Educación //// 12.09.2018
Moreno: un distrito escolar en desidia y sin respuestas

"El jueves 2 de agosto, a las 8:06, explotó una garrafa en una escuela del conurbano bonaerense. La vice directora y el portero murieron mientras preparaban el desayuno para sus estudiantes. Hasta ahí lo que todos sabemos. Pero, ¿en qué quedó semejante demostración del riesgo que se corre, hoy por hoy, al asistir a un establecimiento educativo en Buenos Aires?"

Por Paloma Baldi

En Moreno no fue posible un feliz día del maestro. Aislada por el cerco mediático la comunidad educativa resiste a la posibilidad de que la indiferencia de Vidal los deje morir, literalmente. Hace más de un mes que todas las escuelas de todos los niveles, están cerradas porque, como consecuencia de la desidia gubernamental, fallecieron dos personas en la escuela Nº49.

El caso es conocido pero no mediático. El jueves 2 de agosto, a las 8.06, estalló una garrafa en una escuela del conurbano bonaerense. La vice directora y el portero murieron mientras preparaban el desayuno para sus estudiantes. Hasta ahí lo que todos sabemos. Pero, ¿en qué quedó semejante demostración del riesgo que se corre, hoy por hoy, al asistir a un establecimiento educativo en Buenos Aires?

Por un lado desde la gobernación la respuesta fue un control de gas: una supervisión de las escuelas que les dio como resultado que el 90% tenía problemas, no hubo frente a este dato ninguna reacción concreta. Faltarían, además, las revisiones de infraestructura, agua, electricidad, etc. Por otro lado, está la comunidad educativa organizada en asambleas y reuniones de directivos, padres, inspectores y alumnos, que decidieron cerrar los más de 250 establecimientos educativos que dan clases a 92.937 estudiantes, según el censo provincial del 2017.

En diálogo con AGENCIA PACO URONDO,  una docente del distrito comentó: “El problema de la muerte de Sandra y de Rubén es que fue el punto máximo, ya la escuelas estaban destruidas hace rato y después de esto se decidió que no se abren los establecimientos hasta que no se controle y resuelva la situación de la última escuela. Lo interesante fue que inmediatamente los inspectores decidieron que iban a acompañar las decisiones de los directivos. Hasta la explosión el tema era que si vos planteabas que ‘no funciona la garrafa’, te decían ‘igual tienen que dar clase’; ‘no hay agua’ o ‘hay electricidad en las paredes’, la respuesta siempre fue ‘igual tienen que dar clase’. Había todo un mandato, en la obligatoriedad de la cantidad de días de clase, que hacía que los docentes siguiéramos dando clases en esas condiciones”. Y es en esas condiciones que se siguen dando clases en el resto de la provincia.

Dentro del marco de esta lucha, el pasado 2 de septiembre se realizó una marcha que concentró columnas desde cinco puntos del distrito de Moreno. La convocatoria, de más de quince mil personas, fue realizada por las asambleas de directivos de las escuelas, SUTEBA y las organizaciones sociales vinculadas a ATE. “Que haya habido tanta gente en la marcha, fortalece la lucha. A nosotros nos sirvió como vara y como una continuidad, porque si se cumplió un mes, literalmente esto nos fortalece” afirman desde los espacios de docentes del distrito. 

El mayor problema actualmente es la ausencia absoluta de respuesta. Quienes sostienen las medidas de fuerza denuncian que, transcurrido más de un mes no ha habido ningún indicio de que tengan un plan de acción desde el Gobierno. Apenas comenzaron las tareas de reconstrucción de la escuela que quedó destrozada por la explosión. Denuncian, además, que existe un cerco mediático que protege la responsabilidad de la gobernadora María Eugenia Vidal: “nos hicieron una entrevista de Cablevisión a tres docentes y habremos nombrado a Vidal 50 veces cada una. En el recorte que mostraron finalmente eso nunca apareció, parece que no hubiera existido. ¿Dónde está todo lo que dijimos de Vidal? Es muy alevoso”.

Finalmente, y en una lucha que se extiende, las y los docentes de Moreno están plantados en un acampe frente al Consejo Escolar para cuidar que no se roben la documentación que allí se guarda. Esta medida fue imprescindible luego de una serie de denuncias, vídeo por medio, donde se ve que tres personas retiraron cajas con papeles durante el transcurso del día de la explosión. En ese mismo acampe, que está cortando una de las avenidas principales de Moreno a la altura de Victorica y las vías, se están realizando distintas actividades todos los días: hay espectáculos, artistas, artesanos, clases públicas, lecturas de documentos, talleres, etc. Para seguir con más detalles las novedades allí se puede mirar la página de Facebook “Acampe del consejo escolar de Moreno”.

Luego de la marcha del 2 de septiembre se acercó, por primera vez, el Director de Consejos Escolares de la Provincia de Buenos Aires, Marcelo Di Mario, y luego de un encuentro de casi 10 horas con la multitud que compone el reclamo, se logró la firma de la declaración de emergencia en el distrito de Moreno hasta el 11 de septiembre. Este miércoles 12 de septiembre se reunirá la  Unidad Educativa de Gestión Distrital (UEGD), dónde inspectores, sindicalistas, municipales, directivos y docentes podrán encontrarse con personal de Infraestructura y Consejos Escolares. La expectativa generada luego del encuentro con Di Mario es que ese sea el momento de la presentación del plan de acción sobre cómo se procederá en el arreglo de cada una de las escuelas del distrito.