Elecciones 2017 //// 19.10.2017
Elecciones legislativas ¿Qué se juega el 22 de octubre?

El autor reflexiona sobre las elecciones de medio término: "el domingo se elige entre posverdad y realidad". Por Fernando Latrille 

Por Fernando Latrille 

El domingo se vota por la posverdad o la realidad. La realidad es que el propio Cambiemos presentó en el Mini Davos de 2016 como había encontrado el país: con baja desocupación, con crecimiento de la actividad económica y un mercado interno pujante producto del desendeudamiento. Expresaron ante inversores algo totalmente distinto y muy lejos de esa pesada herencia (posverdad) que tan bien vendieron con ayuda de sus socios lo medios hegemónicos de comunicación. 

Y el domingo en la provincia de Buenos Aires existirá la misma atención y tensión que sucedió en las PASO. Es una elección de medio término, es una elección legislativa, pero la candidatura de CFK lo polariza todo, se lo come todo, y se vive políticamente una intensidad por la persecución que llevaron adelante desde Cambiemos con todo lo que catalogaron K y lo que no también lo tildaron como tal, cuando no pudieron cooptarlo o someterlo por presiones. Ejemplo de ello es la Procuradora General de la Nación. 

En la provincia de Buenos Aires la polarización es total. Cambiemos, representando la posverdad. Unidad Ciudadana representando la realidad. Cristina intentó hacer campaña con la realidad e instaló en las entrevistas a las que se sometió- aunque  siempre la hicieron hablar más del pasado que del presente angustiante- un tema crucial como lo es el de la deuda externa del que está prohibido hablar en los medios que blindan a Cambiemos. José Cornejo, director de AGENCIA PACO URONDO, realizó una excelente entrevista a los autores de Endeudar y Fugar, Eduardo Basualdo expresó en ella algo sumamente importante que es lo que se juega el domingo: “si cambiemos no alcanza la hegemonía política, si no hay subordinación del trabajo al capital, si no entran capitales, este ciclo de endeudamiento va a encontrar un límite” .

“Argentina en 20 meses tomó la porción de deuda más alta del mundo. El 20% de la deuda global es Argentina”. Le remarcó Cristina Fernández de Kirchner a Gerardo Rozín en Telefe y añadió como dato alarmante “tenemos 65 mil millones de dólares en lebacs y tenemos 100 mil millones más de dólares en deuda afuera”, para luego hablarle a sus votantes y expresar: “Yo sé que usted señora que por ahí está revolviendo el guiso no entiende mucho esto de la deuda pero a muchas mujeres les pasó que no entendieron y después sus hijos hacían cola en las puertas de las embajadas para irse del país porque el país había volado por los aires". 

Cambiemos tomó un bono de deuda a 100 años y sin embargo eso no generó ni cacerolazos, ni indignación, porque parece que la hipoteca del futuro no interesa. “El hermano de Quintana es dueño o por lo menos miembro del estudio jurídico que emitió los bonos de la provincia de Buenos Aires, de Chubut, de Salta, por miles de millones de dólares”, le espetó CFK a Rozín y le dio tarea al decirle “¿preguntale también a Mariu (Vidal) cuánto cobraron de comisión el hermano de Quintana?”, dejándole evidencia de la estafa. 

Pero se sabe que “la sultana”, como calificó CFK a Vidal en la cátedra que brindó en el encuentro junto a economistas, está blindada y nadie le ha preguntado en su periplo por los medios junto al enmudecido candidato Esteban Bullrich quién pagará y cómo el escandaloso endeudamiento en la  provincia de Buenos Aires que está en el puesto 22 de endeudamiento global según la consultora internacional Bloomberg. Arriba de Buenos Aires, los dos inmediatamente anteriores, son: el estado de Qatar y el sultanato de Omán. De ahí la ironía de CFK de llamar a la gobernadora Vidal “la sultana”. 

Un tema invisibilizado por los grandes medios aliados es el que el periodismo militante de la verdad solamente puso sobre el tapete, buscando que esa realidad sea contada antes de que el país estalle por los aires como decía CFK, porque sabemos que esa posverdad que Cambiemos propone no se sostiene por mucho tiempo y chocará con la realidad.  

La elección del domingo es también una lucha entre la realidad y la posverdad que se vende en esos medios que se llaman independientes que como decía Jauretche "la prensa independiente no existe, y la independencia es una máscara para hacer pasar la mercadería de contrabando como agua corriente 'incolora, inodora e insípida' para que el estómago del lector no se prevenga defensivamente”, no se equivocaba don Arturo y añadía: “Por eso, es preferible la prensa de partido, con definición, porque no se propone sorprender al incauto dándole como verdad absoluta o como inocente información, la que es su verdad partidaria y su información subjetivada" (Revista Palabra Argentina 28/12 1965). Veremos el domingo qué triunfó. Sabemos de qué lado de la mecha nos encontramos y seguiremos militando por la verdad porque sabemos que al final siempre triunfa, más allá del resultado.