la pubertad, el despertar sexual, lo difícil y traumática que es esta etapa y cómo esto es mayormente culpa de una sociedad patriarcal que juzga y desinforma. Cargada de un humor muy sano, esta serie viene a hablar de todos los tabúes de la sexualidad, como la masturbación femenina, señalando a una sociedad que debe cambiar como la responsable de hacer todo más difícil para les jóvenes. También dicen presente la diversidad sexual, los miedos e inseguridades, la discriminación, la inequidad y hasta los abusos.

9. The Magicians (Syfy, 2015)

Si Harry Potter fue un producto sobre les niñes y la magia, algo más bien “family friendly” ,The Magicians le da un toque de madurez y crudeza a estos temas. Ahora es el turno de la universidad de magia, de las inseguridades y la depresión, del sexo y las drogas. La serie nos pone en la piel de un grupo de jóvenes que comienzan a adentrarse en el mundo de la magia, cada uno a su manera y con sus diferentes especialidades. Con una historia que sabe ser muy cruda por momentos, que no tiene miedo de tratar temas delicados y mostrar a sus personajes como seres humanos vulnerables, The Magicians es una de las grandes series de esta década.

8. The Man in the High Castle (Amazon, 2015)

Una distopía en la que los nazis y los japoneses ganaron la Segunda Guerra Mundial y conquistaron el mundo se siente más cerca que nunca en estos tiempos de derechas, racismo y odio generalizado. La serie, basada en el libro homónimo de Philp K. Dick, habla de un Estados Unidos partido en dos, con un lado tomado por el nazismo y otro por los japoneses. Destaca la construcción de un mundo de terror donde la simbología nazi, todas las formas del racismo y el control sobre las personas son moneda corriente. Es muy interesante ver cómo en los Estados del Pacífico (la parte japonesa) ser blanco ya no es un privilegio sino todo lo contrario y cómo la cultura yankee, hoy la hegemónica, pasa a ser la desterrada.

Una historia plagada de misterio y con un eje central sobre la rebelión, la resistencia y la idea de que las cosas pueden ser de otra manera.

7. True Detective (HBO, 2014)

A esta altura ya es un clásico de HBO, que fue un gran protagonista de la década metiendo 5 series en el top 10. Cada temporada de True Detective contó historias distintas con personajes diferentes. La mejor de todas fue sin duda la primera, en la que se narra la búsqueda durante 17 años de un asesino en serie. La serie mezcla la investigación de un caso con los problemas personales de los policías, su pasado, sus personalidades y la tensa relación entre ellos; mención aparte merece el papel de Matthew Mcconaughey en esta primera temporada que es absolutamente brillante.

Asesinatos, abusos, prostitución, pederastia, la iglesia y sectas son algunas de las cosas que aparecen en el recorrido de esta historia contada a través de dos líneas de tiempo distintas.

 

6. Years & Years (BBC y HBO, 2019)

Una de las mejores del año sin dudas. Years & Years es hija del momento en que surge, metiéndose con temas como el ascenso del fascismo democrático de personajes como Bolsonaro, Trump o Boris Johnson. La serie narra, muy a lo Black Mirror, un futuro distópico cargado de tecnología para problematizar sobre ella, pero a diferencia de Black Mirror la tecnología no es el eje clave de esta historia; acá lo que importan son las personas, sus vidas, sus experiencias y como estas moldean su forma de ser, pensar y las decisiones que toman. La familia Lyons sirve cómo el reflejo de una sociedad que cansada de las crisis en su país quiere votar “algo nuevo”. Una serie muy emotiva y con un mensaje tan potente como necesario en estos tiempos.

