Economía //// 26.12.2018
Las ventas navideñas tuvieron su peor caída en 10 años

Según la Cámara de Medianos Empresarios (CAME), la caída fue del 9% en relación a diciembre de 2017. Sigue el derrumbe del consumo popular. 

Por Nicolás Adet Larcher

Diciembre suele ser un mes de expectativas entre comerciantes frente a las fiestas de fin de año, por la capacidad de algunas personas de permitirse hábitos de consumo un poco más holgados. Sin embargo, no fue el caso de este diciembre.

Para la CAME fue “una navidad muy tranquila” respecto a años anteriores, según el relevamiento realizado entre el 22 y el 24 de diciembre en más de 2.380 comercios pequeños y medianos de todo el país. “No se notó el espíritu navideño de otros años” dice el informe y agrega que “para muchas familias el regalo de esta festividad fue el viaje a la costa o hacia lugares de escapadas, lo que también resintió la venta de bienes…”. El gasto promedio por persona fue de $870 y hubo un repunte en las ventas online que se dispararon al 4,3% respecto al año anterior, aunque no llegaron a compensar la caída en los comercios físicos.

Los comercios se la rebuscaron. Ofrecieron promociones, vendieron lo que pudieron, lanzaron ofertas del 2X1, descuentos entre 40% y 50% y con eso pudieron sostener algunas ventas para tratar de redondear algunos números. Se resignó la rentabilidad a cambio de la liquidez, “aún con márgenes mínimos de ganancias” y quienes no pudieron ponerse a ese nivel, estuvieron por debajo de las ventas del año pasado.

Fueron los 13 rubros relevados los que terminaron en baja, con caídas de hasta el 14,4% como fueron de joyerías y relojerías, así como el caso de electrodomésticos y electrónicos. La inflación, la suba del dólar y el retraso en el aumento de los salarios se hizo notar con fuerza.

Como dice el informe de la CAME, la caída en las ventas minoritas este año fue de 9%, la peor caída en diez años si se toma en cuenta que la última vez que hubo un número similar fue del 7% en 2008, en el peor momento de la crisis financiera internacional. Luego, según datos de la propia CAME, el consumo repuntó en 2009 (8,1%), 2010 (17,1%), 2011 (10,4%), 2012 (13,3%), 2013 (4,6%), 2014 (2,5%), 2015 (4,3%) para luego caer a partir de 2016 con un -2,1% y tener un leve incremento del 0,8% en 2017.