Economía //// 31.01.2019
"La flexibilización laboral que quiere Macri es una imposición del FMI"

El secretario de la Central de Entidades Nacionales y vocal de la Fundación Protejer cuestionó la política económica de Cambiemos y su sumisión a las exigencias de la entidad multilateral de crédito. Aseguró que la flexibilización laboral no es un tema de preocupación para los industriales pymes.

Las cámaras textiles pyme y los sindicatos del sector alzaron la voz en contra de la flexibilización laboral que impulsaría el Mauricio Macri. Aseguran que el tema central se corre de lado: asa por la recesión económica y la política de altas de interés que ponen en riesgo la continuidad del sector.

“Este tema de la reforma laboral que el gobierno trae de los pelos no tienen nada que ver con la problemática del sector, ni con la problemática general del comercio y de la industria argentina que tiene que ver con el desplome del mercado interno y las altísimas tasas que hacen imposible rearmar el capital de trabajo. El Gobierno no lo trae de casualidad, lo trae por una imposición del FMI”, expresó en Radio 10 el dirigente industrial pyme y referente de la Fundación Protejer, Raúl Hutin.

"El mayor crecimiento de mi propia empresa se dio cuando tuvimos tasas del 9,9% para financiar capital de trabajo y la compra de tecnología de primera línea", describió.

Hutin aseguró que el gobierno macrista no tiene un proyecto industrial y recalcó que de los de cuatro sectores más importantes de la economía, el industrial es el más afectado.

“Estamos en el 43,7% de capacidad instalada, pero no se tocó piso porque enero y febrero será peor. Lo que viene no nos deja ninguna esperanza”, remarcó.

“La tasa del Banco Central debería estar en 9.9% que fue cuando las pymes estuvieron mejor y podían financiarse. En ese entonces crecíamos e invertíamos. Las máquinas que traemos las traemos para trabajo argentino para argentinos para recrear el mercado interno”, destacó.