fbpx El Gobierno quiere regular el mercado local de capitales
Economía //// 26.05.2010
El Gobierno quiere regular el mercado local de capitales

Capital Federal (Agencia Paco Urondo, por Martín Kanenguiser, publicado en La Nación) Procura eliminar la autorregulación, que rige desde 1968, en el control del lavado de dinero.

 
Con el telón de fondo de la crisis global, el Gobierno quiere reformar la ley de oferta pública para poder intervenir en el mercado de capitales doméstico, como respuesta a la creciente presión internacional para que el país redoble las medidas contra el lavado de dinero.
La idea ya provoca polémica entre los agentes de bolsa y en analistas financieros, que no están de acuerdo con dejar de lado el concepto de "autorregulación" con el que se rigen desde hace 42 años.
El anteproyecto que analiza la comisión nacional de valores (CNV) para su elevación al Congreso busca condensar la experiencia internacional, en particular de los casos de Chile y Brasil, anticiparon a LA NACION fuentes oficiales.
La idea de reformar la ley de oferta pública (17.811), sancionada en 1968, comenzó a considerarse en la gestión de Eduardo Hecker en la CNV, pero en ese momento el Gobierno no le brindó apoyo.
La intención es que la CNV, ahora conducida por Alejandro Vanoli, pueda tener "la facultad de sancionar a los agentes de bolsa y del mercado de valores si se detectan irregularidades, algo que ahora está en manos del propio mercado".
Ahora, con el crítico informe del Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI), que incluye críticas por la falta de controles en el mercado de capitales, el Gobierno podría acelerar esta reforma.
En el reporte de 200 páginas que está en manos del Gobierno se menciona esta cuestión, más allá de que los cuestionamientos más fuertes apuntan a la Unidad de Información Financiera (UIF).
En un mes exactamente, en un plenario del GAFI en París, el Gobierno tendrá la posibilidad de plantear los cambios necesarios para que no haya pedidos de sanciones, que pueden afectar más aún los costos financieros del país.
Las fuentes oficiales admitieron que "el GAFI señaló que hay que subsanar la cuestión de la falta de poder sancionatorio por parte del Estado, más allá de que hay otras razones para cambiar la ley".
Sin embargo, el presidente de la Bolsa porteña, Adelmo Gabbi, dijo a LA NACION que "no hay mejor forma de control contra el lavado que la que ejerce el propio mercado, porque en la Argentina sólo se puede operar con dinero blanco y sabiendo el origen de los fondos".
"Sería ridículo eliminar la autorregulación; en 42 años de vigencia de la ley no hubo problemas. Podemos debatir un proyecto para modernizarla, pero habría que hacerlo entre todos", señaló
El economista Eduardo Blasco, titular de la consultora Maxinver, y el jefe de analistas de SBS, Francisco Prack, señalaron que, si hay un cambio legal, debe ser parte de una reforma integral para potenciar el pequeño mercado local.
"Hay una combinación de causas que explican que el mercado sea tan chico, un problema regulatorio, los continuos sobresaltos macroeconómicos y la actitud de las empresas en general de no querer cotizar", señaló Blasco.
Una de las cuestiones que podrían ayudar a cambiar esta reticencia, agregó Blasco, es un incentivo impositivo explícito.
En tanto, Prack aclaró que, antes que nada, "hay que conocer el proyecto del Gobierno para saber si alienta el mercado de capitales o no". En particular, consideró que "si la intención es promover la participación de las pymes, no se trata de hacerlo a través de una ley".
Pero un ex funcionario nacional indicó que "una nueva ley puede ayudar a modernizar la situación financiera del país, con un mercado más transparente".
En cambio, Martín Paolantonio, socio del estudio jurídico Paolantonio & Legón, expresó su disconformidad: "No aprecio en el mercado de capitales argentino ni escándalos financieros ni problemas sistémicos que apoyen un cambio de sistema". El abogado sostuvo que países como Estados Unidos e Inglaterra demuestran que los reclamos se pueden manejar con "organizaciones autorregulatorias", como el caso argentino. "Si hay problemas con el GAFI, dudo de que la única solución satisfactoria sea cambiar el concepto de autorregulación", dijo Paolantonio.
Según el especialista en mercado de capitales, la iniciativa oficial puede responder a "cierto descontento del Gobierno por la no adopción o adopción con cuentagotas de regulaciones directas por parte de las propias entidades autorreguladas". (Agencia Paco Urondo)