fbpx Kicillof: "Nosotros no queremos un país así" | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Elecciones 2019 //// 05.09.2019
Kicillof: "Nosotros no queremos un país así"

El candidato a gobernador por el Frente de Todos fue invitado al 1er Congreso Industria PYME. Allí no solo opinó sobre la situación actual de la provincia de PBA, sino que reflexionó sobre la macroeconomía del país. “Ningún proyecto de la economía real puede competir contra una tasa del 85% anual", exclamó.

El candidato a gobernador por el Frente de Todos, el diputado Axel Kicillof, estuvo invitado en el 1er Congreso Industrial PYME “Somos Industria”. Allí explicó que la gran causa de la crisis es la política macroeconómica, aunque dejó en claro que no se expresará respecto al tipo de cambio porque “queremos contribuir a que la situación no empeore”. Es por eso que se centró en un diagnóstico sobre la situación actual del sector manufacturero y sus causas.

Sin haberla nombrado de manera directa, el ex ministro de Economía criticó a la actual gobernadora María Eugenia Vidal por no haber reducido los impactos sociales de las consecuencias macroeconómicas: hace más de año y medio que no hay ministro de Producción y son 140 empresas y 1200 puestos de trabajo que se pierden spor mes. "Esta macroeconomía sobre la provincia de Buenos Aires es veneno, es ácido sulfúrico sobre la industria nacional", definió.

"Hay políticas para fomentar el crecimiento, para regular los mercados financieros, políticas comerciales que fomenten el valor agregado y políticas industriales que favorezcan la producción. Aunque algunos piensen que un país industrial es un despilfarro", exclamó el candidato. Además hizo referencia a la no utilización del Banco Provincia respecto a su capacidad de otorgar líneas y tasas preferenciales. 

"Con una macroeconomía favorable, una política provincial puede acelerar la mejora. Es algo que se puede empezar a hacer porque la provincia de Buenos Aires tiene muchísimos instrumentos de política para el sector. La provincia es el corazón productivo del país y tiene que tener una política industrial", exclamó al mismo tiempo que les solicitó a los empresarios que colaboren aportando desde su lugar soluciones para mejorar la Argentina. "Hay una probabilidad muy alta de que la política macroeconómica mejore", confirmó.

Allí también hizo referencia a la macroeconomía del presidente Mauricio Macri y la denominó como “la tormenta perfecta” ya que hubo cuatro causales conflictivas: apertura indiscriminada, el tarifazo, la devaluación con licuación de salarios y las altas tasas de interés. La apertura de importaciones fue calificada como “indiscriminada” y aclaró que en el 2017 hubo récord de déficit externo como consecuencia de ello. Además fue contundente respecto a los tarifazos: “No comulgo con esta escuela económica. A título personal creo que los recursos hidrocarburíferos son de los argentinos y los frutos de esta ventaja deben ser distribuidos y no se los pueden llevar las empresas privadas".

En su discurso se tomó el tiempo de recordar las primeras políticas económicas que se tradujeron en una caída en las ventas de todos los sectores. Como consecuencia de la devaluación de casi un 8% en el poder adquisitivo apenas asumió el macrismo. Y finalmente remarcó que con la actual tasa de interés "no solo el capital es caro, sino que es impagable. Ningún proyecto de la economía real puede competir contra una tasa del 85% anual". "Es la destrucción masiva de la industria. En este país solo pueden vivir los exportadores de materias primas con poco valor agregado, el sector financiero y los que cobran las tarifas en dólares”, confirmó. Y agregó: "Nosotros no queremos un país así".