5. Mr. Robot (USA Network y Anonymous Content, 2015)

Una serie que empezó siendo de nicho, sin grandes campañas de marketing y un debut más que modesto. Pero una propuesta como la de Mr. Robot no iba a pasar por debajo del radar por mucho tiempo. La serie gira alrededor de Eliot Alderson (Rami Malek), un joven con problemas para relacionarse con la gente y más de un trastorno mental que es, como no podía ser de otra manera, un genio informático. Empleado en una empresa de seguridad informática de día y hacker de noche, a Eliot se le presenta la oportunidad de participar en algo más grande que él, una revolución contra el sistema a través de la tecnología. Sorprende cómo crece con las temporadas, los temas que aborda, lo impecable de las interpretaciones y los giros de la trama.

4. Watchmen (HBO, 2019)

Probablemente la serie que se esperaba con más ganas, pero también con más miedo. Hacer una serie de Watchmen es osado, hacer una continuación de la novela gráfica de Alan Moore lo es mucho más. Esta nueva entrega en el universo Watchmen se ubica 34 años después del final de la novela original, lo que le permite analizar las consecuencias de dicho final y traer a algunos de los personajes originales, pero sólo como personajes secundarios. El tema central sobre el que gira la serie es el de la escalada racista de los Estados Unidos, representado en el grupo de supremacistas blancos conocido como La Séptima Caballería.

3. Westworld (HBO, 2016)

Otra apuesta interesante de HBO. Basada en la película homónima de 1973, Westworld nos presenta un futuro en el que multimillonarios pagan fortunas para entrar al parque que recrea el Viejo Oeste. La particularidad del parque es que todas las personas en él, excepto por los “invitados”, son androides hiperrealistas. Esto traza un punto interesante sobre la moral, al ser robots las personas se sienten con la libertad de hacer lo que quieran con ellos, violar, matar, torturar; pero al ser tan compleja su inteligencia artificial, estos androides piensan y sienten, tal como nosotros. Westworld, en su primera temporada, viene a plantear la cuestión de qué es ser humano, qué nos hace tan especiales y distintos como para creernos mejores que otro ser vivo que piensa y siente.

Una serie muy profunda, filosófica y plagada de misterios e intrigas.

2. Game of Thrones (HBO, 2011)

La serie que rompió todos los récords, la serie que vio todo el mundo, aun aquellas personas que no miran series habitualmente o la que no le gusta toda esta cosa fantástica de dragones y gigantes. Game of Thrones fue, sin un lugar a dudas, un fenómeno mundial sin precedentes en términos de lo que generó en sus espectadores; solo comparable con otros gigantes como Lost o Breaking Bad. Desafortunadamente, todas las intrigas políticas, la estrategia, los combates épicos, los misterios por develar, los personajes tan entrañables que supo construir se cayeron a pedazos por un final que no estuvo a la altura. Game of Thrones es otro capítulo en el largo libro de series magníficas que no logran cerrar. Sin embargo, un mal final no borra lo que la serie supo construir en estos ocho años, aunque ciertamente lo empaña.

1. Bojack Horseman (Netflix, 2014)

Netflix se queda con el primer puesto con su drama cómico (y animado) Bojack Horseman. Una serie animada con capítulos de 20 minutos, seis temporadas y muchísimo amor. Sus personajes antropomórficos se prestan para un humor muy particular, mucho juego de palabras, animales en situaciones de personas y las características de cada uno son esenciales en el humor de la serie con más atención al detalle de todas. En la serie seguimos la vida de un grupo de personajes y, si bien Bojack es el protagonista indiscutido, todes hacen su propio viaje, enfrentan sus propios demonios y tienen un peso importante en la trama. La historia gira alrededor del crecimiento personal, de romper los ciclos de conductas nocivas que nos hacen daño a nosotros y al resto. Sobran los golpes bajos, los momentos emotivos, el llanto pero también la risa. De cara el estreno de sus últimos capítulos en enero, Bojack es la serie con la que tenés que recibir esta nueva década si todavía no la viste.

Menciones honoríficas

No todas las series pueden entrar al Top 10, pero acá te dejamos algunas más que tampoco podes dejar pasar:

1. The Boys 

2. Dark

3. Rick & Morty

4. Black Sails

5. Orphan Black