Economía //// 26.07.2019
La UIA manifestó su temor por el acuerdo Mercosur - Unión Europea

Empresarios solicitaron al gobierno de Cambiemos un estudio oficial por parte de Cancillería que demuestre el impacto real del acuerdo en la industria local. Muchos despertaron sus alarma ante una apertura indiscriminada del mercado, perdida de rentabilidad y en consecuencia una destrucción de puestos de trabajo preanunciado.

Integrantes de la Unión Industrial Argentina pidieron a funcionarios del gobierno de Cambiemos que se presente un estudio oficial en el que se haya estudiado el posible impacto que tendría en la producción local. Este acuerdo comercial despertó miedos respecto a la apertura indiscriminada de las fronteras comerciales y que en consecuencia perjudique a la industria local.

Uno de los grandes temores de las PyMES es el de darle lugar a un mercado imposible de poder afrontar en caso de tener que competir con industria europea. Más específicamente entre los que exportan a Brasil. Es por ello que se solicitó un informe que evalúe el impacto de la industria local en un mercado como el que propone el acuerdo entre Mercosur - Unión Europea.

En una entrevista con el diario Ámbito Financiero, Guillermo Moretti, vicepresidente regional de UIA, reforzó la idea de la solicitud de un estudio de Cancillería que haya evaluado el impacto. También aseguró que irán al Congreso para formar parte del debate. Pero por otro lado, expresó: “Hay que tener en cuenta que el 70% de las exportaciones industriales van allá”. "Uno no se puede negar a ir a venderle a un mercado de 800 millones de personas”, agregó.

Estimaron que este acuerdo se trabajará a lo largo del 2020 y que estará condicionado con la renovación legislativa que se incorporará a partir del 10 de diciembre del 2019. Si bien la apertura total de las fronteras se completará dentro de 15 años, el temor dentro de los industriales es que en miras de ese futuro condicionante ya comience a resquebrajarse la frágil previsibilidad comercial.

Hasta la consulta macrista Ecolatina, la actual diferencia positiva comercial que tiene Argentina sobre Brasil podría llegar a desaparecer en caso que se ponga en marcha el acuerdo. Allí se destaca que los sectores más perjudicados serían el automotor, autopartista, farmacéuticos, metalúrgico, y químico.