Economía //// 08.06.2018
“El principal enemigo del Gobierno es el acuerdo que firmó con el FMI”

El economista Andrés Asiain dialogó con AGENCIA PACO URONDO sobre el anuncio del cierre del acuerdo del Gobierno macrista con el Fondo Monetario Internacional. “Políticamente hablando, el acuerdo manda al Gobierno al muere”, sostuvo.

Por Santiago Asorey

En el marco del anuncio del cierre del acuerdo del Gobierno de Mauricio Macri con el Fondo Monetario Internacional, AGENCIA PACO URONDO entrevistó al economista y director del Centro de Estudios Económicos y Sociales Scalabrini Ortiz, Andrés Asiain, en relación a las implicancias de la intervención del organismo de crédito para el futuro de la economía argentina.

APU: El gobierno intentó presentar el acuerdo del blindaje de 50 mil millones de dólares como una buena noticia que descomprime la situación de la economía argentina. ¿Qué mirada tiene sobre las consecuencias del mismo?

Andrés Asiain: La idea de la negociación es que la plata que ponga el FMI se use exclusivamente para pagar los vencimientos del capital de la deuda pública en dólar. Vos hacés la cuenta a 30 meses de los vencimientos de capital y son aproximadamente 50 mil millones de dólares. El FMI entonces pone la plata para asegurarse que no haya default de la deuda y que los acreedores (bancos internacionales, fondos de inversión) cobren. Ellos, que son los que hacen lobby y manejan al FMI. Parte de la negociación es que el Gobierno no puede usar la plata para otra cosa. Es decir que el FMI lo que dice es "nosotros ponemos los verdes pero solo para pagar deuda externa". Se aseguran cobrar ellos. Es una estatización de los acreedores. No ponen un peso para financiar la fuga de capitales, aclara explícitamente que no se puede usar la plata para eso. Por eso el Banco Central retira hoy del mercado de cambio la oferta que tenía de 5.000 millones de dólares a 25 pesos. Porque no puede usar la plata del FMI para sostener el valor de dólar. Tiene que dejar que la cotización del dólar fluctué. 

APU: ¿Cree que eso puede llevar a la profundización de la crisis cambiaria?

AA: Sí. Claramente, en la Argentina esto implica una política desestabilizadora. Dejar el dólar fluctuante en el marco de una corrida cambiaria es demencial. Esto es sin duda lo más acuciante. Es autodestructivo. Ni la CGT, ni los movimientos sociales, ni el kirchnerismo en la oposición, representan el peligro para el gobierno que implica este acuerdo. Al lado del FMI son nenes de pecho que le hacen caricias al Gobierno. El principal enemigo del Gobierno es el acuerdo que firmó con el FMI.

APU ¿Cuál es el alcance del acuerdo del FMI en la intervención de las políticas económicas en materia de ajuste?

AA: El FMI te está diseñado la política económica entera. Te están diciendo que suba el dólar todo lo que tiene que subir. En términos de presupuesto te dice dónde tenés que hacer los recortes. Se acordó pactar recortes en obra pública, en transferencias a las provincias y en tarifas. Lo que busca, en última instancia este programa, es que el próximo gobierno tenga que ir al Fondo Monetario Internacional para cobrar la próxima cuota y no entrar en default. Entonces el próximo gobierno estará forzado a validar este programa. Es la reconstrucción de la cadena de la dependencia, que se había roto en la etapa de Néstor Kirchner que aprovechó los buenos precios de las materias primas para cancelar la deuda externa y generar autonomía. 

APU: ¿Qué implica un mandato de reducción de déficit fiscal en el acuerdo teniendo en cuenta que se avizora un año electoral?

AA: Las partidas de reducción son esas que te mencionaba antes: obra pública, transferencias a las provincias y tarifas. Los tarifazos van a seguir a todo ritmo. Políticamente hablando, el acuerdo del FMI manda al Gobierno al muere. Pero creo que consideran que lo importante es que cualquier gobierno que asuma en el 2019 lo va a hacer muy condicionado y va tener que renegociar con el FMI.