Economía //// 03.01.2017
Santiago del Estero: despidos en la textil Coteminas

Se trata de 70 trabajadores aunque los gremios sostienen que podrán echar a 300 en los próximas semanas. Para la empresa, los despidos tienen que ver con la apertura de las importaciones.

Por Nicolás Adet Larcher
Las primeras horas del 2017 no comenzaron de la mejor forma para empresas y trabajadores. En Santiago del Estero – en sintonía con la caída del rubro textil durante todo 2016 – la empresa de sábanas y toallas COTEMINAS ARGENTINAS S.A. despidió a una porción de su planta luego de haber recurrido a reducciones horarias durante los últimos meses, como una manera de intentar frenar los desajustes económicos provocados en el mercado interno a causa de la apertura de importaciones.
Coteminas es una de las empresas más importantes dentro del rubro textil y una de las principales fuentes de mano de obra en Santiago que no responden al empleo estatal. La firma es brasileña, en donde tiene la mayor parte de sus fábricas y tiene su planta argentina en Santiago donde se emplea a 1.000 personas. El déficit de la fábrica fue notable durante los primeros meses del gobierno de Mauricio Macri, a causa de las políticas económicas aplicadas para quitar las barreras a las importaciones.
El contexto económico lo fue todo. Mientras que en mayo de 2015, Coteminas planeaba invertir 6 millones de dólares en Santiago del Estero con una inversión de 3,6 millones en maquinaria, en mayo de 2016, la fábrica adelantó las vacaciones de los trabajadores y suspendíó a 700, además de reducir las jornadas laborales en por lo menos 48 hs. En 2011, la fábrica había invertido 96 millones de pesos en la provincia.
En febrero el Ministro de Producción de la Nación, Francisco Cabrera visitó la provincia y junto a la gobernadora Claudia Ledesma, visitaron la fábrica. En esa visita, Cabrera remarcó que “uno de los grandes objetivos de nuestro ministerio es generar más y mejores empleos en el país” y en ese sentido había prometido “inversiones productivas que permitan la creación de puestos de trabajo en Santiago del Estero”. Los datos dicen otra cosa.
Según un comunicado del Ministerio de Producción de Santiago, los despidos en Coteminas se extienden a 70 trabajadores, otras fuentes hablan de un número mayor que estaría entre 200 y 300 trabajadores. En septiembre ya se pensaba en reducir la planta en al menos 240 trabajadores. La empresa argumentó que los despidos se dieron por el ya mencionado incremento de las importaciones y agrega que otros motivos fueron la caída en el consumo y el aumento en los costos de producción. El Secretario General de la Asociación Obrera Textil, Gustavo Morales, había afirmado al medio La Banda Diario que solamente en diciembre se importó alrededor de un 80% en toallas, lo que fue un golpe muy duro para la empresa.
Un informe elaborado por el CONICET, FLACSO y distintas universidades nacionales, determinó que desde diciembre de 2015 fueron desplazados 14.925 trabajadores solo en el rubro textil, mientras que detallan a Coteminas como uno de los casos paradigmáticos en reducciones, suspensiones, reducción horaria y demás acciones junto a Broderie Suizo Argentina, Hilados I y II, TN Planex, Guilford, Unisol – perteneciente a Puma – y Felsom, entre otras. En concreto, el informe asegura que “El sector se ha visto seriamente afectado por la caída del consumo local y la apertura importadora, con 3205 despidos y 11.720 suspensiones”.
Durante 2011, Coteminas se había consagrado como el mayor frabricante de toallas del mercado argentino. La planta santiagueña, incluso, tenía una productividad estratégica superior a la de las fábricas instaladas en Brasil, lo que extendía los planes a largo plazo de los empresarios brasileños. Hoy, Coteminas está a un paso de cerrar sus puertas, dejando a cientos de familias en la calle.