Economía //// 26.12.2017
“El verdadero caldo de cultivo del visible malestar es la parálisis económica”

Lo afirmó el ex secretario de Comercio, Guillermo Moreno, junto a otros especialistas, en el marco de una columna sobre el estado actual de la economía. 

En un nuevo artículo publicado en el diario BAE, especializado en temas económicos, el ex secretario de Comercio, Guillermo Moreno, junto a los economistas Norberto Itzcovich y Claudio Comari, realizó un análisis sobre la situación económica.  En su reflexión, los especialistas consideraron, en relación a las protestas de la semana pasada contra el gobierno por la reforma previsional, que  “la paciencia (de la sociedad) para transitar un nuevo ciclo recesivo se ha agotado”. A su vez, recordaron que “nuestros estudios de opinión pública, al igual que los de muchos colegas, indicaban que el balance del primer tramo del gobierno de Macri resultaba predominantemente negativo, sin que ello se constituyera en óbice para otorgarle una nueva chance de dar satisfacción a las expectativas generadas”.

De esta manera, la columna sintetiza: “La conflictividad social emergente durante el corriente mes de diciembre pareciera estar expresando tal tensión en los estados de ánimo colectivos”.

En esta misma línea explicaron: “es así, ya que el verdadero caldo de cultivo del visible malestar es la parálisis, o retroceso, que cada uno experimenta en su actividad económica, una vez superadas las elecciones, más allá de que se haya expresado a partir de los debates por la reforma jubilatoria.

Para los economistas “las palabras del Presidente de la Nación (con las que, subrayábamos dos semanas atrás, concuerdan los diagnósticos de todas las bibliotecas económicas), caracterizando a la macroeconomía ´en una posición de altísima fragilidad´ y que se orienta ´a estallar`, catalizaron el proceso”.

Por otro lado, el texto se refirió de forma dura al paquete de reformas de ajuste del Gobierno:  “Todo esto a la vez que el ´paquete de reformas´, presentado como una panacea, ha sufrido una cantidad de retoques improvisados tal, que resulta imposible saber con precisión si el desequilibrio fiscal se redujo o, como parece, se magnificó.