fbpx El tablero entrerriano a 3 meses de las elecciones legislativas | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Elecciones 2017 //// 15.05.2017
El tablero entrerriano a 3 meses de las elecciones legislativas

Con cinco alternativas electorales, la provincia elegirá diputados nacionales, como antesala a los comicios generales de 2019. ¿Cuáles son los principales nombres que aparecen en escena?

Por Mariano Osuna

A tres meses que se realicen las elecciones Primarias Abiertas Simultáneas Obligatorias, que definirán la composición del Congreso de la Nación durante los últimos dos años del mandato del gobierno de Mauricio Macri, Entre Ríos se configura en un escenario electoral que tendrá cinco propuestas legislativas. El oficialismo, bajo la conducción de Gustavo Bordet, conformado mayoritariamente por el peronismo, con la diversidad identitaria que esa denominación confiere (desde el Frente Entrerriano Federal al kirchnerismo), con una propuesta por consenso o dos alternativas en las PASO; Cambiemos, con una base territorial de la Unión Cívica Radical, la estructura de Gobierno del PRO bajo la dirección de Rogelio Frigerio, y una pata autodenominada peronista; el Frente Renovador, ya sin Jorge Busti ni Adrián Fuertes (ambos sumados al oficialismo), intentará encontrar en las figuras de Alejandro Bahler, Luis Leissa y Emilio Martínez Garbino una opción competitiva electoralmente; MST – Nueva Izquierda, iniciativa que tuvo en 2015 a Luis Meiners como candidato a gobernador, y que se encuadra en la expresión del Nuevo Mas a nivel nacional; y una quinta lista que incluirá a la Corriente Clasista y Combativa, el Partido Socialista, Libres del Sur, el Partido Comunista Revolucionario y el GEN (partido de Margarita Stolbizer, que en Entre Ríos fue parte de Cambiemos hasta hace algunos meses).

En las elecciones que se desarrollarán el 13 de agosto y el 22 de octubre, se elegirán 127 diputados nacionales, mientras que Entre Ríos renovará cinco bancas que actualmente ocupan Jorge D’ Agostino de la Unión Cívica Radical (Cambiemos); Cristina Cremer de Busti de Unión por Entre Ríos (Frente Renovador); y Carolina Gaillard, Jorge Barreto y Lautaro Gervasoni, los tres del Frente Para la Victoria.

Los comicios serán una evaluación de la gestión nacional, en la mitad del mandato de Mauricio Macri, como también atravesará a las administraciones provinciales, a las fuerzas políticas que se van consolidando como alternativas hacia las presidenciales de 2019, y a las disputas internas de cada una de esas iniciativas. En Entre Ríos, el oficialismo se juega sus posibilidades en un contexto nacional inverso, mientras que Cambiemos intentará dar el batacazo que no pudo en 2015. Las otras tres fuerzas, sin representación en el Congreso provincial, buscarán una banca en la Cámara nacional.

Salvo aisladas excepciones, el Partido Justicialista reconoce en Gustavo Bordet la conducción del proceso electoral y de la propuesta en los comicios de medio término. En sus declaraciones, también en sus gestos, el Gobernador ha planteado una estrategia de inclusión de los diversos sectores que se identifican como peronismo, abarcando al Frente Entrerriano Federal y al Frente Para la Victoria. Su intención es una lista única por el oficialismo que represente esa diversidad ideológica, donde el bustismo se encuentra cómodo, mientras que el kirchnerismo lo sigue masticando. Escenario de un escrutinio donde se define si los diputados acompañarán varias medidas nacionales o serán opositores a esas propuestas (Kunath, Cremer de Busti y Guastavino estarían en el primer grupo, mientras que Solanas, Huss y Barreto en el segundo). Gaillard y Gervasoni tuvieron idas y vueltas durante las votaciones.

En ese abanico diverso que propone Bordet, Agenda Abierta informó sobre una danza de nombres que incluyen al ex gobernador Jorge Busti, a los legisladores nacionales Jorge Barreto y Cristina Cremer, a los intendentes Martín Piaggio (Gualeguaychú), Silvia Moreno (Feliciano), Néstor Landra (Tabossi), y José Lauritto (Concepción del Uruguay),al diputado provincial Bahillo, al ex intendente de Concordia Carlos “Calucho” Cresto, a los funcionarios provinciales José Halle, Laura Stratta, Mayda Cresto y Nicolas Mathieu, al ex presidente de la CARU Hernán Orduna, a la ex intendenta Blanca Osuna, al ex vice intendente Gastón Grand, y al secretario General del Movimiento Evita, Emiliano Gómez Tutau.

Algunos de ellos, como Barreto, Landra, Tutau y Busti, ya se encuentran lanzados en sus candidaturas, recorriendo la provincia en búsqueda de apoyos hacia las PASO. Otros están visibles en los pasillos del Ejecutivo, como parte del rompecabezas electoral, donde el Gobernador expresó que dejará jugar abiertamente sin obstáculos. La primera opción será la lista de consenso, la segunda una interna limpia.

