fbpx ¿Cuán delirante es el sueño del peronismo de ganar en primera vuelta? | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Elecciones 2019 //// 31.07.2019
¿Cuán delirante es el sueño del peronismo de ganar en primera vuelta?

En el balotaje de 2015, el peronismo obtuvo en los principales distritos los siguientes resultados: Buenos Aires, 51%, Córdoba, 28%, Capital Federal, 35%, Santa Fe, 45%, Entre Ríos, 46%, Mendoza, 42% y Tucumán, 58%. Necesita acercarse a esas cifras para quedarse con la primera vuelta. ¿Imposible?

Por Enrique de la Calle

En general, todas las encuestas coinciden en que será el candidato del Frente de Todos, Alberto Fernández, el ganador de las próximas primarias. Sin embargo, todas difieren sobre los posibles resultados y casi ninguna ve al peronismo kirchnerista con un triunfo que lo acerque al 45% de los votos necesarios para vencer en primera vuelta sin esperar otra combinación (40% más 10). ¿Es un delirio ese escenario?

El siguiente artículo evitará revisar informes de consultoras, donde sobresalen operaciones de todo tipo, y viajará en el tiempo, más precisamente, a 2015. Como se sabe, el entonces candidato de un sector mayoritario del justicialismo, Daniel Scioli, alcanzó en el balotaje el 49% de los votos. Si el peronismo repite ahora, en primera vuelta, ese porcentaje, se quedará con el triunfo definitivo.  

¿Cómo llegó Scioli a ese 49%? En trazos gruesos, logró quedarse con el 38% propio que obtuvo en primera ronda y luego sumó 10 puntos del massismo, que había sacado 21 a nivel nacional. Ahora, kirchneristas, justicialistas ortodoxos y renovadores irán juntos, lo que ya de por sí es una gran noticia para el Frente de Todos, que arranca con una propuesta de unidad que le permitirá evitar - en principio - la dispersión electoral. 

Aquel 49%, además, se construyó a partir de los siguientes números parciales en los principales distritos nacionales (que representan el 71% del electorado): Buenos Aires, 51%, Córdoba, 28%, Capital Federal, 35%, Santa Fe, 45%, Entre Ríos, 46%, Mendoza, 42% y Tucumán, 58%. El peronismo debe mantener esos números para soñar con el 45%: en realidad, tiene para perder 4 puntos a nivel nacional, lo que le da un margen de alrededor de 1 millón de votos. Ese margen incluye un interrogante extra que tiene que ver con los más de 700 mil votantes nuevos que tendrá esta elección. 

En principio, pareciera que Alberto puede repetir lo realizado por Scioli en el balotaje de 2015 en: Capital Federal, Entre Ríos, Mendoza, Santa Fe y Tucumán. En Córdoba, tal vez, incluso pueda aspirar a superar el 30% (serían 400 mil votos más), lo que le permita compensar algún punto que se pierda en otro distrito. 

En Buenos Aires, por su parte, se supone que el peronismo kirchnerista terminará abajo de aquel 51% y será clave saber por cuánto. Cada punto menos en PBA resta 100 mil votos. En las legislativas de 2017, Unidad Ciudadana y 1País sumaron juntos el 47%. Los dos dirigentes que encabezaron por separado hace dos años, ahora estarán juntos en la misma boleta (Cristina como candidata a vice y Sergio Massa encabezando la lista a diputado nacional). ¿Cuánto sumará la mentada "unidad"? "En política, 2 + 2 a veces da 4, a veces da 5 y otras da 3", se suele repetir en la militancia partidaria. Si el Frente de Todos quiere fantasear con un triunfo en primera vuelta por motus propio (sin necesidad de otras ecuaciones) deberá superar con alguna holgura la línea del 40% en suelo bonaerense. ¿Imposible?