fbpx Se desaceleraron en diciembre las subas de los alimentos
Economía //// 30.12.2010
Se desaceleraron en diciembre las subas de los alimentos

Capital Federal (Agencia Paco Urondo, publicado en ¡La Nación!) Históricamente es un mes de fuertes aumentos, pero esta vez, sorpresivamente, fueron más moderados.

 

Con sorpresa, la mayoría de las mediciones privadas dieron cuenta de una marcada desaceleración de las subas de precios de los alimentos en diciembre. Tradicionalmente, la inflación pega un salto en el último mes del año impulsada por los aumentos en casi todas las categorías de alimentos y bebidas. Esta vez, sin embargo, las subas en esta categoría vienen mucho más moderadas, aunque la desaceleración no alcanzó para que 2010 no cierre con una inflación muy alta, que oscilará entre 23 y 25 por ciento, lo que significa la mayor suba en el costo de vida desde 2002.
El freno en las subas de los alimentos en diciembre se explica en gran parte por la evolución de los precios de la carne. En las últimas semanas, la hacienda en pie registró bajas superiores al 10%, que no se trasladaron a los precios al público en las carnicerías, pero que al menos sirvieron para evitar que se produjeran las tradicionales subas de fin de año.
"Alimentos viene más tranquilo de lo que esperábamos. A diferencia de lo que venía pasando en los últimos meses, la carne se calmó y tampoco se notan grandes aumentos en el resto de los alimentos frescos. Con este panorama, la inflación de diciembre nos da cerca de 1,5% y el año estaría cerrando en 23,3%", explicó Marina Dal Poggetto, economista del estudio Bein.
Suba moderada
En la misma línea, el relevamiento que realiza la consultora Economía & Regiones precisó que en diciembre la canasta de alimentos y bebidas tuvo un alza del 0,7%, frente al 2,1% registrado en noviembre y el 5% de octubre. Según esta medición, en el último mes de 2010 se registraron aumentos en frutas, verduras y lácteos, pero los incrementos estuvieron claramente por debajo de los promedios del resto del año. De hecho, el 0,7% de diciembre significó, después del 0,6% de abril, la segunda menor suba registrada en alimentos a lo largo de todo el año.
La medición que realiza el estudio de Orlando J. Ferreres también dio cuenta de un incremento promedio en el precio de los alimentos por debajo de las expectativas que se habían formado, a partir del ritmo de los aumentos de los últimos meses. "En diciembre la inflación estará en torno al 2%, aunque sorprendió que los alimentos vengan más tranquilos de lo que se esperaba, con lo cual el año está cerrando con un alza del 26% en el costo de vida", señaló Milagros Gismondi, economista del estudio Ferreres.
En Finsoport también estiman que la inflación de diciembre se ubicará por debajo del 2%, con los alimentos subiendo 1,6%, aunque en los últimos meses acumulan un alza del 27 por ciento.
A pesar de la desaceleración de diciembre, los analistas privados sostienen que no hay muchos motivos para festejar. "Se trata de la inflación más alta desde 2002, cuando los precios habían llegado al 40%, pero igual el panorama no es muy diferente del que se vivió en 2007 y 2008. Esos dos años cerraron con una inflación en torno al 20%, es decir, un porcentaje similar al de 2010, si se excluyera la carne, que por sí sola representó cuatro puntos de la inflación de este año", señaló Dal Poggetto.
Perspectivas
Las perspectivas para el año que está por comenzar tampoco son demasiado optimistas. "Este año está cerrando con una inflación de 28% y para 2011 esperamos una cifra un poco más alta, superando la barrera del 30%. La carne va a seguir complicando el panorama en materia de precios, porque hay un faltante estructural, y con la economía creciendo en torno al 5 o 6% la demanda va a seguir en alza", señaló el economista Camilo Tiscornia.
La idea de que la inflación seguirá ocupando un papel preponderante en la agenda económica es compartida por la consultora ACM. "Para 2011, incluso considerando subas más modestas en el precio de la carne, no esperamos una moderación en la inflación, principalmente porque no se vislumbra un cambio en el rumbo de la política económica, en un contexto menos propicio para políticas expansivas", precisó Javier Alvaredo, director de ACM. (Agencia Paco Urondo)