Cambiemos estuvo compuesto en las últimas elecciones en Entre Ríos por la Unión Cívica Radical, el PRO, el GEN y el partido FE, en un resultado electoral que consolidó el desarrollo territorial de la alianza nacional gobernante en municipios, pero también en ambas cámaras. Con Rogelio Frigerio como figura significativa, Cambiemos intenta realizar una propuesta competitiva que le arrebate los diputados al oficialismo provincial.

Por el lado del PRO, el intendente de Basavilbaso, Gustavo Hein, la viceintendenta Josefina Etienot, el ex candidato a intendente de Concepción del Uruguay, Juan Ruiz Orrico, y el presidente de la Sociedad Rural, Luis Miguel Etchevehere, son las propuestas más visibles hacia agosto y octubre. Por su parte, la UCR cuenta entre sus anotados al actual diputado nacional Jorge D’ Agostino, al funcionario nacional Fabián Rogel, al intendente de Chajarí Pedro Galimberti, al ex senador nacional Juan Carlos Arralde, la ex presidenta de la UCR de Concordia, Cielo Espejo, y el dirigente Jaime Benedetti. Juan Domingo Zacarías apuesta a ser la pata peronista de Cambiemos, y Alfredo De Ángeli y Atilio Benedetti parecen descartados del armado, aunque por su alto nivel de conocimiento son figuras siempre necesarias.

El Frente Renovador, la expresión que conduce Sergio Massa a nivel nacional, sufre el deterioro de la polarización en todo el territorio, incluso en su refugio principal, provincia de Buenos Aires, donde en el 2013 ganó en las elecciones legislativas. En Entre Ríos el escenario se complica más, si se considera que la fórmula que compitió para gobernador en 2015, Adrián Fuertes y Jorge Busti, se encuentran en el oficialismo provincial, y que los dos municipios conquistados, Villaguay y San Benito, también se fueron de las filas renovadoras. En ese contexto, el espacio deberá buscar nombres competitivos para disputar una banca nacional, que de territorialidad a los sueños de la gobernación en 2019. El diputado provincial Alejandro Bahler, los dirigentes Luis Leissa, Emilio Martínez Garbino y el referente de la juventud Felipe Martínez Garbino son los nombres que más fuerte aparecen.

El MST – Nueva Izquierda, sin representación en el Congreso provincial, compitió en los últimos comicios, con la figura de Luis Meiners como candidato a gobernador. Sin posibilidad de acuerdos con otros sectores autodenominados de izquierda, como el Partido Comunista Revolucionario, el Partido Socialista o Libres del Sur, el MST buscará su primera banca nacional desde Entre Ríos.

En sus últimas declaraciones han planteado que Cambiemos y el Frente Para la Victoria es una falsa dicotomía, y que la verdadera polarización está entre los gobernantes que ajustan y los sectores sociales víctimas de estas decisiones. Por tal motivo, tampoco se acuerda con la foto conocida estos últimos días, autoproclamada como Progresistas, porque para la Nueva Izquierda fueron soporte de las medidas implementadas en estos primeros dos años de Gobierno. Los dirigentes Luis Meiners, Nadia Burgos y Gabriel Geist aparecen como cabeza de lista para las legislativas de este año.

Esta semana apareció una foto de unidad de distintos sectores políticos que incluía a Proyecto Sur, el Partido Comunista Revolucionario, la Corriente Clasista y Combativa, Libres del Sur, el Partido Socialista, entre otras fuerzas. Con guiños al GEN y también al Frente Renovador, este espacio intenta desarmar la polarización generada en Entre Ríos entre el oficialismo provincial y Cambiemos. Aunque los nombres sobran, aún restan otros encuentros para definir el formato de la quinta lista de legisladores que habrá en Entre Ríos.

La indefinición de Cristina Fernández sobre su rol en estas elecciones, la incertidumbre sobre la o las listas que competirán en el peronismo con el fin de consolidarse como la primera alternativa hacia las presidenciales de 2019; los acuerdos que logre el Frente Renovador, en tiempos donde dirigentes de primera línea, como Alberto Fernández y Felipe Solá, apuestan a la vuelta al Partido Justicialista, o por lo menos a la organización de un gran frente electoral, como invita Bordet en Entre Ríos; la confección de nombres en el primer desafío electoral de Cambiemos bajo la conducción de la administración nacional; y el aprovechamiento que las fuerzas de izquierda realicen de la crisis de representatividad de los partidos tradicionales, serán piezas fundamentales en un tablero que aún se encuentra inconcluso.

A 3 meses de las PASO, el reloj no espera las indefiniciones de momento ni los tiempos de microclima político. Internas o lista de unidad, como gobernabilidad u oposición, son sólo parte del engranaje en un escrutinio que, no sólo definirá la composición del Congreso, sino marcará la dirección de las propuestas presidenciales del 2019.