Economía //// 15.05.2018
Ni el riesgo país se salvó de la crisis cambiaria (¿ese índice ya no importa?)

El índice relevado por el JP Morgan se incrementó 19 puntos tras la devaluación de las últimas semanas. Hasta hace unos meses, el macrismo mostraba lo que pasaba en el riesgo país para dar cuenta de la sustentabilidad del modelo económico. 

La alzada del dólar y la desconfianza del mercado por la falta de estabilidad de la moneda norteamericana tuvo un impactó en la medición del riesgo país. Según informó el JP Morgan el índice subió 19 puntos y alcanzó los 500 puntos. Esto implica un incremento del 4.2%, su mayor valor desde diciembre del 2016. En este marco, el Instituto Internacional de Finanzas sostuvo que la devaluación clausuró “la mitad de la sobrevaloración que calculamos previamente, pero persiste cierta sobrevaloración y, en muchos aspectos, es la cuestión subyacente clave”.

Asimismo, el organismo que aglutina las entidades financieras explicó que la devaluación de las últimas semanas “ha reducido la escala de esa sobrevaloración, pero teniendo en cuenta el hecho de que otras monedas emergentes también están cayendo, especialmente el real brasileño, y teniendo en cuenta también el traspaso a precios, nuestro mejor juicio es que el grado de sobrevaloración se ha reducido a la mitad”.

El cambio en el índice es un golpe en el orgullo macrista: hasta hace unos meses, el Gobierno (y sus medios aliados) se jactaba de cualquier mejora en ese indicador bursátil. Ahora, el riesgo país volvió a no importar...

Además, la entidad consideró que la Argentina debería ampliar la deuda con el Fondo Monetario Internacional ya que “en segundo lugar, un rescate de 30.000 millones de dólares puede ser suficiente para la estabilización, pero podría decirse que se encuentra en el extremo inferior”.

Cabe recordar que el Banco Central se encuentra este martes es una jornada clave. Ya que deberá afrontar vencimientos de “Lebac” equivalentes a 670.000 millones de pesos.  Esta cifra implica cerca del 53% del stock total de letras y el 67% de la base monetaria.

Según detalló la consultora Portolio Personal: “La renovación total de los vencimientos está descartada, y no sólo por las circunstancias actuales del mercado, sino por la historia reciente. En las cuatro licitaciones de este año, el banco central dejó afuera –es decir, no llegó a renovar- en promedio un 14% de los vencimientos”.