Economía //// 22.11.2018
“En la Argentina, sólo el IVA genera 2 millones de pobres”

La economista española Rosa Cañete habló de la realidad política y económica de América Latina, y de las razones por las que a su juicio crece la desigualdad en la región. “Las élites con más riqueza y poder acaban imponiendo su interés por encima de las mayorías”, sentenció.

La Coordinadora Regional del Programa de Lucha contra la Desigualdad y Captura del Estado para América Latina Rosa Cañete pasó por el aire de Radio 10 y realizó una descripción del panorama que vive la región en materia social y económica.

La autora del reciente libro “Democracias capturadas: Cómo las democracias de América Latina están orientadas hacia la ganancias de unos pocos”, aseguró que los Estados latinoamericanos utilizan la recaudación de tributos para fomentar una mayor desigualdad, en virtud de la ausencia de criterios diferentes que le den una mayor progresividad a los impuestos.

“Los instrumentos fiscales para reducir la pobreza acaban no reduciéndola suficientemente la desigualdad, sino que generan pobreza. En Argentina, sólo el IVA genera 2 millones de pobres, porque se está priorizando los intereses de quienes tienen renta, capital, y propiedades. En gobiernos anteriores, esa pérdida se compensaba con gasto público pero ahora ya no ocurre por las políticas de austeridad”, manifestó Cañete.

Sobre el particular consignó que “más del 70% de la recaudación proviene de los impuestos al consumo, que los pagan por igual un pobre como un rico y por tanto profundiza la desigualdad”.

“Si bien sabemos qué políticas públicas aplicar para enfrentar a la desigualdad y reducir los niveles de concentración de la economía en tan pocas manos, es muy difícil ponerlas en marcha principalmente porque es una lucha política y de intereses, y las élites suelen ganarla porque no solo tienen mucha riqueza sino también concentran mucho poder y y acaban imponiendo su interés por encima de las mayorías”, acotó la economista acerca de cómo se resuelve la puja distributiva en la región.

“Las políticas de austeridad vuelven a primar en la región cuando han probado no ser útiles contra la desigualdad. Necesitamos de Estados fuertes que consigan desarrollar y garantizar servicios públicos universales y de calidad. Y Estados eficientes donde cada peso que se gaste se lo haga para garantizar derechos porque ha habido fuertes problemas de corrupción en la región”, finalizó.